Con los Seminaristas del Sur en torno a San Juan de Ávila

Mª Jesús Fernández Cordero impartió una conferencia en Montilla

TEOLOGÍA  | 

corderosemingr

La profesora Fernández Cordero a la izquierda


La profesora María Jesús Fernández Cordero fue invitada al encuentro anual de los Seminaristas del Sur que, con motivo del décimo aniversario de la proclamación de San Juan de Ávila como doctor de la Iglesia, se celebró en Montilla el sábado 2 de abril.

La jornada transcurrió en los lugares avilistas. En la parroquia de Santiago, unos ciento cincuenta seminaristas, junto con rectores, formadores y directores espirituales, así como el obispo de Córdoba, asistieron a la conferencia impartida por nuestra profesora. Con el título “Sobre el abajamiento que requiere la alteza del oficio sacerdotal en San Juan de Ávila”, exploró el vocabulario avilista de la alteza y lo alto, referido prioritariamente al amor de Dios y su misterio y, secundariamente, al hombre y al ministerio sacerdotal. Advirtió de los riesgos de una mala interpretación de este vocabulario -algo denunciado ya por el propio Ávila y vigente también en la actualidad- y desentrañó el contenido teológico del mismo, descubriendo su sentido en el movimiento descendente del amor divino. Con textos del Tratado sobre el sacerdocio, de los Memoriales al concilio de Trento y de las Cartas, mostró que la configuración del ministro con Jesucristo Sacerdote y Pastor requiere su identificación con este movimiento verdaderamente kenótico, en la oración, la entrega pastoral y la ofrenda de la vida.

La conferencia fue muy bien acogida y, a continuación, el grupo se desplazó a la Basílica de San Juan de Ávila, antigua iglesia de la Compañía de Jesús, donde se venera su sepulcro. Allí tuvo lugar, tras un rato de adoración al Santísimo, la eucaristía, presidida por el obispo de Córdoba. En su homilía, monseñor D. Demetrio Fernández, animó a los seminaristas a leer los escritos del Santo Doctor, a conocerle en profundidad y a asimilar y difundir se enseñanza, destacando su valor como exponente de la mística sacerdotal. En la tarde se pudo visitar la casa en la que Ávila vivió los últimos años de su vida y donde murió.

 

Toda la actualidad de nuestra Facultad se encuentra en la web, en la newsletter mensual y en Twitter.