Mejorar la precisión en el diagnóstico de lesiones cervicales

Un grupo de investigación de Comillas desarrolla una clasificación de estas lesiones según la limitación articular

EUEF  | 

Laboratorio de Biomecánica y Análisis de Movimiento (LABAM) de la Escuela de Enfermería y Fisioterapia “San Juan de Dios”

Laboratorio de Biomecánica y Análisis de Movimiento (LABAM) de la Escuela de Enfermería y Fisioterapia “San Juan de Dios”


Un equipo de investigación compuesto por profesores de la Escuela de Enfermería y Fisioterapia “San Juan de Dios” de la Universidad Pontificia Comillas, por investigadores pertenecientes al Grupo Sanitario Fisi(ON) y de la Universidad de Almería ha diseñado una nueva forma de clasificar a los lesionados cervicales que complementa las clasificaciones ya existentes.

Las lesiones traumáticas de la columna cervical se encuentran entre las lesiones de tráfico que pueden ser más limitantes y potencialmente graves para una persona. Hasta ahora, al valorar las lesiones cervicales no se tenía en cuenta la gravedad de la limitación articular producida por la lesión, y se confiaba en llegar a un buen diagnóstico basándose exclusivamente en los síntomas reportados por el paciente.

Debido a la importancia de la investigación, la prestigiosa revista científica “PLOS ONE” ha hecho públicos los resultados de esta investigación que concluye que la nueva clasificación bautizada como NFHAS (Neck Functional Hollistic anlysys Score) es muy adecuada para el manejo de pacientes con lesiones cervicales y puede reemplazar a los parámetros hasta ahora existentes, que datan del siglo pasado.

Y es que uno de los principales hallazgos de esta investigación ha sido descifrar la relación entre los diagnósticos clásicos (latigazo cervical/“whiplash”, esguince cervical, cervicalgia…) y la gravedad de la limitación que presentaban los pacientes. Como señala el Alberto Fidalgo, responsable técnico del departamento de Biomecánica de Fisi(ON), “la gravedad de la limitación es un parámetro fundamental a la hora de tomar decisiones en el tratamiento y, por tanto, es muy importante conocer si al asignar un diagnóstico ‘más grave’, esguince cervical grado 3 en vez de grado 1, existe una relación con esta limitación”.

Julio de la Torre, jefe de estudios de Enfermería en “San Juan de Dios”, explica que la clasificación tiene en cuenta el movimiento cervical en su conjunto lo cual cambia el paradigma actual por el cual se analizan individualmente los distintos planos del movimiento, facilitando así la labor asistencial de asignar una gravedad a las lesiones y vincular los hallazgos con el nivel de dolor reportado por el paciente.

Algo revolucionario en esta investigación es el uso de técnica de biomecánica moderna como el análisis de movimiento mediante sensores de movimiento inercial. María Jesús Martínez, profesora de Fisioterapia de la escuela y especialista en biomecánica, explica que: “La precisión de esta tecnología y su objetividad han sido claves para la creación de esta clasificación, sin el uso de estas tecnologías hubiese sido imposible distinguir la gravedad de la lesión más allá de los síntomas reportados por el paciente”.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk