Se cumplen diez años del grado en Relaciones Internacionales

Los primeros alumnos de Relaciones Internacionales llegaron a las aulas de la universidad en 2009

COMILLAS - CIHS  | 

Décimo aniversario de Relaciones Internacionales en Comillas

Son muchos los fenómenos globales que afectan a nuestro día a día, las relaciones comerciales, la gestión de las migraciones, el combate del terrorismo o la gestión del cambio climático, cuestiones que no tienen soluciones nacionales, y necesitan el concurso de distintos actores internacionales, como los estados, las empresas multinacionales, las organizaciones internacionales o los organismos multilaterales. Para entender estos procesos, y liderarlos, son necesarios profesionales capaces de contribuir con su pensamiento y su trabajo. La Facultad de Ciencias Humanas y Sociales (Comillas CIHS) supo ver esto con antelación, y fue pionera en la creación del Grado en Relaciones Internacionales.

“No fue fácil introducirlo en España porque era desconocido, no había tradición. Tomamos la decisión porque el mundo cada vez más interconectado requería profesionales que se dedicaran a entender y a gestionar las relaciones políticas, económicas y jurídicas internacionales”, recuerda José Manuel Saénz Rotko, primer jefe de estudios del Doble Grado en Relaciones Internacionales y Traducción e Interpretación

"El grado empezó siendo pequeño. Una apuesta con 60 alumnos cada año, y en combinación con Traducción e Interpretación, uniendo los conocimientos y fortalezas trasversales de las Relaciones Internacionales con los soft skills que aporta esa segunda titulación. Primero como Traducción e Interpretación y, desde 2016, como Global Communication", explica Rotko.

“Ha cambiado mucho la logística. Nos encontrábamos en una sede en el centro de Madrid, en la calle Quintana, en un momento en el que todo eran incógnitas: cómo iba a funcionar el título, cómo iban reaccionar los estudiantes a las cosas que estábamos proponiendo”, rememora Emilio Sáenz-Francés, director del Departamento de Relaciones Internacionales, que por aquel entonces comenzaba también a dar clase en esta universidad.

Por el camino las preguntas se fueron respondiendo. La titulación se mudó al campus de Cantoblanco, los primeros alumnos se graduaron y tuvieron gran éxito laboral. “La primera promoción siempre asume muchos desafíos, sobre los que se va construyendo el aprendizaje de los que llegan detrás", afirma Sáenz-Francés.

En estos diez años se han afianzado cuestiones fundamentales: la creación del Departamento de Relaciones Internacionales, para vehicular la investigación y coordinar la docencia, y con él la revista Comillas Journal of International Relations. En términos académicos, el éxito del título provocó la evolución de E-5, al Doble Grado en Derecho y Relaciones Internacionales; el nacimiento E-6, Doble Grado en Administración y Dirección de Empresas y Relaciones Internacionales, y el lanzamiento del Doble Grado en Relaciones Internacionales y Bachelor in Global Communication.

Diez años dan para mucho, muy bueno y muy positivo para la universidad, pero, sobre todo, para los estudiantes. Los egresados valoran mucho las capacidades adquiridas en Comillas: habilidades de comunicación y síntesis, idiomas, especialización, prácticas,  estancias en el extranjero, seminarios internacionales… Cuestiones fundamentales para su desarrollo personal y profesional.

"He aprendido mucho de formación social y diplomacia”, afirma Lucía Mosquera, de la promoción 2016. “Yo trabajo con clientes internacionales, así que todo lo que he aprendido en comunicación intercultural me ha servido mucho”, añade su compañera Carolina Pötsch (promoción 2016). Para José Luis Izaguirre (promoción 2015), “lo principal son los conocimientos trasversales, una visión global y analítica que marca la diferencia”.

“Pueden jugar muchos papeles porque le hemos formado en ámbitos distintos, lo que les permite trabajar en un abanico muy amplio de temas y lugares”, afirma la profesora Heike Pintor. “Me gustaría verles en organismos internacionales, donde pueden tener un gran impacto y cambiar muchas cosas. Espero que trabajen en temas de paz, en temas vinculados con diplomacia o comercio exterior, y que eso ayude a mejorar las relaciones entre países”, completa.

Las aspiraciones de Pintor no van desencaminadas, los alumni de trabajan ya para organizaciones internacionales de primer nivel, como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo o la Unión Europea; en la carrera diplomática, después de haber superado exigentes procesos de oposición; en organizaciones de la sociedad civil como la Fundación Konrad Adenauer, el World Economic Forum o el Tony Blair Institute for Global Change, entre otras; o en el sector privado, en empresas como Banco Santander, PwC o Boston Consulting Group.

“Lo que aquí queremos hacer, y creo que conseguimos, es formar no solamente a los mejores profesionales, sino también a personas con una dimensión ética fundamental que les ayude a gestionar de una manera positiva y constructiva, ese mundo de incertidumbres en el que vivimos”, señala Sáenz-Francés.

 

ANIVERSARIO CON SÓLIDEZ Y CALIDAD, por Pablo Biderbost. Jefe de Estudios de los grados en Relaciones Internacionales, Global Communication
y Traducción e Interpretación

El Grado en Relaciones Internacionales de nuestra universidad ha cumplido su primera década. Varios son los indicadores que atestiguan su solidez y calidad. El primero de ellos es el vinculado a los espacios laborales en los que se han insertado nuestros egresados. Los antiguos alumnos trabajan para organizaciones internacionales de primer nivel, en la carrera diplomática, en organizaciones ampliamente reconocidas de la sociedad civil y en el sector privado. Esta potente inserción en el mercado de trabajo es producto, entre otros factores, de la experiencia internacional que poseen al finalizar la formación como consecuencia de los intercambios académicos, de las prácticas que hacen durante la carrera y de la profunda formación en idiomas que, en tiempos recientes, se ha extendido hasta inglés, francés, alemán, chino, árabe y portugués.  

El segundo de los indicadores que delata la fortaleza de la titulación es que originalmente estaba combinada con Traducción e Interpretación, y hoy también lo está con los Grados en Global Communication, Derecho, Administración de Empresas y Businesss Analytics. La existencia de todas estas combinaciones permite dar cauce a las diferentes vocaciones con las que los potenciales alumnos se acercan a nuestra universidad y, a la vez, facilitar la provisión de recursos humanos al mercado, dotados de adecuadas herramientas para hacer frente a las diferentes dimensiones que componen el actual proceso de globalización. 

El tercero de los indicadores está ligado al reconocimiento que la comunidad de profesores e investigadores del área de Relaciones Internacionales de nuestra universidad consigue allende nuestros muros. Sus publicaciones de alto impacto, su frecuente participación en medios de comunicación y su incorporación en redes globales de producción científica han sido la base fundamental para la consecución de esta visibilidad. La incremental inclusión de profesores que son practitioners destacados en el campo de la diplomacia, las políticas públicas y la economía internacional refuerza este proceso.

 

Son muchos los fenómenos globales que afectan a nuestro día a día, las relaciones comerciales, la gestión de las migraciones, el combate del terrorismo o la gestión del cambio climático, cuestiones que no tienen soluciones nacionales, y necesitan el concurso de distintos actores internacionales, como los estados, las empresas multinacionales, las organizaciones internacionales o los organismos multilaterales. Para entender estos procesos, y liderarlos, son necesarios profesionales capaces de contribuir con su pensamiento y su trabajo. La Facultad de Ciencias Humanas y Sociales (Comillas CIHS) supo ver esto con antelación, y fue pionera en la creación del Grado en Relaciones Internacionales. 
“No fue fácil introducirlo en España porque era desconocido, no había tradición. Tomamos la decisión porque el mundo cada vez más interconectado requería profesionales que se dedicaran a entender y a gestionar las relaciones políticas, económicas y jurídicas internacionales”, recuerda José Manuel Saénz Rotko, primer jefe de estudios del Doble Grado en Relaciones Internacionales y Traducción e Interpretación.  
"El grado empezó siendo pequeño. Una apuesta con 60 alumnos cada año, y en combinación con Traducción e Interpretación, uniendo los conocimientos y fortalezas trasversales de las Relaciones Internacionales con los soft skills que aporta esa segunda titulación. Primero como Traducción e Interpretación y, desde 2016, como Global Communication", explica Rotko. 
“Ha cambiado mucho la logística. Nos encontrábamos en una sede en el centro de Madrid, en la calle Quintana, en un momento en el que todo eran incógnitas: cómo iba a funcionar el título, cómo iban reaccionar los estudiantes a las cosas que estábamos proponiendo”, rememora Emilio Sáenz-Francés, director del Departamento de Relaciones Internacionales, que por aquel entonces comenzaba también a dar clase en esta universidad. 
Por el camino las preguntas se fueron respondiendo. La titulación se mudó al campus de Cantoblanco, los primeros alumnos se graduaron y tuvieron gran éxito laboral. “La primera promoción siempre asume muchos desafíos, sobre los que se va construyendo el aprendizaje de los que llegan detrás", afirma Sáenz-Francés. 
En estos diez años se han afianzado cuestiones fundamentales: la creación del Departamento de Relaciones Internacionales, para vehicular la investigación y coordinar la docencia, y con él la revista Comillas Journal of International Relations. En términos académicos, el éxito del título provocó la evolución de E-5, al Doble Grado en Derecho y Relaciones Internacionales; el nacimiento E-6, Doble Grado en Administración y Dirección de Empresas y Relaciones Internacionales, y el lanzamiento del Doble Grado en Relaciones Internacionales y Bachelor in Global Communication. 
Diez años dan para mucho, muy bueno y muy positivo para la universidad, pero, sobre todo, para los estudiantes. Los egresados valoran mucho las capacidades adquiridas en Comillas: habilidades de comunicación y síntesis, idiomas, especialización, prácticas,  estancias en el extranjero, seminarios internacionales… Cuestiones fundamentales para su desarrollo personal y profesional. 
"He aprendido mucho de formación social y diplomacia”, afirma Lucía Mosquera, de la promoción 2016. “Yo trabajo con clientes internacionales, así que todo lo que he aprendido en comunicación intercultural me ha servido mucho”, añade su compañera Carolina Pötsch (promoción 2016). Para José Luis Izaguirre (promoción 2015), “lo principal son los conocimientos trasversales, una visión global y analítica que marca la diferencia”. 
“Pueden jugar muchos papeles porque le hemos formado en ámbitos distintos, lo que les permite trabajar en un abanico muy amplio de temas y lugares”, afirma la profesora Heike Pintor. “Me gustaría verles en organismos internacionales, donde pueden tener un gran impacto y cambiar muchas cosas. Espero que trabajen en temas de paz, en temas vinculados con diplomacia o comercio exterior, y que eso ayude a mejorar las relaciones entre países”, completa. 
Las aspiraciones de Pintor no van desencaminadas, los alumni de trabajan ya para organizaciones internacionales de primer nivel, como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo o la Unión Europea; en la carrera diplomática, después de haber superado exigentes procesos de oposición; en organizaciones de la sociedad civil como la Fundación Konrad Adenauer, el World Economic Forum o el Tony Blair Institute for Global Change, entre otras; o en el sector privado, en empresas como Banco Santander, PwC o Boston Consulting Group. 
“Lo que aquí queremos hacer, y creo que conseguimos, es formar no solamente a los mejores profesionales, sino también a personas con una dimensión ética fundamental que les ayude a gestionar de una manera positiva y constructiva, ese mundo de incertidumbres en el que vivimos”, señala Sáenz-Francés.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk