91 542 28 00 Contactar arrow 02

 
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Nigel Banerjee, Profesor en King’s College, publica a través del blog de Jordan Publishing un artículo titulado “Fiduciary duties for shareholders?” donde plantea el cambio jurisprudencial que el caso de la High Court de Reino Unido The Children’s Investment Fund Foundation (UK) v HM Attorney General (2017) puede suponer para la interpretación de los deberes de los socios que forman parte de sociedades de capital.

En el caso The Children’s Investment Fund Foundation se sientan las diferencias existentes en el derecho británico entre las sociedades mercantiles y aquellas que, pese a gozar de una mercantilidad formal, tienen unos objetivos civiles o benéficos. Atendiendo a los hechos presentados, el juez del Tribunal Superior de Londres se cuestiona si los miembros de una sociedad limitada por garantía tienen deberes fiduciarios para con la sociedad, y concluye que, dado el régimen específico que es de aplicación a este tipo de sociedades, los socios de dichas sociedades sí que adquieren deberes fiduciarios al entrar a formar parte de la asociación.

El fallo del Tribunal Superior argumenta que la normativa que regula las asociaciones benéficas (concretamente, el Charities Act de 2011) busca proteger el capital social, para que éste sea únicamente destinado a los fines caritativos de los que se ha dotado la sociedad, evitando cualquier desviación por parte de los socios en el uso del activo social. A su vez, también establece que mientras que un socio de una sociedad mercantil tiene unos derechos económicos y políticos que la propiedad sobre el capital le otorgan, el socio de una entidad benéfica no tiene ningún interés en la sociedad como tal, sino en las actividades benéficas que ésta ha de desarrollar, limitándose de este modo el derecho de voto que se le confiere como miembro de dicha asociación a la decisión sobre los objetivos o actividades que la organización ha de desarrollar.

Atendiendo a la decisión del caso The Children’s Investment Fund Foundation, el Profesor Banerjee se plantea la posibilidad de que dichos deberes reconocidos a los miembros de sociedades limitadas por garantía sean extrapolables y exigidos a los socios de sociedades de capital. El Profesor defiende que la aplicación de esta doctrina jurisprudencial causaría innumerables conflictos de interés a los socios si hubiese de aplicárseles el mismo régimen que a los administradores sociales, ya que, por ejemplo, les sería imposible participar en el capital de varias sociedades pertenecientes al mismo mercado.

El autor también argumenta que la dificultad de ejecución de dichos deberes en caso de conflicto sería un gran impedimento para la aplicación de este nuevo criterio jurisprudencial, ya que sería el órgano de administración quien tendría que exigir responsabilidades al socio que hubiese atentado contra el interés social, lo cual, en su opinión, choca de pleno contra la estructura y jerarquía de las sociedades mercantiles.
El Profesor Banerjee concluye afirmando que, pese a que no le parece probable que la jurisprudencia siga la línea marcada por el caso The Children’s Investment Fund Foundation y extienda su aplicación a las sociedades de capital, considera que será necesario atender a las próximas decisiones judiciales para asegurarse que en el devenir jurisprudencial

Para acceder al documento: http://www.jordanpublishing.co.uk/practice-areas/company/news_and_comment/fiduciary-duties-for-shareholders#.WgGHVrZDmCQ

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk