91 542 28 00 Contactar arrow 02

 
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

El pasado 16 de enero, se celebró la tercera edición del Seminario Interdisciplinar organizado por la Cátedra de Energía y Pobreza. En esta ocasión, el seminario quiso poner en la mesa las propuestas innovadoras que se están desarrollando para luchar contra la pobreza energética.

20190521 111035 small

El acto comenzó con la bienvenida de Carlos Ocaña, Director General de Funcas, quién en calidad de anfitrión mostró su agradecimiento y apoyo a la Cátedra. Efraim Centeno, Director de la Cátedra, remarcó la esperanza renovada que ha supuesto la publicación de la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética, así como la vocación de la Cátedra de actuar como punto de encuentro de los actores sociales que tienen la misión de su desarrollo. José Casas, director general de Relaciones Institucionales y Regulación de Endesa, manifestó su satisfacción con la Cátedra y reflexionó acerca de las dos grandes transiciones-disrupciones en que está inmersa actualmente la sociedad: la disrupción energética y la disrupción digital. Por su parte, la directora general de la Fundación Naturgy, María Eugenia Coronado, instó a salir de la zona de confort que representa asumir posturas de conformismo acerca de lo ya alcanzado, reconociendo la innovación como la herramienta fundamental para ello.

20190521 111035 small
 

Sesión 1. Energy smart meters for energy poverty assessment

En la primera mesa redonda, Nicolás Morell, estudiante de doctorado de la Universidad Pontificia Comillas, recibió el turno de palabra de Rafael Palacios (moderador de la mesa y profesor en la misma institución) iniciándose una primera mesa que tuvo como objetivo profundizar en las posibilidades de uso de la información de los contadores inteligentes para luchar contra la pobreza energética. Concretamente, Nicolás Morell presentó su investigación que se centra en identificar cómo esta información puede ayudar a mejorar el diseño de tarifas eléctricas. A continuación, Joao Pedro Gouveia, Investigador en el CENSE (Center for Environmental and Sustainability Research en la Universidad Nova de Lisboa), expuso los resultados de sus investigaciones centradas en los hábitos de consumo y los datos aportados por los contadores inteligentes. En sus investigaciones los certificados de eficiencia energética, así como las encuestas puerta a puerta complementan la información proporcionada por los contadores. Uno de los resultados más destacados de la investigación es la necesidad notable de incrementar el consumo energético de los hogares para alcanzar niveles de confort adecuados en el hogar, algo que entra en conflicto evidente con la necesidad de reducción que impone los objetivos de descarbonización a 2030 y 2050.
 
Durante el coloquio que siguió a las ponencias tuvo lugar un animado debate centrado en la importancia de aunar la privacidad de la información con la optimización de los resultados, así como el papel de la educación de los clientes en el rendimiento de dicha información. Así mismo, se señaló como uno de los principales problemas para el avance de la lucha contra la pobreza energética el hecho de que la regulación acompañe a la tecnología, especialmente en materia de precios y el diseño impositivo de las facturas.
 

Sesión 2. Responsabilidad social corporativa, emprendimiento social, y pobreza energética

En la segunda mesa redonda, Antonio Romero, de CECABANK, inició su turno de palabra con varias reflexiones a título personal sobre el problema de la pobreza energética. Así, comenzó destacando la necesidad de que los bancos contribuyan a paliarla. En segundo lugar, realizó un paralelismo entre un problema no directamente vinculado con la banca, la pobreza energética, con otro que sí lo está, como es el de la exclusión financiera, sus dimensiones y repercusiones en las economías financieras. Isabel Mejía Fernández de Velasco, de Endesa, realizó una ponencia sobre el “Proyecto Reluce” que la comercializadora lanzó de forma pionera en 2018 en colaboración con ECODES y el Ayuntamiento de Calatayud. La iniciativa, en la que participaron 18 familias vulnerables de la localidad de Calatayud, giró en torno a la instalación de sistemas prepago, con los objetivos de probar la idoneidad de la solución técnica, mejorar la gestión de ayudas de urgencia y mostrar la reducción de la potencia como alternativa al corte de suministro. A continuación, Fernanda Varela Rendueles de la Fundación Naturgy, explicó la importancia de conciliar los objetivos de pobreza energética con los objetivos lucrativos de una empresa, y hacerlo mediante la colaboración con terceros que ayuden a identificar necesidades especiales de los clientes. Señaló como grandes retos (1) la necesidad de mejorar la identificación y detección de necesidades mediante el manejo de Big Data. Para ello, disponen de 2000 técnicos que actúan al nivel de mantenimiento y emergencias en el propio domicilio, un personal que, sostuvo, está especialmente entrenado en habilidades de empatía y sensibilidad, necesarias para entender a los clientes; (2) la comunicación con Servicios Sociales al compartir los casos detectados y abordar planes de financiación, por ejemplo, de rehabilitación de vivienda. Amparo Merino, moderadora de la mesa y profesora colaboradora de la Cátedra, recibió el turno de palabra para explicar el papel relevante de la empresa social ante el problema de la pobreza energética, la cual debe posicionarse en sus soluciones más allá de las tres causas que suelen señalarse para la pobreza energética y enmarcarse en el acceso justo a la energía. A partir de esta premisa, en la actualidad, las diferencias entre las empresas sociales focalizadas en pobreza energética estriban, sobre todo, en la definición del modelo de negocio y en su forma de financiación. Dentro del panorama expuesto, Dña. Amparo comentó tres orientaciones fundamentales: (1) las centradas en la información y asesoría personalizada en materia de pobreza energética, como Energy Café, empresa que contribuye a romper por su entorno cálido de acogida, el estigma de pobreza y el fortalecimiento del tejido social; (2) empresas que ponen el foco en el acceso a energías limpias, como por ejemplo Robin Hood Energy o Coopérnico, y (3) las orientadas a favorecer la rehabilitación de viviendas, como Just a change, que aúna la colaboración de empresas y voluntarios para la rehabilitación con la vocación clara de implicar directamente a los afectados, o Carbon co-op, cuyo fin es facilitar la rehabilitación a las comunidades de vecinos.

20190521 111035 small
 
Durante el debate que siguió a las ponencias, Joao Pedro Gouveia señaló el carácter polisémico de la pobreza siendo necesario acotar bien a qué nos referimos cuando hablamos de pobreza energética, comentario que recogió Amparo Merino, manifestando su acuerdo y advirtiendo que es necesario estar alerta para adaptar cada medida y cada proyecto empresarial a las distintas realidades. Efraim Centeno animó a Isabel Mejía a continuar el estudio del “Proyecto Reluce”, conviviendo en la necesidad de ampliar la muestra para alcanzar resultados de escalabilidad.
 
El seminario finalizó con las palabras de agradecimiento y ánimo de Efraim Centeno para seguir avanzando en la lucha contra la pobreza vinculada a la energía.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk