page 1    page 2    page 3    page 4    page 5
                 

Se han seleccionado 30 ejemplares pertenecientes al fondo de la Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas, de los que pasamos a comentar los más significativos, estructurados en cuatro secciones:


1.- El río Nilo: el enigma de sus fuentes - Bibliografía seleccionada

 
Hace ya más de dos mil quinientos años el gran historiador y geógrafo griego Herodoto indagó, sin éxito, sobre las fuentes del Nilo, el gran río africano. El profesor de la Universidad de Cantabria José Ramón Aja Sánchez, nos habla de la significación de su cauce en “Aguas mágicas: el Nilo en la memoria y la religiosidad del mundo antiguo”.
Una incógnita que tardará siglos en despejarse a pesar de los esfuerzos de las muchas expediciones que lo intentaron desde la antigüedad. No fue hasta la segunda mitad del siglo XIX cuando el Nilo reveló su secreto. Por lo que en este recorrido bibliográfico no podían faltar dos de las obras de posiblemente los exploradores más famosos del siglo XIX: “El continente misterioso” de Henry M. Stanley y “El interior de África” del Dr. Livingstone.
   libro3

ilustracion1

Ilustración de'' Comment j'ai retrouvé Livingstone ''. París: Hachette, 1876
Fuente: Wikimedia Commons (Dominio público)

2.- Pedro Páez, SJ - Bibliografía seleccionada

 
El 21 de abril de 1618 el jesuita Pedro Páez acompañando al emperador etíope Susenyos llegó a las fuentes del Nilo Azul, próximo al lago Tana, situado al noroeste del país. Se convirtió así en el primer europeo en constatar su existencia, que describió en su “Historia de Etiopía”. Obra publicada por vez primera en castellano en 2014. Un trabajo etnográfico e historiográfico en el que pudieron apoyarse las posteriores Historias de Etiopia de los jesuitas Manuel de Almeida, Manual Barradas y el patriarca Afonso Mendes.    libro4
libro2    Se incluyen en esta sección una selección tanto de fuentes documentales como monografías que nos permiten conocer aspectos relevantes tanto de sus singulares peripecias vitales como de su notable obra apostólica en el entonces considerado imperio cristiano del Preste Juan. Entre ellas “El jesuita Pedro Páez: cartas desde el Nilo Azul”, coordinado por Wenceslao Soto, SJ. Incluye la publicación de la biografía de Pedro Páez, de la “Crono-historia de la Provincia de Toledo de la Compañía de Jesús. Año 1584…”, por Bartolomé Alcázar y el epistolario completo del jesuita olmedeño.

3.- Jesuitas y Etiopía - Bibliografía seleccionada

 
Entre las fuentes contemporáneas podemos destacar los quince volúmenes de la colección “Rerum aethiopicarum scriptores occidentales inediti a saeculo XVI ad XIX” editado por Camillo Beccari, S.J, entre 1903-1917. Contiene la primera publicación de los escritos de Pedro Páez,SJ, “Historia Aethiopiae”, así como las obras de Manuel Barradas, SJ, “Tractatus tres: historico-geographici”, de Manuel de Almeida, “Historia Aethiopiae”, del patriarca Afonso Mendes, “Expeditionis aethiopicae”, las “Relationes et epistolae variorum”, para concluir con un índice analítico de la obra completa.     libro5
libro6    El artículo del profesor de la Facultad de Teología, Santiago Madrigal, SJ, “La carta al Negus de Etiopía: notas de eclesiología ignaciana” publicado en la Revista Miscelánea Comillas, nos muestra como Ignacio de Loyola tenía un interés especial por Etiopía como tierra de misión. Razón por la que pronto enviará al primer grupo, cinco jesuitas dirigidos por el patriarca, Andrés de Oviedo que se establecen en 1557.
La obra del historiador Philip Caraman, SJ, “L’empire perdu”, nos acerca a la historia de los jesuitas en Etiopía: los primeros contactos entre Portugal y Etiopía, las dificultades de la evangelización del pueblo etíope -cristianos ortodoxos bajo el patriarcado de Alejandría-, la llegada en 1603 de Pedro Páez que encuentra extinta la primera misión e inicia una labor que propiciará la expansión del catolicismo, la sucesión al frente de esta misión de Antonio Fernándes y el patriarca Afonso Mendez, hasta llegar finalmente a su abrupto final en 1633.    libro7
libro8   
“The archaeology of the Jesuit missions in Ethiopia (1557-1632)" de Víctor M. Fernández, Jorge de Torres, Andreu Martínez d’Alòs-Moner y Carlos Cañete nos presenta un resumen de la investigación arqueológica de las misiones jesuíticas, que actualmente conservan restos, que llevó a cabo entre 2006 y 2014 la Universidad Complutense, con la financiación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) adscrita al Ministerio de Asuntos Exteriores, la Unión Europea y la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Cultura.

4.- Etiopía: pasado y presente  - Selección bibliográfica

 
En esta sección se presentan una selección de monografías centradas en la historia de Etiopía como las publicadas por el orientalista francés Jean Doresse, “Historie de l'Éthiopie” o la investigadora de la historia de la Iglesia etiópe Kirsten S. Pedersen “ Les Éthiopiens”.    libro9
libro10    Para continuar con un acercamiento a la espiritualidad y a la historia de la Iglesia etíope de la mano de autores como Taddesse Tamrat (1935-2013), profesor de historia en la Universidad de Addis Abeba, con su obra “Church and State in Ethiopia” o “La spiritualità etiopica” de Osvaldo Raineri, profesor de lengua e instituciones etíopes en el Pontificio Instituto Oriental de Roma, experto en literatura clásica etíope. Es destacable su donación en 1997 a la Biblioteca Apostólica Vaticana de 335 manuscritos etíopes (Fondo Raineri), constituye la mayor colección de manuscritos de este tipo.
Se cierra la selección con obras centradas en la situación político-social del país, como el informe sobre el comercio de armas, la guerra y el hambre realizado por el área Justicia y Paz de la Conferencia Española de Religiosos y la Red África-Europa-Fe-Justicia (AEFJN) y que lleva por título “Comercio de armas en la región del Cuerno de África” o el realizado por Caritas: “Un drama llamado Etiopía”.    libro11
page 1    page 2    page 3    page 4    page 5
                 

Coordinación 

  • Nadia Rodríguez Ortega, coordinadora del Multilingüismo y la Multiculturalidad, Departamento de Traducción e Interpretación y Comunicación Multilingüe, Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, Universidad Pontificia Comillas.

Texto: África, una mirada

  • P. Mateo Aguirre García-Esteller, SJ

Texto: El jesuíta Pedro Páez

  • Hno. Wenceslao Soto Artuñedo, SJ, Archivum Romanum Societatis Iesu (ARSI).

Selección y comentario bibliográfico

  • Blanca Herranz Vírseda, Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas.

Descripción bibliográfica

  • Grupo de catalogación de la Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas.

Diseño del cartel de la exposición

  • Blanca Herranz Vírseda, Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas.

Diseño Web

  • Javier González del Castillo, Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas.
page 1    page 2    page 3    page 4    page 5
                 

"Pedro Páez ha permanecido en la penumbra de la Historia durante mucho tiempo por lo que ha sido bastante desconocido, sobre todo, en la tierra donde vio la luz. Sólo los historiadores habían tenido la ocasión de encontrarlo en las fuentes y en la bibliografía especializada. Sin embargo, su hazaña vital es digna de ser admirada, incluso reivindicada, y dada a conocer al gran público, entre otras cosas, por haber sido el primer europeo en contemplar y describir las fuentes del Nilo Azul.

De esa oscuridad fue sacado a la luz para el público español por el misionero comboniano en Etiopía Juan González Núñez en 1988, pero más resonancia tuvo el libro del periodista Javier Reverte (2001) que contribuyó definitivamente a hacerlo un personaje público. Desde entonces ha ido creciendo su presencia en los medios de comunicación, especialmente el año del IV Centenario del descubrimiento de las fuentes del Nilo Azul (2018), lo que redunda en su mayor conocimiento y estima, especialmente en su localidad natal (Olmeda de las Fuentes). El Museo Arqueológico Nacional de Madrid le dedicó la mesa redonda “Las fuentes del Nilo Azul” el 25 de septiembre de 2018. Radio Nacional de España emitió el 18 de agosto de 2018 uno de sus “Documentos RNE” denominado: “Pedro Páez, el primer europeo en las fuentes del Nilo Azul”.

   a

El gran titular de su biografía está siempre relacionado con las fuentes del Nilo Azul, pues es lo que más ha llamado la atención a los escritores que se han ocupado de él, y de ahí su vida tan llena de extrema aventura, su etapa como esclavo, y su llegada a Etiopía y el periodo en que fue consejero del emperador. Pero normalmente, no se muestran interesados por su carácter de jesuita y su vida en España antes de marchar a las indias, y eso es lo más nuclear de su itinerario vital, pues todo lo demás no es sino una concreción y consecuencia de su ser jesuita…” *.

Hno. Wenceslao Soto Artuñedo, SJ

*Texto tomado de: Soto Artuñedo, W. (2020). "El jesuita Pedro Páez". En Soto Artuñedo, W. (Coord.), El jesuita Pedro Páez: cartas desde el Nilo Azul (pp. 17-19). Madrid: Compañía de Jesús, Provincia de España: Xerión.

 

  libro2
page 1    page 2    page 3    page 4    page 5
                 

La experiencia vivida en África puede resultar agridulce. Quizás es el sabor amargo el que más tenemos en mente porque los medios de comunicación están continuamente recordándonoslo hasta tal punto que alguien puede creer que África es únicamente un pozo de deshumanización y de dignidades rotas, un barco mal gobernado del que todo viviente se quiere escapar: cayucos, guerras, mala gobernanza…

Y sin embargo, África suele dejar en las personas que tiene la suerte de frecuentarla muy buen sabor de boca; muchos dicen y pienso que con razón, que este Continente tiene duende. Y no solamente por la riqueza de sus recursos naturales de los cuales muchas veces es el primer productor mundial (oro, diamante, coltán, cobalto, selva… riqueza que en muchos casos es la causa de su pobreza), sino sobre todo por la riqueza de sus valores humanos y culturales muchas veces desconocidos y a veces ignorados: respeto y cuidado de la vida, acogida, solidaridad, y sentido de la Transcendencia.

P. Mateo Aguirre García-Esteller, SJ

   a
page 1    page 2    page 3    page 4    page 5
                 

La Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas ha realizado una selección bibliográfica que lleva por título: África, una mirada y está dedicada al continente africano, en particular a Etiopía y a la figura del jesuita español Pedro Páez (1564-1622). Actualmente recordado por ser, en 1618, el primer europeo en descubrir las fuentes del Nilo Azul.

Se suma así a las actividades que en torno a esta temática ha organizado la Coordinadora del Multilingüismo y de la Multiculturalidad y el Departamento de Traducción e Interpretación y Comunicación Multilingüe de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales.

   a

 

Cartel horizontal África una mirada

Botón Presentation Botón Llegada jesuitas Botón Mujer y Deporte Pioneras Botón Biblio Botón Videos Botón Créditos1
   

Video de la exposición

"Jesuítas en Nueva Francia"

Vídeo de le exposicíon

"Mujer y deporte: pioneras francesas"

 
Botón Presentation Botón Llegada jesuitas Botón Mujer y Deporte Pioneras Botón Biblio Botón Videos Botón Créditos1
   

JESUITAS Y NUEVA FRANCIA - ACCESO A LA BIBLIOGRAFÍA

    La selección bibliográfica se ha divido en dos secciones. La primera titulada “Y teniendo mucha comunicación por letras…”. En ella podemos encontrar ejemplares que acercan al visitante a la historia misional jesuítica en Nueva Francia (Vice-royauté de la Nouvelle-France), principal colonia francesa en América del Norte, durante los siglos XVI al XVIII. En los documentos expuestos, pertenecientes tanto al fondo antiguo como moderno de la Biblioteca, se describe su apostolado a lo largo del siglo XVII: las primeras tentativas en la Acadia en 1602, su establecimiento en Québec, las misiones entre los indios hurones, los conflictos político-militares coloniales y las guerras entre las tribus nativas, de la mano de algunos historiadores de la Compañía en Canadá como Édouard Lecompte, SJ y Lucien Campeau, SJ.

    Los textos nos hablan de la entrega de los jesuitas a una labor difícil en tierras agrestes, entre nativos en ocasiones nómadas, y con feroces culturas. De esta ardua labor misional informan, siguiendo las indicaciones de las Constituciones, preferentemente, a través de las Relaciones:

    Adondequiera que envíe el Superior, dará instrucción cumplida y ordinariamente en escrito,
    del modo de proceder y medios que quiere se usen para el fin que pretende…
    Constituciones de la Compañía de Jesús, Cap.2, [629]

    Los ejemplares presentados permiten apreciar cómo, a través de estas Relaciones, se da noticia tanto de los acontecimientos y dificultades acaecidas en el ejercicio del apostolado como de las comunidades nativas amerindias. La descripción detallada de sus costumbres, hábitos y creencias consigue despertar en Europa la curiosidad y estimula el celo apostólico. Recibidas con gran expectación por sacerdotes, religiosos y laicos, alcanzan una gran popularidad en la época. En la actualidad se consideran una fuente importante para el estudio histórico, geográfico, antropológico y religioso de Canadá.

    14585228w

    En las Relaciones también pueden apreciarse los principios de adaptación y acomodación pastoral a las culturas nativas propias de la tradición de la Compañía. Resultado de esta inculturación es la traducción y adaptación de misales, catecismos y libros de oración a lenguas nativas, cuestión que recoge la profesora Catharine Randall en su obra de Black Robes y Buckskin.
    Se incluye, por su interés, en la selección la traducción española de la novela histórica Black Robe de Brian Moore, en la que se narra el viaje de un jesuita, a mediados del siglo XVII, por las inhóspitas tierras de Nueva Francia y su encuentro con las crueles tribus nativas. Fue llevada al cine, con el mismo título, por el director Bruce Beresford. Obtiene, en 1991, el premio Genie, galardón otorgado por The Academy of Canadian Cinema and Television a la mejor película del año.

    CINA Beatificazione Ricci

    La segunda sección se ha titulado “Una vida entregada” y en ella se reúnen ejemplares sobre la vida y la obra de jesuitas que sobresalen en su apostolado misional en Canadá, de figuras relacionadas con la labor de la Compañía en Nueva Francia como Marie-de-l’Incarnation Guyart, ursulina, fundadora de l’Union Canadienne des Moniales de l'Ordre de Sainte-Ursule. Así como de nativos que entregaron la vida por su fe como Catherine Tekakwitha.
    Son los mártires, Jean de Brébeuf, Isaac Jogues, Gabriel Lalement, Antoine Daniel, Charles Garnier, Noel Chabanel, Réne Goupil,y Jean de la Lande, los misioneros jesuitas de Nueva Francia más conocidos. Una parte importante de las obras expuestas les están dedicadas y editadas en torno a 1925, año de su beatificación. Coincidiendo ésta con la Gran Exposición de las Misiones del Mundo Católico que tuvo lugar en el Vaticano y el tercer centenario (1625-1925) de la llegada a Québec de los Jesuitas.

    En 1926 se construye en su honor Martyrs' Shrine (Midland, Ontario) y en 1930, durante el pontificado de Pío XI, son canonizados. Ese mismo año se construye en Auriesville, (Nueva York) el National Shrine of the North American Martyr, dedicado a Renato Goupil, Isaac Jogues y Juan de la Lande, martirizados por los mohawks en ese territorio.

    14585228w

    Son también de interés en la selección las monografías dedicadas a Pierre Chastellain, SJ., cabe recordar que su Affectus amantis Christum… puede considerarse una de las primeras obras espirituales del Canadá y a la obra de Paul Le Jeune, SJ, superior de los jesuitas en Nueva Francia entre 1632 y 1639. Sus Relaciones y métodos misionales alientan el deseo de viajar a Nueva Francia de Marie-de-l’Incarnation Guyart, donde funda un monasterio de religiosas ursulinas y la primera escuela para niñas indígenas. En 2014 fue canonizada por el papa Francisco.

    Finalizamos la selección con la obra dedicada a Catherine Tekakwitha, nativa iroquesa católica y su relación con los jesuitas.

MUJER Y DEPORTE: PIONERAS FRANCESAS - ACCESO A LA BIBLIOGRAFÍA

    El Servicio de Biblioteca tiene el gusto de presentar la selección bibliográfica que lleva por título Mujer y deporte: pioneras francesas. Rinde un merecido homenaje a las pioneras francesas, en representación de todas aquellas, independientemente de su nacionalidad, que lucharon en los albores del s. XX por la integración de la mujer en el deporte. Actividad poco accesible, al igual que la enseñanza universitaria, la investigación o las profesiones altamente cualificadas. Pioneras francesas como Alice Milliat, o Suzanne Lenglen, que junto a otras muchas, lucharon con tenacidad por la igualdad de la mujer en el mundo del deporte y en los diferentes ámbitos de la sociedad.

    CINA Beatificazione Ricci

    La selección se inicia con una biografía de Alice Milliat. Apasionada del deporte y adelantada a su tiempo, funda la Federación de Sociedades Femeninas de Francia y organiza los exitosos Juegos Mundiales femeninos. Su empeño obliga, a finales de los años treinta, al Comité Olímpico Internacional (COI) y a la Federación Internacional de Atletismo Amateur (IAAF) a abrir las puertas de los Juegos Olímpicos a las mujeres.
    A continuación, cabe destacar por su interés la figura de Suzanne Lenglen. Pionera en el tenis femenino amateur, en el profesional y en el uso reivindicativo de la moda en la lucha por la igualdad.

     

    14585228w

     

    Podemos encontrar en la selección una reproducción de la película Comme des Garçons (2018), del realizador Julien Hallard. Recoge en tono de comedia la fundación, en 1968, del primer equipo femenino de futbol de Francia, el Football Club Féminin Reims, los esfuerzos y obstáculos que debieron superar para practicar un deporte hasta ese momento exclusivamente masculino. Le siguen ejemplares que tratan de la práctica del deporte como herramienta de integración social y de empoderamiento femenino. 

    CINA Beatificazione Ricci

     

    Pueden verse a continuación ejemplares centrados en la historia de deporte, los juegos olímpicos y la vida y obra del Barón Pierre de Coubertin (1863-1937), impulsor del movimiento olímpico moderno y firme opositor a la participación femenina. Cierran la selección varios ejemplares que nos muestras aspectos político-económicos relacionados con el olimpismo.

Botón Presentation Botón Llegada jesuitas Botón Mujer y Deporte Pioneras Botón Biblio Botón Videos Botón Créditos1
   

Coordinación 

  • Nadia Rodríguez Ortega, coordinadora del Multilingüismo y la Multiculturalidad, Departamento de Traducción e Interpretación y Comunicación Multilingüe, Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, Universidad Pontificia Comillas.

Texto Jesuítas y Nueva Francia (S. XVII)

  • José García de Castro Valdés, Departamento de Teología Moral y Praxis de la Vida Cristiana, Facultad de Teología, Universidad Pontificia Comillas.

Selección y Comentarios bibliográficos sobre Jesuítas y Nueva Francia

  • Blanca Herranz Vírseda, Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas.

Mujer y Deporte: pioneras francesas (Conferencia)

  • Javier González del Castillo, PDIF de la Universidad Autónoma de Madrid, Departamento de Historia Contemporánea.

Selección de documentos sobre Mujer y Deporte

  • Javier González del Castillo, Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas.

Descripción bibliográfica

  • Grupo de catalogación de la Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas.

Diseño de los carteles de la exposición y vídeos.

  • Blanca Herranz Vírseda, Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas.

Diseño Web

  • Javier González del Castillo, Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas.
Botón Presentation Botón Llegada jesuitas Botón Mujer y Deporte Pioneras Botón Biblio Botón Videos Botón Créditos1

 

El contenido será actualizado prófimamente con el vídeo de la Conferencia impartida por D. Javier González del Castillo el miércoles 17 de marzo de 2021 a las 18.00 horas.

 

Acceso a la conferencia

Botón Presentation Botón Llegada jesuitas Botón Mujer y Deporte Pioneras Botón Biblio Botón Videos Botón Créditos1
libros

El territorio que hoy se conoce como Canadá (término iroqués kanatá que significa “pueblo” “asentamiento”) fue en sus orígenes colonia francesa bajo el nombre de Nueva Francia hasta que, en 1763, por el Tratado de París, pasó al dominio británico. Canadá obtuvo su independencia en 1931.

Fue el Rey Enrique IV quien propuso al provincial de Francia, P. Pierre Coton, el envío de jesuitas a la parte más septentrional de América del Norte. La carta del P. Coton al P. General Claudio Aquaviva (Fontainebleau, 25 de octubre, 1604) es el documento en el que se plantea un primer proyecto de misión evangelizadora en Nueva Francia (cf. Monumenta Nova Franciae I, 4-6).

 

Casi siete años duraron aquellas conversaciones epistolares entre París y Roma hasta que un 26 de enero de 1611, los primeros misioneros jesuitas enviados a aquellas lejanas tierras zarparon de Dieppe (Norte de Francia) y llegaron a Port Royal, en las costas de Nueva Escocia, el 22 de mayo: eran los padres Pierre Biard (1567-1622) y Enemond Massé (1575-1646). Ellos abrieron una puerta a la primera misión y a la evangelización de la Compañía de Jesús en Nueva Francia.

Mientras, al otro lado del Atlántico, en los 58 colegios que la Compañía de Jesús tenía en Francia (1629) florecían abundantes vocaciones religiosas. No pocos de los jóvenes que pedían ser admitidos como jesuitas manifestaban un devoto y sincero deseo de entregar sus vidas en los territorios de ultramar como comprometidos misioneros. Uno de aquellos, un 24 de abril de 1625 se embarcaba hacia Nueva Francia pocos días después de haber sido ordenado sacerdote: el P. Juan de Brebeuf (1594-1649), uno de los misioneros más conocidos entre los territorios de los hurones.

La misión se fue consolidando poco a poco. El P. Paul le Jeune (1592-1664), como nuevo superior de los jesuitas en la misión, dio un renovador impulso a la presencia de los misioneros. Asentados en Quebec y aprovechando las enormes posibilidades de comunicación que el río San Lorenzo y sus afluentes les ofrecían, poco a poco los jesuitas fueron adentrándose en las tierras de misión, tan anchas como inexploradas.

libro1  

A través de diversas estrategias de evangelización trataron de mantener viva una tensión nada fácil de integrar: por un lado, permanecer fuertemente vinculados a las políticas del Rey de Francia (la más alta autoridad en sus territorios) y, por otro, inculturarse al máximo de sus posibilidades entre las tribus autóctonas de Norteamérica bajo la autoridad eclesiástica de Roma. Ya fuera a través del método de las reducciones (reducción de san José), o a través de la formación de jóvenes en colegios o seminarios (Seminario de Quebec) o enviando misioneros en solitario o en pequeños grupos a pueblos y comunidades, los jesuitas fueron poco a poco introduciéndose, principalmente, entre las poblaciones de hurones y algonquinos.

 

Conocidos como los “hombres de las batas negras” (robes noires / black robes) debido al color oscuro de sus sotanas, los jesuitas se esforzaron en comprender las tradiciones y culturas y en aprender las lenguas de las comunidades locales: compusieron gramáticas y diccionarios, exploraron con detalle la geografía, la naturaleza, fueron cartógrafos, ingenieros, predicadores, arquitectos y etnógrafos. Expandiendo la increíble labor educativa que la Compañía de Jesús iba desplegando en Francia (91 colegios en 1761), entre sus actividades pastorales en Nueva Francia no podían faltar los colegios: en 1635 los jesuitas abrieron en Quebec el primero de ellos.

libro2

Con el testimonio de sus vidas y la eficacia de sus obras se fueron ganando el prestigio y la autoridad de los nativos; con el tiempo fueron reconocidos como hombres sabios y en ocasiones también santos. Ejemplo y testimonio de todo ello son las Relaciones que los misioneros escribieron en las que narraban y describían lo que veían. De especial valor es la primera de ellas: Relation de la Nouvelle-France, de ses terres, natural du païs et de ses habitants; ítem du voyage des Pères jésuites… Faicte par le P. Pierre Biard, Grenoblois, de la Compagnie de Jésus… A Lyon MDCXVI » compuesta por uno de los primeros jesuitas en pisar el suelo de Nueva Francia (Monumenta NF I, 459-637).

Fieles a la consolidada tradición en la Compañía de Jesús, los misioneros fueron también prolíficos escritores. Además de las recién citadas Relaciones, nos han llegado miles de cartas cuidadosa y científicamente editadas por Lucien Campeau, SJ, en los nueve volúmenes de la serie Monumenta Novae Franciae (en Monumenta Historica Societatis Iesu, Roma-Quebec-Montreal, 1967-2003). Muchas de estas cartas iban dirigidas a Francia; allí se copiaban y leían en iglesias, comunidades y conventos. Así, otros grupos religiosos como las Agustinas de Dieppe, alentadas por el P. Le Jeune, decidieron abrir una comunidad en Quebec y allí levantaron en 1639 el primer hospital de la ciudad. Por esos mismos años, las Ursulinas inauguraban una escuela para la educación de los hijos de colonos e indios de la ciudad.

libro3

Pero los jesuitas habían llegado a las costas de Nueva Escocia con un propósito claro y concreto: anunciar el Evangelio y a Jesucristo como único Señor y Salvador; y en la vocación del discípulo está la misma suerte de su Señor: “quien quiera ser discípulo mío, que cargue con su cruz y me siga” o “quien pierda su vida por mí, la ganará” (Mt 16,24-25). La implicación pastoral y cultural de los jesuitas con dos razas de indígenas, algonquinos y los hurones, los convertía automáticamente en “enemigos de sus enemigos”. Los iroqueses, armados y apoyados incluso militarmente por los holandeses, a quienes les costaba reconocer el progreso comercial de los franceses, entraron en crueles enfrentamientos con los hurones… Los Padres de la Compañía se vieron implicados en conflictos, algunos de los cuales sólo les ofreció la muerte y el martirio como única salida.

 

A lo largo de poco más de siete años, desde el 29 de setiembre de 1642 hasta el 8 de diciembre de 1649, ocho jesuitas perdieron la vida a manos de los iroqueses: Renato Goupil, Isaac Jogues, Juan de La Lande, Antonio Daniel, Juan de Brébeuf, Gabriel Lalemant, Carlos Garnier y Noel Chabanel.

Lejos pensar en una “prudente retirada”, los jesuitas siguieron avanzando hacia el Oeste, adentrándose en el continente más allá de los grandes lagos. Su espíritu explorador y misionero confluyeron en la persona de Jacques Marquette (1637-1675)  y sus incursiones en el río Misisipi. Desde París, el cardenal Richelieu animaba a los jesuitas a misionar en las Antillas francesas y al final del siglo XVII la Provincia de Francia ya tenía misioneros en Tailandia, China, sur de la India y en Vietnam. Durante los años precedentes a la supresión, unos 2300 misioneros franceses habían entregado sus vidas en las “misiones de infieles”.

La labor realizada por los jesuitas franceses desde su llegada a Nueva Francia (1611) permanece en la memoria del Cristianismo como una de las grandes empresas misioneras y de evangelización en la historia de la Compañía de Jesús y de la Iglesia. La planificación estratégica del gobierno, la inteligencia práctica de los misioneros y una vocación centrada en Cristo entendida desde el espíritu de los Ejercicios espirituales fueron tres de los elementos que garantizaron el desarrollo de una misión comprometida y arriesgada.

Como si de un río más se tratara, la expansión misionera en Nueva Francia navegaba por la Cruz y la Gloria alentada por una búsqueda incondicional de lo que años atrás había despertado la vocación de aquellos devotos jóvenes franceses: la Mayor Gloria de Dios. 

         

José García de Castro, SJ

 
Botón Presentation Botón Llegada jesuitas Botón Mujer y Deporte Pioneras Botón Biblio Botón Videos Botón Créditos1
   

Presentación

    El Servicio de Biblioteca, la Coordinación del Multilingüismo y la Multiculturalidad y el Departamento de Traducción e Interpretación y Comunicación Multilingüe de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad Pontificia Comillas se unen de nuevo para la celebración del Día Internacional de la Francofonía, que se celebra el 20 de marzo, con el fin de festejar su lengua común, la diversidad y la multiculturalidad que tanto les enriquece.

    La Biblioteca tiene la satisfacción de colaborar en esta celebración con dos selecciones bibliográficas virtuales:Jesuitas y francofonía: Jesuitas en Nueva Francia (s. XVII).

    ... Y Mujeres y Deporte: Pioneras francesas.Podrán consultarse desde el 4 de marzo en la página web de la Biblioteca.

     

    multilinguismo cartel                   francofonia y jesuitas cartel                     mujeres y deporte cartel

     

button presentacion   

boton lenguas

   boton comentario    boton créditos

Con motivo de la conmemoración del Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, el Servicio de Biblioteca y la Coordinación del Multilingüismo y de la Multiculturalidad, tienen el gusto de presentar una selección bibliográfica virtual titulada: las lenguas vinculadas al judaísmo: diversidad lingüística y cultural. Un breve recorrido bibliográfico que tiene por objeto animar a la comunidad universitaria a descubrir la historia, la cultura y las lenguas de un pueblo, el judío, que durante siglos hizo de España su Sefarad.

 

Cartel horizontal Lenguas vinculadas judaísmo

 

button presentacion   

boton lenguas

   boton comentario    boton créditos
Coordinación

Dra. Nadía Rodríguez Ortega, coordinadora del multilingüismo y la multiculturalidad.

Departamento de Traducción e Interpretación y Comunicación Multilingüe, Facultad de Ciencias Humanas y Sociales. Universidad Pontificia Comillas.

  
Texto

Dr. Alberto Priego Moreno

Departamento de Relaciones Internacionales,  Facultad de Ciencias Humanas y Sociales. Universidad Pontificia Comillas.

  
Selección y comentario bibliográfico

Blanca Herranz Vírseda

Servicio de Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas.

  
Diseño del cartel de la exposición

Blanca Herranz Vírseda

Servicio de Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas.

  
Diseño Web

Javier González del Castillo

Servicio de Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas.

button presentacion   

boton lenguas

   boton comentario    boton créditos
Hasta su recuperación, finales del siglo XIX y siglo XX, la lengua hebrea, estuvo reservada para la oración y el estudio de los textos sagrados. Los judíos, dispersos por el mundo, cuidaron su identidad cultural e incorporaron a los idiomas de las tierras en las que fueron asentándose elementos del hebreo y el arameo. Con el devenir del tiempo llegaron a conformar nuevas lenguas, entre las que se encuentra el Judeoespañol o ladino, la lengua propia de los sefardíes, judíos españoles que tras su expulsión en 1492, la difundieron por un gran número de países.
 
Estrella de David Pixabey En la actualidad, lamentablemente, es una lengua en peligro de extinción. Las treinta y seis obras seleccionadas proceden en su totalidad del fondo de la Biblioteca. De temática variada incluyen: libros sagrados, obras de referencia, gramáticas, estudios de la lengua hebrea e historia del pueblo judío.

BIBLIOGRAFÍA SELECCIONADA
 libros sagrados  diccionarios  lengua y gramática  historia del pueblo judio  judios en España

Iniciamos la selección con dos libros sagrados: la Biblia Stuttgartensia (BHS), editada en hebreo y publicada por la Deutsche Bibelgesellschaft. Está considerada, tanto por judíos como por cristianos, una edición fiable de los escritos sagrados hebreos y arameos : el Tanaj para los judíos y el Antiguo Testamento para los cristianos. La sigue un ejemplar del Talmud, libro vivo que cuestiona, y complementa al Tanaj, en una edición del profesor de la Universidad de Viena, Günter Stemberger. Biblia Stuttgartensia
   
diccionario biblico   Continuamos con tres obras de referencia: el Diccionario bíblico hebreo-español del destacado especialista en Sagrada Escritura, poética hebrea y profesor del Pontificio Instituto Bíblico de Roma, Luis Alonso Schökel, SJ (1920-1998). El Diccionario básico ladino-español del profesor Pascual Pascual Recuero (1920-1988), de la Universidad de Granada y el Diccionario de autores judíos del profesor Ángel Sáenz-Badillos (1940-2013), especialista en cultura sefardí, poesía y filología hebrea medieval, catedrático de hebreo en la Universidad Complutense y director del Real Colegio Complutense, en la Universidad de Harvard (2001-2012).
   
Le siguen estudios gramaticales y de historia de las lenguas hebrea, hebrea bíblica y judeoespañola de los profesores anteriormente mencionados, Ángel Sáenz-Badillos y Pascual Recuero ; y de los profesores Enrique Farfán Navarro (1937-2013), director emérito de la Academia de Lenguas Bíblicas y Orientales de la Facultad de Teología de San Vicente Ferrer de Valencia y Manuel Alvar Ezquerra (1950-2020), filólogo, lexicógrafo, catedrático de Lengua Española de la Universidad Complutense y miembro de la Real Academia Española. Historia lengua hebrea
   
Historia del pueblo hebreo 1 Nos adentramos después en la historia del pueblo judío de la mano de autores como: Salo W. Baron (1895-1989), rabino, historiador del pueblo judío, profesor y director del Centro de Israel y Estudios Judíos de la Universidad de Columbia. Dirigió, después de la Segunda Guerra Mundial, la Jewish Cultural Reconstruction Inc., organización establecida para salvaguardar propiedades judías sin herederos en las zonas de Europa ocupadas por Estados Unidos. Haim Hillel Ben Sasson, profesor de historia judía en la Universidad Hebrea de Jerusalén y Emil Schürer (1844- 1910) teólogo protestante, cuya obra clásica “Historia del pueblo judío en tiempos de Cristo” se presenta en una edición revisada por los profesores Geza Vermes y Sir Fergus Millar de la Universidad de Oxford y M. Black de la Universidad de Edimburgo. Seguida de la obra de los profesores María José Cano y Miguel Ángel Espinosa Historia y cultura del pueblo judío, premiada por la Universidad de Granada en 2007.
   
  La historia de los judíos españoles, nos llega de la mano de una selección bibliográfica que nos acerca a los orígenes sefardíes, a la llamada edad de oro de la cultura judía en Al-Ándalus y a su posterior expulsión, ordenada por los Reyes Católicos en 1492. Con firmas de reconocido prestigio como Joseph Pérez (1931-2020), Luis Suárez Fernández, (1924-), Yitzhak Baer (1888-1980) o Jacobo Israel Garzón entre otros. Historia lengua hebrea
 Esta selección se completa con obras que nos dan a conocer la vuelta “oficial” de los sefardíes a España, iniciada en el siglo XIX de la mano de figuras como el Dr. Ángel Pulido Fernández (1852-1932), promotor del acercamiento de España a las comunidades sefardíes de Europa y norte de África, pasando por el papel que jugó España durante el Holocausto, hasta llegar al 2015 año de la entrada en vigor de la Ley 12/2015 de concesión de la nacionalidad española a los sefardíes originarios de España. “Con esta ley queremos expresaros que contamos con vosotros para caminar juntos, porque todos somos ciudadanos españoles” Felipe VI (30 nov. 2015). 
button presentacion   

boton lenguas

   boton comentario    boton créditos
El hebreo es una de las lenguas oficiales del Estado de Israel. Se trata de una lengua semítica cuyo origen se remonta 33 siglos en el tiempo. Además de su vertiente civil, el hebreo es una lengua usada para la liturgia por lo que es conocida como “la lengua de lo sagrado” לשון הקודש. Si bien es cierto que hemos establecido una conexión entre el hebreo actual y el antiguo o bíblico, existen algunas diferencias. De hecho, el hebreo actual se lo debemos a un lingüista ruso denominado Eliezer Ben-Yehuda que reconstituyó que en el siglo XIX hizo renacer el hebreo. Actualmente el hebreo moderno es hablado por 8 millones de personas en Israel y unos 200.000 en el exterior, sobre todo en Estados Unidos donde se asientan las principales comunidades judías. Durante el tiempo que los judíos permanecieron mayoritariamente en el exilio (desde el año 70 d.C hasta la creación del Estado de Israel 1947) se desarrollaron dos lenguas -yiddish y ladino- que si bien estaban vinculadas al hebreo, recogían elementos del castellano y del alemán. 
Profesor Dr. Alberto Priego Moreno 

 

Día internacional de la lengua materna La Biblia y la traducción Comentario Bibliográfico Vídeo Créditos

Presentación

Cartel oficial

 

El Servicio de Biblioteca tiene el gusto de presentar la exposición bibliográfica que lleva por título Biblias del Mundo: Multilingüismo y Multiculturalidad, organizada con motivo de la conmemoración del Día internacional de la lengua materna, la diversidad lingüística y el multiculturalismo y en colaboración con la Coordinación del Multilingüismo y la Multiculturalidad.

 

 

Fuente: GC Loyola

 

Se exponen un total de 31 Biblias en 29 lenguas diferentes de su rico fondo bibliográfico. Una parte importante perteneció a la colección del P. Eduardo Granda Granda, SJ (1912-1987), fundador de la Comunidad de los Grupos Católicos Loyola.

 

 

presentación día internacional La biblia y su traducción Vídeo Créditos

Acceso a la bibliografía seleccionada 

 ACCESO A LA BIBLIOGRAFÏA SELECCIONADA

 

Comentario bibliográfico 

Clavius

 

Con una muestra que nos acerca a la diversidad lingüística de España, se expone, en primer lugar, un ejemplar en castellano de la Biblia del Peregrino, con prosa y edición de estudio del P. Luis Alonso Schökel, SJ, profesor del Pontificio Instituto Bíblico de Roma y Doctor Honoris Causa por la Universidad Pontificia Comillas.

 Matteo Ricci

 

 Seguido de la traducción completa de la Biblia al euskera, realizada por el jesuita Raimundo Olabide (1869-1942), miembro de la Real Academia de la Lengua Vasca (Euskaltzaindia) desde su creación en 1918. Publicada póstumamente, en 1958, por el Mensajero del Corazón de Jesús.

 

 Está acompañada por la traducción catalana del Génesis realizada por el P. Frederic Clascar i Sanou (1873-1919) por encargo del abogado y político catalanista Enric Prat de la Riba (1870-1917). Fue publicada, en 1915, por el Instituto de Estudios Catalanes. En gallego se expone un ejemplar del Nuevo Testamento, traducción de Manuel Espiña Gamallo y de José Morente Torres, destacados promotores y defensores del uso de la lingua galega en la Iglesia. Para terminar con un ejemplar del Nuevo Testamento, en asturiano o bable, editado por la Sociedad Bíblica de España.

Biblia para niños

 

Pensada para iniciar a los más pequeños en la lectura de la Palabra, contamos con una traducción al castellano, edición de 1936, de la obra de Cesare Gallina La Bibbia del bambino. Contiene magníficas ilustraciones de Julius Schnorr von Carolsfeld (1794- 1872), ilustrador destacado, junto a Gustave Doré, de la Biblia del S. XIX. A continuación, puede contemplarse un ejemplar en sistema braille-español para personas con discapacidad visual. Es una edición de la antigua versión de Casiodoro de Reina (1569); revisada por Cipriano de Valera y publicada en Louisville (Kentucky) en 1960. 

 

A los ejemplares de las lenguas habladas en España le siguen varias Biblias en lenguas romances o latinas. Se expone un ejemplar de la Biblia de Ferrara, con edición y prólogo del profesor Moshé Lazar, en idioma ladino o judeoespañol, lengua hablada por los sefardíes, descendientes de los hebreos expulsados de España en 1492.

En francés contamos con un ejemplar de la Biblia de Jerusalen cuya traducción ha sido realizada por L’École Biblique et Archéologique Française de Jérusalem. Institución francesa de enseñanza superior, especializada en exégesis y arqueología bíblica y dirigida por la Orden Dominica. En portugués se expone un ejemplar, editado en 1917, con una traducción de João Ferreira de Almeida (1628-1691). En italiano se muestra una edición del Pontificio Instituto Bíblico de Roma. El “Biblicum” fue fundado en 1909 y encomendado a la Compañía de Jesús por San Pío X, con la misión de ser "un centro de altos estudios de la Sagrada Escritura en la ciudad de Roma…"  (Carta Apostólica Vinea electa , 7 de mayo de 1909, p. 447-448)

Se encuentran, a continuación, varios ejemplares en lenguas germánicas. Cabe destacar una traducción de la Biblia al inglés realizada por encargo del Comité Conjunto de la Conferencia de las Iglesias, presidido por Lord Donald Coggan, Arzobispo de Canterbury (1974-1980), jefe religioso de la Iglesia de Inglaterra. Esta traducción es fruto de la cooperación entre las iglesias cristianas del Reino Unido. Está acompañada de ejemplares en alemán y holandés y de una representación de la rama de lenguas escandinavas, con ejemplares de la Biblia en sueco y danés.

Para continuar con las lenguas eslavas, de alfabeto cirílico y latino. Representadas por Biblias en ruso, checo y serbio. Seguidas de ejemplares en lenguas urálicas como el finés y el estonio. Una Biblia en lituano nos acerca a las lenguas bálticas.

 Matteo Ricci

 

 

Es interesante contemplar un ejemplar de la Biblia en idioma gaélico escocés, lengua minoritaria de origen celta, hablada principalmente en el Norte de Escocia.

 

 

 

 Biblia nepalí

 En representación de las lenguas griegas se muestra una Biblia, editada en 1953, en griego moderno. Le sigue un ejemplar en nepalí, lengua indoirania. Una Biblia en árabe coloquial del Norte de África y un ejemplar etíope en lengua amhárica nos acercan a las lenguas semíticas. Les acompaña una Biblia en turco que nos aproxima a las lenguas túrquicas y otra en lengua armenia. Las lenguas habladas en el corazón del continente africano encuentran su representación en un ejemplar en yoruba y las lenguas sínicas por un Nuevo Testamento en chino mandarín.

  

 L. L. Zamenhof

 

Cierra la selección un ejemplar en idioma esperanto, creado a finales del s. XIX por L. L. Zamenhof y que en la actualidad es la lengua planificada internacional, más difundida en el mundo.

 

 

presentación día internacional Comentario Bibliográfico Vídeo Créditos

Coordinación 

  • Dra. Dña. Nadia Rodríguez Ortega, coordinadora del Multilingüismo y la Multiculturalidad, Departamento de Traducción e Interpretación y Comunicación Multilingüe, Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, Universidad Pontificia Comillas.

Comité científico

  • Dr. D. Pablo N. Biderbost, Departamento de Relaciones Internacionales, Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, Universidad Pontificia Comillas.

  • Dra. Dña. Iuliana Botezan, Facultad de Ciencias de la Documentación, Universidad Complutense de Madrid

  • Dr. D. José María Marco Tobarra, Departamento de Relaciones Internacionales, Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, Universidad Pontificia Comillas.

Selección y comentario bibliográfico 

  • Blanca Herranz Vírseda (Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas)

Descripciones bibliográficas 

  • Grupo de catalogación (Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas)

Diseño del cartel de la exposición 

  • Blanca Herranz Vírseda (Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas)

Diseño Web 

  • Javier González del Castillo (Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas)
presentación día internacional Comentario Bibliográfico Vídeo Créditos

Vídeo de la exposición

 

 

presentación día internacional Comentario Bibliográfico Vídeo Créditos

Día internacional de la lengua materna, la diversidad lingüística y el multiculturalismo

La lengua madre es el instrumento que vehiculiza mecanismos emocionales y cognitivos. En base a ella, los seres humanos evalúan su pasado, ejecutan su presente y sueñan su futuro. Se erige, entonces, como uno de los elementos más propios de la identidad individual y colectiva. La fe se externaliza también en expresiones orales y escritas. La relación entre los creyentes y sus deidades tiene lugar a través de los símbolos que las distintas lenguas han ido moldeando para dotar de corporeidad a nuestra dimensión trascendente. La presente exposición sobre “lenguas minoritarias y biblias” pretende contribuir, como modesto botón de muestra, a la concienciación sobre estos procesos que, con independencia de tiempos y espacios, han sido dadores y constitutivos de sentido para diferentes personas y comunidades.

 

Pablo Biderbost

presentación día internacional Comentario Bibliográfico Vídeo Créditos

La Biblia y la traducción

La Biblia recoge la palabra revelada por el Señor, la palabra santa. La revelación se extiende a lo largo del tiempo. Desde los relatos sobre Abraham (en torno al siglo VI a. e. c.) hasta el reinado de los primeros emperadores romanos, en el siglo I, cuando los judíos y los primeros cristianos formaban una comunidad extendida por todo el Mediterráneo. El texto requiere por tanto una interpretación: a cargo de los sabios judíos, como las lecturas del Talmud, por la Iglesia en el caso del catolicismo, por los fieles en las Iglesias protestantes. 

 Pagina inicial de la biblia de FerraraLa Biblia está escrita en tres idiomas, hebreo, arameo y griego clásico. Casi nadie puede leerla en el texto original, por lo que resulta necesaria su traducción. El trabajo empezó con la traducción de “los Setenta”, hecha al griego en Alejandría (Egipto), en los siglos III y II a. e. c. Luego vinieron las traducciones latinas, con la Vulgata de San Jerónimo (siglo IV) en cabeza. Poco a poco fueron sumándose las de las lenguas habladas, como las castellanas de Abraham Usque (Biblia de Ferrara, 1553) y de Casiodoro de Reina (Biblia del Oso, Basilea, 1569).

 Así es como la Biblia, formada por los textos sagrados de dos religiones, incorpora multitud de perspectivas y contextos propios de tradiciones, costumbres y culturas muy diferentes. A todas les une lo que la Biblia relata: la relación de Dios con el ser humano y la impronta que Dios deja en la Historia hecha por su criatura. Si Dios en La Biblia se dirige a todas las naciones, hablará en todas las lenguas. Y todas, gracias a la traducción, son dignas de Él.

 

Fuente: José María Marco Tobarra

Botón Grandes Pedagogos Comentario Bibliográfico Botón créditos

Comentario Bibliográfico

En el marco de la celebración del 60 aniversario de la Declaración de los Derechos del Niño la Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas ha realizado una selección bibliográfica dedicada a figuras relevantes de la pedagogía francófona (siglo XVII- siglo XX). Grandes precursores e innovadores en el ámbito de la educación, derecho fundamental del niño. Se suma así a las actividades que en torno a esta celebración ha organizado el Departamento de Educación, Métodos de Investigación y Evaluación de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales y la Coordinación del Multilingüísmo y de la Multiculturalidad.

  Comentario Bibliográfico  

Se exponen 23 ejemplares entre los que destacan las obras de Jean Baptiste de La Salle y Jean-Jacques Rousseau pertenecientes al fondo antiguo.

Se ha seleccionado un ejemplar de Memoria e informe sobre Victor de l’Aveyron (1982), del precursor de la educación especial Jean Itard, célebre por el estudio y tratamiento del niño salvaje de Aveyron, proceso narrado en la conocida película de François Truffaut L'Enfant Sauvage (1970). La edición incluye comentarios del Premio Cervantes y Nacional de las Letras, Rafael Sánchez Ferlosio.

Contamos con un primer ejemplar de la revista L'Année psychologique, fundada en 1894 por Alfred Binet y Henry Beaunis, que, a día de hoy, continúa ocupando un lugar destacado entre las revistas científicas francesas. Se expone una temprana traducción del Tests para el examen de la inteligencia (ca. 1910), diseñado por Binet en colaboración con Théodore Simon. Considerados pioneros de la psicometría.

Se muestran dos de las obras del médico y pedagogo belga Ovide Decroly, El niño anormal (1934) y Problemas de Psicología y de Pedagogía (1929), ambas editadas por Francisco Beltrán, destacado editor, librero y bibliófilo del primer cuarto del siglo XX.

Puede observarse un ejemplar de la obra La Escuela y la psicología experimental (1931), de Edouard Claparède, publicado por la Revista de Pedagogía dirigida por Lorenzo Luzuriaga y que cuenta con un estudio preliminar de este destacado pedagogo y difusor en España de la Escuela Nueva. Se expone el primer ejemplar de Archives de Psicologie, considerada la primera revista francesa de psicología. Fundada por Claparède en 1902 y de la que fue director hasta su fallecimiento.

Del psicólogo y pedagogo Pierre Bovet contamos con la obra Le sentiment religieux et la psychologie de l’enfant (1951) publicada por el Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Ginebra, antiguo Instituto Jean-Jacques Rousseau, fundado en 1912 por Édouard Claparède para la mejora de la formación de los educadores. Instituto al que acudieron numerosos españoles pensionados por la Junta para la Ampliación de Estudios. Está acompañado por un ejemplar de El instinto luchador (2007), considerada la obra más destacada de Bovet. Traducida por el pedagogo y político Domingo Barnés, Ministro de Instrucción Pública durante la Segunda República.

De uno de los principales teóricos y difusores de la escuela activa, el pedagogo Adolphe Ferrière, se expone un ejemplar de La educación autónoma (1926) publicado en la colección Actualidades Pedagógicas del editor Francisco Beltrán. Está traducido, prologado y anotado por Rodolfo Tomás y Samper, pedagogo y director del Asilo Municipal de Nuestra Señora de la Paloma de Madrid. Le acompaña un ejemplar de La educación nueva en Chile (1932), versión española de Francisco Gallach Palés.

Del promotor de la Escuela Nueva, Roger Cousinet, se exponen ejemplares de La nueva educación (1936) escrito en colaboración con Vidal y Vauthier y de La formación del educador (1967), obra que recoge una de sus principales inquietudes, la formación de los propios educadores.

La selección cuenta con dos de los métodos pedagógicos de Celestin Freinet, Méthode naturelle de lecture (1947) y Une méthode naturelle de grammaire (1963), publicados en la colección de la Bibliothèque de L’École Moderne seguidora de su pensamiento pedagógico y propuestas sociales.

Se expone un ejemplar de La Educación Nueva en Austria (1929) de Robert Dottrens publicado por Francisco Beltrán que contiene un prefacio de Pierre Bovet. Está traducido y prologado por Rodolfo Llopis, pedagogo y político español, Ministro de Instrucción Pública en la Segunda República y Secretario General del Partido Socialista Obrero Español en el exilio.

Finalmente se han seleccionado dos primeras ediciones de las obras de Jean Piaget La construction du réel chez l’enfant (1937) -una de las obras consideradas fundamentales para la epistemología genética- y Le Développement des quantités chez L’enfant (1941) en colaboración con Bärbel Inhelder, ambas publicadas por el Instituto Jean-Jacques Rousseau y la Société Belge de Pédotechnie.

Europa

Alemania

Alemania 2Alemania 3Alemania 1Alemania 4

Austria

Austria 11Austria 12Austria 13

Francia

Francia 37Francia 32

Gran Bretaña

Gran Bretaña 33

Holanda

Holanda 36

Hungría

Hungría 38

Italia

Italia 39Italia 40Italia 42Italia 46Italia 75Italia 77Italia 41Italia 43Italia 44Italia 45

Polonia

Polonia 60

Portugal

Portugal 63Portugal 64

Suiza

Suiza 67

America

Brasil

Brasil 18Brasil 17Brasil 19

Canadá

Canadá 21

Chile

chile 25

Colombia

Chile 27

Ecuador

Ecuador 29

El Salvador

El Salvador 30

Estados Unidos

Estados Unidos 31

Nicaragua

Nicaragua 56

Paraguay

Paraguay 58

Perú

Perú 59

Asia

Taiwan

taiwan 68

Alicante

Alicante 5Alicante 6Alicante 7Alicante 8

Asturias

Asturias 9Asturias 10

Barcelona

Barcelona 16Barcelona 76Barcelona 14Barcelona 15

Cáceres

Cáceres 20

Cantabria

Cantabria 22Cantabria P23Cantabria 24

Ciudad Real

ciudad Real 26

Cuenca

Cuenca 28

Guipúzcoa

Guipuzcoa 35Guipuzcoa 34

La Rioja

La Rioja 47

Lugo

Lugo 48

Madrid

Madrid 49Maddrid 53Madrid 50Madrid 51Madrid 52

Navarra

Navarra 55Navarra 54

Palencia

Palencia 57

Pontevedra

Pontevedra 61Pontevedra 62

Salamanca

Salamanca 65

Soria

Soria 66

Toledo

Toledo 69

Valencia

Valencia 71Valencia 70

Valladolid

Valladolid 73Valladolid 72

Zaragoza

Zaragoza 74

Presentación

Cartel Exp. P. Rhodes Cantoblanco La celebración de La Francophonie es un importante evento internacional promovido por la Organización Internacional de la Francofonía (OIF). Fundada en 1970, con sede en París, integra la comunidad de países que usan la lengua francesa. Sus actividades se centran en la difusión de la lengua, la cultura, la educación, la reducción de las diferencias entre países, la solidaridad y el desarrollo sostenible.

En el curso 2018/2019, la Universidad Pontificia Comillas ha celebrado la tercera edición de La Francophonie. En cuyo marco se han organizado diferentes actos, bajo la coordinación de la profesora Nadia Rodríguez Ortega del Departamento de Traducción e Interpretación y Comunicación Multilingüe de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales. La Biblioteca colabora en este evento con tres selecciones bibliográficas: Mujeres escritoras: las mujeres del Goncourt, Mujeres científicas: francesas Premio Nobel y de forma destacada con una selección tanto de fondo moderno como antiguo sobre Jesuitas y francofonía que lleva por título: Alexandre de Rhodes (1591-1660): un jesuita francés en Indochina.

Mujeres escritoras: las mujeres del Goncourt

Le Prix Goncourt, uno de los galardones literarios más importantes de Francia, fue otorgado por primera vez en 1903 y en sus 115 años de existencia, tan solo doce mujeres lo han obtenido: Elsa Triolet, Béatrix Beck, Simone de Beauvoir, Anna Langfus, Edmonde Charles-Roux, Antonine Maillet, Marguerite Duras, Pascale Roze, Paule Constant, Marie NDiaye, Lydie Salvayre y Leila Slimani.

La Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas participa de este homenaje a las mujeres escritoras. Con este fin ha realizado una selección de las obras, escritas por mujeres, que han recibido el Premio Goncourt.

Elsa Triolet: Premio Goncourt 1944

Triolet

Elsa Triolet (Moscú, 1896 - Saint-Arnoult-en-Yvelines, 1970). Nacida Elza Yúrievna Kagán, en una familia de origen judío. En 1918 contrae matrimonio con André Triolet en París. Al año siguiente viaja a Tahití, que le servirá de inspiración para su primera novela, aún escrita en ruso. Se establece en Montparnasse, donde se relaciona con escritores surrealistas y con otros artistas. En 1938 escribe su primera novela en francés, Bonsoir Thérèse. En 1936 se casa con el poeta y novelista Louis Aragon, con quien pasa a la Resistencia . Colabora en prensa escrita y con Le premier accroc coûte 200 francs gana el premio Goncourt de 1944.

Asiste en 1946 al Proceso de Nuremberg sobre el que escribirá un reportaje en Les Lettres françaises. En los años 50, como miembro del comité dirigente del Comité Nacional de Escritores, se compromete en la promoción de la lectura. La época de la guerra y la amenaza atómica inspiran varias de sus obras. Viaja en repetidas ocasiones a los países del bloque socialista. Criticará el estalinismo en 1957 en El Monumento e interviene de modo activo en 1963 para conseguir que se traduzca y publique en Francia el relato de Aleksandr Solzhenitsyn Un día en la vida de Iván Denísovich. Muere en junio de 1970.

Béatrix Beck: Premio Goncourt 1952

Béatrix Beck (Villars-sur-Ollon, Suiza 1914 - Saint-Clair-sur-Epte, Francia 2008) Hija del poeta belga Christian Beck, se licencia en Derecho. Después de varios trabajos, se convierte en la secretaria literaria del escritor y premio Nobel de literatura André Gide, quien la anima a escribir sobre sus experiencias, algunas muy difíciles como el suicidio de su madre, la guerra o la pobreza.

Gana el Premio Goncourt en 1952 por su libro Léon Morin, prêtre , novela, que transcurre bajo la ocupación y recoge el diálogo entre una viuda de guerra de un judío comunista y un sacerdote. Fue llevada a la pantalla con éxito por Jean-Pierre Melville en 1961, con Jean-Paul Belmondo como protagonista.

Béatrix Beck escribió una treintena de obras entre novelas, cuentos, poemas y obras radiofónicas.

Simone de Beauvoir: Premio Goncourt 1954

Simone de Beauvoir (París,1908-1986). Nace en una familia burguesa y desde temprana edad destaca intelectualmente. Se gradúa en filosofía y hasta 1943 se dedica a la docencia en liceos de Marsella, Ruan y París. Publica su primera obra, la novela L’invitée, en 1943.

Luchadora por la igualdad de derechos de la mujer, escribe novelas, ensayos, biografías y monográficos sobre temas políticos, sociales y filosóficos. Su pensamiento se enmarca en la corriente filosófica del existencialismo. Su obra, Le Deuxième Sexe, se considera fundamental en la historia del feminismo. En la primera mitad de los años cincuenta imparte gran número de clases y conferencias tanto por Francia como por el extranjero. Con Jean Paul Sartre, Albert Camus y Maurice Merleau-Ponty, entre otros, funda la revista Les Temps Modernes, que se convierte en un referente político y cultural del pensamiento francés del momento. Colabora en la fundación de la Liga de los Derechos de la Mujer, cuyo objetivo es reaccionar ante cualquier discriminación sexista. En 1954 gana el Premio Goncourt con Les mandarins, donde trata las dificultades de los intelectuales de la posguerra para asumir sus responsabilidades sociales. Su actividad literaria se entremezcla con largos viajes y activismo social. Hasta sus últimos días es una incansable luchadora por los derechos humanos

Anna Langfus: Premio Goncourt 1962

Anna Langfus (Lublin, Polonia, 1920-París, 1966). Nacida Anna-Regina Szternfinkiel, en una familia acomodada de origen judío. Conoce los guetos de Lublin y de Varsovia y sufre los dramas de la guerra.

Logra sobrevivir un tiempo haciéndose pasar por aria y llega a ser agente de enlace de la resistencia, pero es detenida por la Gestapo y torturada. Liberada por el ejército soviético, vuelve a Lublin, donde permanece hasta mediados de 1946. Marcha a Francia como refugiada, donde llega a atravesar momentos de extrema pobreza. Conoce a Aron Langfus, un judío de Lublin, superviviente como ella del holocausto, con el que contrae matrimonio y tiene en 1948 una hija, María.

Se introduce en los medios teatrales y en 1953 publica la obra teatral Les lépreux, que se llevará rápidamente a escena. Su primera novela, Le sel et la soufre, aparece en 1960. Logra una gran acogida de crítica y público y recibe el premio Charles Veillon. Su siguiente novela, Les bagages de sable, supera el éxito de la anterior, y gana el premio Goncourt en 1962. En ella se aborda el dolor de una superviviente del holocausto con problemas para volver al mundo real. En su tercera novela, Saute, Barbara aborda de nuevo este tema.

Anna Langfus, a pesar de su muerte prematura, con sólo 46 años, es autora de una docena de piezas de teatro, radiofónicas y de relatos.

Edmonde Charles-Roux: Premio Goncourt 1966

Edmonde Charles-Roux (Neuilly-sur-Seine, 1920 - Marsella, 2016). Nace en una familia acomodada. Su padre, François Charles-Roux es embajador de Francia, miembro del Instituto de Francia y el último presidente de la Compañía del Canal de Suez.

Durante la Segunda Guerra Mundial trabaja como enfermera voluntaria y es herida en Verdún. Una vez recuperada, ingresa en la resistencia. Más tarde presta sus servicios en distintas divisiones como enfermera y asistente social. Llegando a ser condecorada con la Cruz de Guerra y nombrada Caballero de la Legión de Honor en 1945. Recibe la distinción de vivandière de honor por el Régiment de marche de la Légion Etrangère. En 1946 se une al equipo del semanario femenino Elle. En 1948 se incorpora a la edición francesa de Vogue, donde llega a ser editora jefe en 1954. En 1966 deja la revista y escribe Oublier Palerme, novela con la que obtiene el premio Goncourt y que más tarde será llevada al cine, bajo la dirección de Francesco Rosi, con el título Dimenticare Palermo (1990). En 1984 ingresa, como miembro, en la Academia Goncourt, donde alcanza la presidencia en 2002. En 2010 fue premiada con el título de comendador de la Legión de Honor.

Antonine Maillet: Premio Goncourt 1979

Antonine Maillet (Bouctouche, Nuevo Brunswick, Canadá, 1929- )Novelista y dramaturga acadiana (descendiente de los primeros colonos franceses). Tras graduarse en Artes entra en la congregación de Notre-Dame du Sacré-Cœur. Entre 1954 y 1960 enseña letras en el Collège Notre-Dame d'Acadie. Allí comienza a escribir sus primeras obras de teatro para los estudiantes.

En 1958 gana, con Poire-Acre, el primer premio del Festival Nacional de Arte Dramático. En 1960 con Les Jeux des enfants sont faits, el premio del Consejo de las Artes de Canadá y con Pointe-aux-Coques, el Premio Champlain. Ese mismo año deja la congregación. En 1962 obtiene una Licenciatura en Letras en la Universidad de Montreal y en 1970 se doctora en la Universidad de Laval. Dedicándose a la enseñanza de la literatura. En 1974 se convierte en profesora de la Universidad de Montreal. En 1975 publica La Sagouine, con gran éxito y abandona la docencia para consagrarse a la escritura aunque sigue trabajando, como guionista, en Radio Canadá. En 1979 gana el premio Goncourt con Pélagie-la-Charrette, otorgado por primera vez a un escritor no europeo.

Autora prolífica, ha publicado más de treinta obras, entre novelas, obras de teatro y cuentos infantiles. Ha representado a Acadia, tanto a nivel nacional como internacional y recibido numerosos premios y distinciones. Es miembro del Consejo Privado de la Reina Isabel II para Canadá.

Marguerite Duras: Premio Goncourt 1984

Marguerite Duras (Gia Dinh, Vietnam,1914 – París 1996). Marguerite Germaine Marie Donnadieu, nace y vive hasta los dieciocho años en la Indochina francesa con su madre, personaje que marca su vida, y sus hermanos. Plasma sus experiencias de esta época en muchas de sus obras. En 1932 regresa a Francia, donde estudia Derecho y Ciencias Políticas. En 1935 empieza a trabajar como secretaria en el Ministerio de las Colonias. Puesto que abandona en 1941. Durante la Segunda Guerra Mundial participa en la Resistencia francesa y milita, hasta 1955, en el Partido Comunista, que abandona disconforme con las políticas totalitarias de la Unión Soviética.

Se da a conocer en 1950 con Un barrage contre le Pacifique, novela de tintes autobiográficos. A finales de los años cincuenta, sin abandonar la escritura, empieza a trabajar en el cine como guionista. Escribe la novela Hiroshima, mon amour y hace el guion de la película homónima dirigida, en 1958, por Alain Resnais. En 1967, Duras se estrena como directora con la película La música, a la que seguirán casi una veinte de títulos, hasta Les Enfants, en 1984. Todas de un marcado carácter vanguardistas.

Autora prolífica y de éxito, tanto de novela como de piezas dramáticas. Su labor en este campo recibe el reconocimiento de la Academia francesa con el Gran premio del Teatro. Con L’Amant logra en 1984 el Premio Goncourt. Éxito mundial de ventas, que es llevada al cine por Jean-Jacques Annaud. Basada en un recuerdo de adolescencia que retoma en L'Amant de la Chine du Nord, de 1991. De personalidad poliédrica, estilo propio y experimental. Su último texto se tituló C'est tout (1995).

Pascale Roze: Premio Goncourt 1996

Pascale Roze (Saigón, Vietnam, 1954- ). Su padre era oficial naval y su madre pertenecía a una familia de comerciantes franceses establecidos en Indochina. Su abuelo fue alcalde de Cholon,(Saigón).

En Francia, abandona los estudios de Filosofía y Letras tras descubrir el teatro. Trabaja más de una década con Gabriel Garran, actor y director de escena en el Teatro de la Comuna de Aubervilliers y en el Teatro Internacional de Lengua Francesa, encargado de la promoción del teatro francófono.

En 1994 publica su primer libro, Histoires dérangées. una recopilación de cuentos. Se consagra a la escritura y en 1996, gana el premio Goncourt con su primera novela, Le chaseur zéro. Ese mismo año, atraviesa problemas muy graves de salud de los que se recupera.

Colabora en programas de radio, dirige talleres de escritura, especialmente para jóvenes desfavorecidos y continúa con su labor literaria.

Paule Constant: Premio Goncourt 1998

Paule Constant (Gan, Pirineos Atlánticos, 1944- ) . Vive parte de su infancia y de su madurez en África (Camerún, Argelia, Túnez, Djbouti, Costa de Marfil y Senegal), donde su padre y su marido ejercen como médicos. Doctora en Letras y Ciencias Humanas por la Universidad de París-Sorbona, imparte literatura francesa en el Instituto de Estudios Franceses para Extranjeros de la Universidad de Marsella.

En 1990 inicia una colaboración en Revue des Deux Mondes como crítica literaria, tarea que abandona en 1996. Recibe el premio Goncourt por Confidence pour confidence, en 1998.

En Aix-en-Provence, preside el Centro de Escritores del Sur, Jean Giono, y es representante de Europa central en el Centro Internacional de Estudios Francófonos, jurado de varios premios literarios, y miembro de la Academia Goncourt desde 2013. La mayor parte de sus obras han sido traducidas a más de veinte idiomas.

Marie NDiaye: Premio Goncourt 2009

Marie NDiaye (Pithiviers, 1967- ). De padre senegalés y madre francesa. Escritora precoz, publica su primera novela, Quant au riche avenir, con tan solo 17 años. Su obra Papa doit manger forma parte del repertorio de la Comédie française.

Autora de amplia obra literaria, ha publicado novela, relato corto, ensayo, teatro, y literatura infantil. Incluso ha escrito un guión cinematográfico basado en su obra Papa doit manger.

En 2001 recibe el Premio Femina por Rosie Carpe, y en 2009 el Premio Goncourt por Trois Femmes puissantes, en el que aborda las formas modern Marie NDiaye as de esclavitud.

Lydie Salvayre: Premio Goncourt 2014

Lydie Salvayre, (Autainville,1948 - ). Nacida Lydia Arjona, hija de refugiados republicanos españoles. Su infancia transcurre en Auterive, cerca de Toulouse en un entorno de refugiados españoles por lo que su lengua materna es el español. Descubrirá el francés a través de la literatura.

Estudia Letras en la Universidad de Toulouse y más tarde Medicina, especializándose en psiquiatría en Marsella, donde ejerce como psiquiatra durante varios años. A finales de los años setenta se inicia en la escritura y en 2014 gana el Premio Goncourt con su novela Pas pleurer que trata de la Revolución social española de 1936, a través de las figuras del escritor Georges Bernanos y del personaje de Montse, inspirado por la madre de la autora. Ha sido traducida a veinte idiomas. Su producción literaria abarca, supera una veintena de novelas.

Leila Slimani: Premio Goncourt 2016

Leila Slimani (Rabat, Marruecos,1981), nace en una familia de habla francesa, de madre franco-argelina y de padre marroquí. Estudia en el Liceo francés de Rabat. En 1999 se va a París donde se diploma en el Instituto de Estudios Políticos. Completa sus estudios en el ESCP Europe Business School y hace un curso de creación literaria en el editorial Galimard . En 2008 se incorpora a la revista Jeune Afrique, donde se ocupa de temas relacionados con el norte de África. En 2012 decide dedicarse a la escritura, aunque sigue trabajando por su cuenta para la revista.

En 2014, publica su primera novela Dans le jardin de l’ogre, adquirida por una productora para una adaptación cinematográfica. Trata sobre la adicción sexual femenina, y la literatura. Alcanza el éxito de la crítica y es una de las finalista del Premio de Flore de París. En 2015 recibe el 6º Premio Literario de la Mamounia, para autores marroquís en lengua francesa. Siendo la primera mujer en recibirlo. Su segunda novela, Chanson douce, obtiene el Premio Goncourt en 2016.

En 2017 apoya, junto a un grupo de personalidades de la sociedad civil, a Emmanuel Macron para bloquear a Marine Le Pen. Ese año recibe el premio "Out" de oro por su condena a la penalización de la homosexualidad en Marruecos.

Mujeres científicas: mujeres francesas ganadoras del Premio Nóbel

Alfred Bernhard Nobel (Estocolmo 1833-San Remo,1896), químico, ingeniero, empresario e inventor de la dinamita decidió que, a su fallecimiento, casi la totalidad de su fortuna se destinaría a premiar a aquellas personas que más hubieran trabajado a favor de la humanidad.

Los premios se entregan desde el año 1901, a excepción del premio de Economía, instituido en 1968 por el Banco de Suecia. Son otorgados anualmente por la Real Academia Sueca de Ciencias, la Academia Sueca, el Instituto Karolinska y el Comité Noruego del Nobel a las personas que hacen contribuciones sobresalientes en los campos de la Física, Química, Fisiología o Medicina, Literatura y Economía. Se entregan, el 10 de diciembre, en una ceremonia celebrada en Estocolmo. El premio Nobel de la Paz, es elegido por el Comité Noruego del Nobel, compuesto por cinco personas designadas por el Parlamento noruego. y se entrega en Oslo.

En estos más de cien años transcurridos desde su inicio han sido galardonados cerca de novecientos hombres, y cincuenta y una mujeres. Un número exiguo si lo comparamos con los hombres premiados. Afortunadamente se van observando cambios. En 2018, por primera vez, dos mujeres han ganado los Premios Nobel de ciencia: Donna Strickland, Física, y Frances H. Arnold, Química y Nadia Murad, Premio Nobel de la Paz lo ha obtenido «Por sus esfuerzos para acabar con el uso de la violencia sexual como arma en guerras y conflictos armados».

Cabe recordar que Marie Curie fue la primera mujer en obtener un Premio Nobel, de Física en 1903 y la única mujer que lo ha ganado dos veces, recibió el de Química en 1911. Otras muchas científicas, literatas y luchadoras por la paz la siguieron. Dos de ellas también francesas, su hija, Irène Joliot-Curie, Premio Nobel de Química en 1935 y Françoise Barré-Sinoussi, Premio Nobel de Medicina o Fisiología en 2008.

En el marco de la celebración de la tercera edición de “La Francophonie ” la Biblioteca quiere rendir homenaje a estas tres científicas francesas con una selección bibliográfica. Desea así recordar a estas destacadas científicas y a todas aquellas mujeres que siguiendo los deseos de Alfred Nobel “han realizado el mayor beneficio a la humanidad” en este caso en el ámbito de las STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) .

Marie Curie: Premio Nobel de Química 1911

Triolet

Marie Curie (Varsovia 1867-Passy 1934). Maria Skłodowska, alumna brillante, lucha para alcanzar una educación superior, prohibida para las mujeres por las autoridades rusas, que ocupan Polonia. Con escasos recursos, se marcha a París en 1891 e inicia sus estudios de Física. Logra completarlos en 1893, siendo la primera de su promoción y obtiene su segundo título universitario al año siguiente. En 1895 se casa con el científico Pierre Curie e inicia sus estudios de Doctorado. Se interesa por los nuevos tipos de radiación descubiertos por W. C. Röntgen y Henri Becquerel. Su marido colabora en sus investigaciones y en 1898 juntos comunican el hallazgo de dos nuevos elementos: el polonio y el radio. Es el fruto de años de duro trabajo en condiciones precarias. A pesar de ello deciden no patentar el proceso de aislamiento del radio poniéndolo a disposición de la comunidad científica. Llegan los reconocimientos y en 1903 comparten con Becquerel el Nobel de Física, pese a que en un principio se plantean concedérselo solo a Pierre y Henri Becquerel. Marie se convierte en la primera mujer que obtiene el preciado galardón. En 1904, Pierre es nombrado catedrático de física en la Universidad de París, y en 1905, miembro de la Academia Francesa. Marie no recibe el mismo trato.

En 1906, Pierre muere en un accidente y Marie ocupa su catedra, mientras continúa con sus investigaciones. En 1910 intenta rehacer su vida con el científico Paul Langevin, siendo protagonista de un escándalo mediático que está a punto de costarle el Nobel de Química en 1911. En 1914, pocos meses después del inicio de la Primera Guerra Mundial, decide acercar los equipos de rayos X al frente. Transforma viejas camionetas en unidades móviles de radiografía, los “petites Curie” y forma a otras mujeres en este campo. A su lado su hija Irene, de apenas 18 años.

Dirige el Instituto del Radio de París y en 1921 viaja, por primera vez, a EE UU, donde recibe una gran acogida. En 1922 es nombrada miembro de la Comisión Internacional para la Cooperación Intelectual de la Sociedad de las Naciones y académica de la Academia Nacional de Medicina de Francia. Muere en 1934 de leucemia, efecto de la radiación a la que estuvo expuesta.

Irène Joliot-Curie: Premio Nobel de Química 1935

Triolet

Irène Joliot-Curie (París,1897-1956), hija de Marie y Pierre Curie. Alumna inteligente y especialmente brillante en el campo de las matemáticas. Estudia física y matemáticas en La Sorbona. Durante la Primera Guerra Mundial su destacado trabajo como enfermera radiológica es un gran apoyo para su madre. Es condecorada con la Medalla Militar. En 1918 ingresa en el Instituto del Radio de París como asistente de su madre y realiza su tesis doctoral sobre los rayos alfa del polonio. Allí conoce a Frédéric Joliot, también asistente, con el que contrae matrimonio en 1926. Ambos adoptaran el apellido Joliot-Curie. En 1935 son galardonados con el Premio Nobel de Química por sus trabajos sobre radiactividad artificial.

En 1936 toma partido por el gobierno de la República Española y participa en el gobierno del Frente Popular francés. Es nombrada directora de investigación de la Fundación Nacional de Ciencias y subsecretaria de Estado de investigación científica. En 1937 es nombrada catedrática en la Facultad de Ciencias de París.

Durante la Segunda Guerra Mundial rechaza un trato de privilegio y a su término, en 1946, es nombrada directora del Instituto del Radio.

Mujer comprometida social y políticamente, afiliada al Partido Socialista francés, forma parte del Comité Nacional de la Unión de Mujeres Francesas y del Consejo para la Paz Mundial. En 1951, durante la Guerra Fría es apartada de la Comisión Francesa de Energía Atómica por sus simpatías con el Partido Comunista Francés. Continúa, no obstante, su labor investigadora y docente así como su activismo social. Muere en 1956 de leucemia, al igual que su madre.

Françoise Barré-Sinoussi: Premio Nobel de Fisiología o Medicina 2008

Françoise Barré-Sinoussi, (París, 1947- ) Licenciada en bioquímica por la Universidad de París, en 1971. Se doctora en virología y realiza estudios posdoctorales en Estados Unidos. En 1975, ya en el Instituto Pasteur, centra sus investigaciones en infecciones virales. En 1983, junto con Luc Montagnier, aísla el retrovirus del VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) y logra determinar el virus causante del SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida). Alcanza notoriedad rápidamente al tratarse de una nueva enfermedad, sin tratamiento entonces, que estaba convirtiéndose en una pandemia. A partir de ese momento dedica su carrera a la investigación y prevención del SIDA. Recibe en 2008, junto a Luc Montagnier, el Premio Nobel de Medicina o Fisiología. Lo comparten con el alemán Harald zur Hausen, descubridor del virus del papiloma humano, causante del cáncer cervical.

Implicada en la ayuda a países en desarrollo, ha coordinado en Camboya y Vietnam programas de la Agencia Nacional Francesa de Investigación sobre el SIDA (ANRS). Ha presidido la Sociedad Internacional de SIDA, ha sido miembro del Consejo de Gobierno de la ANRS, consultora de la Organización Mundial de la Salud y del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA, profesora del Instituto Pasteur y directora de su Unidad de Regulación de Infecciones Retrovirales, dentro del Departamento de Virología. Es coautora de más de doscientas publicaciones científicas, ha participado en más de 250 conferencias internacionales y formado a un gran número de investigadores. Su destacada labor ha merecido numerosos premios y reconocimientos.

Alexandre de Rhodes, SJ (1591-1660):Un jesuita francés en Indochina

El germen de la Compañía de Jesús nace en Francia, cuando aquellos siete compañeros y alumnos de la Universidad de París liderados por Ignacio de Loyola hacen, el 15 de agosto de 1534, sus votos en Saint-Pierre de Montmartre. Con vocación universal la Compañía se extiende rápidamente por todo el mundo (Tellechea, 2013).

Desde sus inicios, con Francisco Javier, la Compañía desarrolla una amplia actividad misionera en Asia (González, 2011). Su historia cuenta con figuras destacadas entre las que podemos situar al jesuita francés Alexandre de Rhodes, SJ.

Semblanza biográfica

ARhodes

Alexandre de Rhodes entra en la Compañía en 1612. Tras varios años de formación en el Colegio Romano, donde estudia Teología y Ciencias Naturales, parte en 1618 a la misión de Oriente, entonces bajo la jurisdicción del Padroado (Patronato) portugués (González, 2011).

Pasa tres años en Goa y llega a Macao en 1623. Es destinado al colegio jesuita “Madre de Deus”, donde se inicia en el estudio de la lengua china y japonesa y en las tradiciones religiosas y culturales chinas. Debido a las intensas persecuciones en Japón, se decide que se dirija a Vietnam. Territorio entonces dividido en Tonkin en el Norte y Conchinchina en el Sur (O’Neill, C.E., Domínguez, J.M. (dir.), 2001). Reino, éste último, al que llega en 1624 y donde guiado por el P. Francisco de Pina, SJ, comienza a estudiar la lengua vietnamita. Desarrolla una intensa labor misional hasta el inicio de las hostilidades y persecuciones, que aconsejan partir a Tonkín. Allí supera los logros anteriores. Mantiene relaciones con la corte hasta el inicio de nuevas persecuciones que le obligan a abandonar el reino. Deja numerosas conversiones y una comunidad de catequistas (González, 2011).

En 1630 llega a Macao donde imparte clases de Teología hasta su regreso a Conchinchina en 1640. Donde realiza una labor misional no exenta de dificultades. Vive momentos de agudas persecuciones, se inician los martirios y finalmente es expulsado en 1645. Al igual que hizo en Tonkin deja en Conchinchina una sólida comunidad de catequistas. Durante más de tres años viaja por India, Indonesia, Persia, Armenia y Anatolia. Llega a Roma en 1649, donde propone reformas en la administración eclesiástica de Oriente. En 1655 es destinado a Persia, donde fallece en 1660 (González, 2011).

Durante sus años de apostolado en Vietnam y con el objetivo de mejorar la propagación de la fe, aprovecha trabajos anteriores de compañeros jesuitas sobre la lengua vietnamita y desarrolla un alfabeto basado en el alfabeto latino. Suma a las letras marcas diacríticas para indicar la calidad de la vocal y los diferentes tonos. (O’Neill, C.E., Domínguez, J.M. (dir.), 2001). Cabe recordar que esta lengua no disponía de una escritura unificada, se venía utilizando la escritura china. Este alfabeto creado en un primer momento para los nuevos cristianos y usado en escritos religiosos, catecismos y libros de oraciones, logra con el tiempo extenderse. Comienza su uso oficial en 1910 y es conocido actualmente como chữ quốc ngữ (escritura de la lengua nacional) (González, 2011).

Además de su trascendental sistema de escritura de la lengua vietnamita el P. Rhodes nos ha dejado obras autobiográficas, en las que relata su vida misionera, de carácter religioso y cultural, especialmente lingüísticas. (O’Neill, C.E., Domínguez, J.M. (dir.), 2001).  Cabe destacar su Catechismus pro ijs, qui volunt suscipere Baptismum in octo diez divisus, considerado el texto más antiguo en prosa en lengua vietnamita y el primer trabajo teológico publicado en Vietnam y su Dictionarium Annamiticum, lusitanum et latinum, diccionario vietnamita-portugués-latín. Elaborado apoyándose en el trabajo de los misioneros portugueses Gaspar de Amaral y Antonio de Barbosa. Ambas obras publicadas en Roma por Propaganda Fide en 1651 (Pham, Hung T., 2014).

En 2014 la Iglesia Católica vietnamita celebró, con un Año Jubilar, los 400 años de presencia de la Compañía de Jesús en Vietnam, en la que se enmarca la fructífera vida del P. Rhodes, SJ (Jesuit Conference of Asia Pacific, 2019).

Bibliografía
  •  

    • González, F. (2011). La experiencia misionera de Alexandre de Rhodes, SJ. Studia missionalia, Vol. 60, 277-317.

    • Jesuit Conference of Asia Pacific, 2019. Recuperado de: (http://www.sjapc.net/2015/01/jesuits-celebrate-400-years-vietnam/)

    • O’Neill, C.E., Domínguez, J.M. (dir.).(2001). Diccionario histórico de la Compañía de Jesús: biográfico temático. Roma: Institutum Historicum. Madrid: Universidad Pontificia Comillas.

    • Pham, Hung T. (2014). Composing a sacred space: a lesson from the Cathechismus of Alexandre de Rhodes. Studies in the spirituality of Jesuits, 46/2, 1-34.

    • Tellechea, J.I. (2013). Ignacio de Loyola, solo y a pie. Salamanca: Ediciones Sígueme

    Bibliografía de la exposición

    Para la selección bibliográfíca Mujeres y francofonía : las mujeres del Goncourt se ha elegido un ejemplar de cada una de las obras premiadas. Entre los documentos seleccionados para Mujeres científicas: francesas Premio Nobel cabe destacar un ejemplar del artículo de Maríe Curie Radioactivité et phénomènes connexes de 1924.

    Comentario bibliográfico Jesuitas y francofonía: Alexandre de Rhodes, SJ : un jesuita francés en Indochina

    Entre las actividades de la Tercera edición de La Francophonie, se ha realizado una exposición bibliográfica dedicada a la figura del jesuita francés Alexandre de Rhodes, elaborada con una muestra de los ricos fondos de la Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas.

    Entre los documentos seleccionados, destacan dos obras del jesuita Philipe Lécrivain sobre el inicio de la Compañía de Jesús en París y sobre la historia de los primeros jesuitas, cuyo ejemplo será seguido por Alexandre de Rhodes a lo largo de toda su vida, como relata en su biografía, recogida por el también jesuita Auguste Carayon, en Voyages et Missions du Père Alexandre de Rhodes, donde narra su labor misional en Tonkin y en Cochinchina, a donde parte con el acuerdo del Patronato portugués, que tenía la jurisdicción sobre la Misión de Oriente, en el siglo XVII. La necesidad de comunicación con el pueblo vietnamita le llevará a estudiar en profundidad su lengua, de tal manera que idea el modo de transcribirla al alfabeto latino sin perder los diversos tonos de la misma. Así, en el nuevo alfabeto escribe el Catechismus, que es el texto más antiguo publicado en lengua vietnamita, y el Diccionario Annamítico, Portugués y Latín, elaborado también por el propio Rhodes, editados ambos en 1651, y de los que se exponen ediciones facsímiles. Así mismo, se ha seleccionado una Biblia escrita en vietnamita, procedente de la Colección de Biblias del P. Eduardo Granda, como muestra del reconocimiento que ha tenido el alfabeto diseñado por Alexandre de Rhodes, que llega a ser considerado el modo de escritura oficial de la lengua nacional vietnamita a partir de 1910.

    Se ha seleccionado algún ejemplo cartográfíco para mostrar la situación geográfica de la Península de Indochina. Así, se exponen dos grabados con sendos mapas de la zona, uno calcográfico, en medio de una escena alegórica dibujada por Miele y grabada por Bloemaert hacia 1653, que se encuentra en la Historia de la Compañía de Jesús del P. Daniello Bartoli, y otro litográfico, grabado por Delamare y publicado en la Mission de la Cochinchine et du Tonkin por Charles Douniol, en 1858.

    Igualmente, se exponen varios libros sobre la historia y la cultura de los diferentes territorios del reino de Annam, algunos de los cuales formaron parte de la Indochina francesa y del actual Vietnam. En algunos de ellos hay preciosas fotografías e ilustraciones litográficas.

    Las protección externa de los distintos volúmenes va desde la moderna encuadernación editorial con las tapas blandas decoradas con fotografías o dibujos referidos al texto, o tapas duras con solapa, a las cubiertas de papel litografiado y polícromo, pasando por las encuadernaciones holandesas, generalmente con el lomo en piel –normalmente con hierros dorados para el nombre del autor y del título abreviados, o para la decoración de los nervios, con ruedas de filetes, y los entrenervios, con florones; o a veces sólo con hierros gofrados enmarcando los nervios-, y las cubiertas, más modestas, en tela o en papel marmoleado sobre cartón –de diferentes estilos: Shell, Piedras, Stormot; litográfico; o encolado al engrudo con capa de barniz-; algunos con guardas sencillas y otros con papel marmoleado; una encuadernación en piel artística con hierros dorados enmarcando las cubiertas y dibujando un rectángulo central con florones en las esquinas, paletas en los entrenervios del lomo, y rueda en los cantos. Muchos de ellos también presentan cortes decorados, bien en un único color, bien jaspeados.

    Respecto a la procedencia de los libros expuestos, salvo los adquiridos por compra o canje, proceden de las Casas y los Colegios de la Compañía de Jesús, como denotan los diferentes exlibris sigilográficos: de la Provincia de Castilla; de los Hermanos Coadjutores; de la antigua Asistencia de España; de la Biblioteca de Padres S.J. de Comillas (Cantabria); de las Bibliotecas del Colegio de Loyola, de Oña, de San Marcos de León, del Seminario Pontificio de Comillas (Cantabria), de la Universidad Pontificia de Comillas (Cantabria), luego de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid; de la Casa de Escritores “Villa San José” de Madrid; o de la Redacción de El Siglo de las Misiones (Bilbao). Así mismo, en uno de ellos, hay una dedicatoria manuscrita del autor del mismo a un amigo suyo. Y, finalmente, la procedencia mencionada de la Colección de Biblias del P. Eduardo Granda.

    En total, se exhiben 21 documentos en 7 lenguas: alemán, castellano, francés, inglés, latín, portugués y vietnamita.

    • Acceso a bibliografía Mujeres escritoras: mujeres del Goncourt
    • Acceso a bibliografía Mujeres científicas: francesas Premio Nobel
    • Acceso a bibliografía Jesuitas y francofonía: Alexandre de Rhodes, SJ : un jesuita francés en Indochina

    Coordinación 

    • Nadia Rodríguez Ortega

    Descripciones bibliográficas 

    • Grupo de Catalogación del Servicio de Biblioteca

    Selección de documentos 

    • María Eugenia López Varea y Blanca Herranz Vírseda

    Comentario bibliográfico de la exposición Jesuitas y francofonía: Alexandre de Rhodes 

    • María Eugenia López Varea

    Introducciónes y semblanzas biográficas 

    • Blanca Herranz Vírseda

    Diseño de los carteles de la exposición y vídeo 

    • Blanca Herranz Vírseda

    Diseño Web 

    • Javier González-del-Castillo
    En el año 1571 Diego nació de linaje hidalgo en Valdemoro, pueblo de Castilla la Nueva. Terminados sus estudios secundarios, a sus dieciocho años ingresó en el noviciado de los jesuitas de la Provincia de Toledo. Ordenado ya sacerdote, Pantoja se ofreció para las misiones del Oriente. Destinado por el Padre General de la Compañía de Jesús, Claudio Acquaviva el 10 de abril de 1596 salió de Lisboa para la India, embarcado en la nao Conceiçao en compañía del Padre Nicolás Longobardo. Después de seis meses navegando por la ruta de San Francisco Javier -Islas Canarias, Cabo Verde, Guinea, Cabo de Buena Esperanza y Mozambique-, la nave fondeó el 25 de octubre en la ciudad de Goa, entonces emporio portugués y centro de irradiación cristiana en Asía Oriental.

    14585228w

    El joven Pantoja permaneció allí otros seis meses practicando la lengua portuguesa, hasta que el 23 de abril del siguiente año 1597 se hizo a la vela para Macao, acompañado por el Padre Visitador Valignano y el Padre Manuel Dias, llegando el 20 de julio al puerto de Macao. Esperando allí nave para el Japón, adonde estaba destinado, el padre Pantoja terminó sus estudios de teología y su formación ascética. En agosto de 1599 le sobreviene al Padre Diego un inesperado cambio de agujas para su vida misionera: el Padre Lázaro Cattaneo (1568-1640), quien desde 1594 era el compañero del Padre Ricci en Chaochou, llegó a Macao en agosto del 1599, pidiendo otro jesuita para acompañar al Padre Ricci, que estaba solo en Nanking; entonces el Padre Dias, Superior de Macao, cambió de destino al Padre Pantoja, enviándole a Nanking con el Padre Cattaneo. Ambos llegaron a la Capital del Sur (南京) hacia el mes de marzo de 1600. A sus veinticinco años de edad Diego Pantoja iba a iniciar una nueva vida junto al gran apóstol de la evangelización, adaptada a la cultura china. El Padre Pantoja, cuyo apellido castellano fue romanizado como Pang Ti-uo 龐迪我, al llegar a Nanking contempló asombrado el gran Río Yangtse, o Río Azul, tan largo, ancho, con tanto caudal, y con tantísimas embarcaciones que navegaban río abajo y río arriba. Instruido por el Padre Ricci, cambió su traje clerical por la bata y tocado de los letrados confucianos. Y mientras ensayaba los gestos de la cortersía china, comenzó a aprender el mandarín. A principios del siglo XVII Pantoja era el primer jesuita que practicaba en China una nueva metodología para el aprendizaje del chino. El Padre Ricci, también dispuso que el Padre Cattaneo diera lecciones de música a Pantoja, quien tenía buen oído, y le enseñara a tocar y templar el manicordio o clavicordio, instrumento que con los relojes y otros valiosos objetos se ofrecerían al emperador en Pekín.

    Como la meta final de la expedición cristiana era siempre Pekín (北京) la capital del Norte y sede del emperador, el Padre Ricci pensó que debía intentar un nuevo viaje a la capital imperial (en 1598 él y Cattaneo estuvieron sólo un mes en Pekín, porque sospechó que eran espías de los japoneses). El 19 de mayo de 1600 los Padres Ricci y Pantoja, y el cantonés Hermano Sebastián Fernandes, salieron de Nanking, provistos de salvoconductos y de cartas de recomendación, escritas por mandarines amigos, llevando consigo los regalos europeos para el emperador; también iba con ellos el candidato a la Compañía de Jesús Manuel Pereira, natural de Macao y buen pintor. Viajaron hasta Tianchín por la vía fluvial del Canal Imperial.

    CINA Beatificazione Ricci

    En julio de 1600 llegaron los cuatro viajeros a Tienchín, pero el Prefecto del Puerto, el eunuco Ma Tang 馬堂decomisó los regalos y les encerró en un junco chino del puerto, con cuatro soldados para vigilarles de día y de noche; su intención era presentar él mismo los regalos al emperador y así hacer méritos para su ascenso en la carrera mandarinal. Ma Tang envió un memorial al emperador notificándole la llegada de un extranjero con obsequios para Su Majestad. Y durante los seis meses en que tardó la respuesta imperial, Ma Tang trató cruelmente a sus prisioneros. En su rescripto, el emperador ordenaba que aquel extranjero Li Ma-tou presentara él mismo sus regalos en el palacio de Pekín.

    Desde entonces, cambió radicalmente, de Tienchín a Pekín, el trato dado a aquellos extranjeros. Según escribió en su manuscrito el Padre Ricci: “En ese viaje les dieron a los Padres y a sus compañeros ocho caballos de cabalgar, y más de treinta cargadores para transportar los bultos, y cuanto necesitaban para el viaje. Por las ciudades y pueblos por donde cada día pasaban cambiaban tanto los caballos como a los cargadores. Y les alojaban en las mansiones de los mandarines sin pagar nada, tratándoles con mucho respeto, porque los llamaba el rey”.

    El Padre Ricci y sus tres compañeros salieron de Tienchín el 20 de enero de 1601, y el 24 llegaron a Pekín, como anotó el Padre Pantoja: “Abiendo caminado quatro días, llegamos a los muros de Pequín y aposentáronnos en una casa fuera de los muros”.

    Aquel mismo día 24 los recién llegados tuvieron que escribir la lista de los regalos europeos que traían para el emperador. Eran los últimos días del año lunar chino ya que el Kuonien 過年, día del año nuevo chino era el 3 de febrero, comienzo del año lunar. Pasadas las fiestas del año nuevo, el Padre Pantoja recomenzó su atento estudio del mandarín pequinés y de los complicados caracteres chinos.

    Durante el primer mes de su estancia en Pekín, los mandarines del palacio les preguntaron si deseaban algún favor del emperador. A ello respondieron, según escribió Pantoja: “Diximos que no queríamos cosa de intereses ninguna, mas que si el Rey de su mano nos diese algún lugar cierto, y casa donde morar, holgaríamos mucho, porque nuestro intento es de estar en un lugar cierto, y tratar de dilatar la ley de Dios”.

    El emperador Wan Li, que se dignó leer el memorial del Padre Ricci, aceptó los regalos europeos y le permitió que él y sus compañeros pudieran vivir en Pekín, mantenidos con fondos del erario público.

    images

    El Padre Pantoja se dedicó entonces a estudiar intensamente los caracteres chinos y a practicar el habla de Pekín, con tanto éxito que mereció la alabanza del Padre Ricci: “En Pekín el P. Pantoja aprendió en breve tiempo a hablar la lengua china, y, con varios maestros que tomó, aprendió también muchos caracteres, pudiendo ya leer libros de este país; y empezó a tratar con todos”.

    En uno de los pabellones de la Ciudad Prohibida (el palacio imperial) colocaron el clavicordio que Ricci regaló al emperador, pero nadie lo sabía tocar. Por eso, cuatro músicos del palacio visitaron a los jesuitas para que les enseñasen a tocar aquel instrumento europeo. Con esta ocasión, el P. Ricci dispuso que Pantoja fuera solo al palacio durante varios días hasta que los eunucos aprendieran a tocar bien.

    El P. Pantoja, discípulo aprovechado del P. Cattaneo en sus lecciones de música, y experto ya en la correcta pronunciación tonal del mandarín pequinés, fue el primero que fijó sus cinco tonos según la notación musical. Así lo aseveró el famoso jesuita Atanasio Kircher (1602-1680), lumbrera científica del siglo XVII europeo.

    El 9 de marzo de 1602 escribió una carta al Padre Luis de Guzmán, Provincial de la Provincia de Toledo. En esa carta, muy difundida en Europa, el jesuita castellano narra sus impresiones sobre los chinos, su cultura y costumbres, las grandes dimensiones greográficas de China, sus industrias y productos, sus plantas medicinales. Citamos algunos de sus párrafos: “...Cera mucha y muy buena, que aquí en Pequín compramos para el servicio del altar, un real y un cuartillo cada libra; y las libras de aquí son mayores que las nuestras, porque tienen diez y seys ducados de plata de peso cada una”.

    Pantoja notó que en la calcografía china “todo lo que está en piedra lo pasan al papel..., de modo que las líneas y los caracteres salen blancos, y todo el resto en negro”

    Relató también que cuando los mandarines ilustres eran llevados en litera por calles de mucho tráfago y con gran estruendo, la gente tenía que retirarse, e huían “hasta perros”. Y notó, como cosa nueva, el uso de las tarjetas de visita con nombres propios impresos, que los pequineses se cambiaban ceremoniosamente.

    Otro día el emperador ordenó que los Padres le explicaran cómo eran las exequias de los reyes europeos. A Pantoja le fue fácil responder, porque por entonces le había llegado una carta sobre la muerte y entierro de Felipe II, rey de España y de Portugal, quien el 13 de septiembre de 1598 había fallecido en San Lorenzo del Escorial.

    fotonoticia 20180410141708 1920

    Al comienzo del año 1608 los Padres Ricci y Pantoja fueron llamados urgentemente al palacio, porque Wan Li quería que le hicieran doce mapamundis, cada uno sobre seis tablas en forma de biombo, midiendo cada tabla “de un brazo de largo y de dos o más de ancho”. Una obra trabajosa que los dos jesuitas lograron acabar en un mes. Pantoja describió la admiración de los mandarines pequineses ante uno de los grandes mapas, con los nombres geográficos en chino, que él y el P. Ricci dibujaron: “... Vian un mapa muy hermoso y grande que traíamos declarámosles cómo el mundo era grande, a quien ellos tenían por tan pequeño, que en todo él no imaginaban abía otro tanto como su reyno. Y mirábánse unos a otros diziendo: -No somos tan grandes como imaginábamos, pues aquí muestran que nuestro reyno, comparado con el mundo es como un grano de arroz, comparado con un montón grande”.

    Los Padres Ricci y Pantoja, durante el primer decenio del siglo XVII, atendían a los mandatos del emperador, visitaban frecuentemente a los mandarines notables, y aumentaban sus amistades. Pero su actividad principal fue el promover el conocimiento del cristianismo, dando la catequesis a hombres y mujeres de Pekín. También escribieron varios libros en el estilo literario, para dar a conocer tanto la ciencia europea como la religión cristiana.

    El año 1607 llegó a Pekín el P. Sabatino De Ursís, napolitano (1575-1620), que se había especializado en astronomía y en hidraúlica. El P. Ricci, Superior de la Misión de China desde 1597, nombró al nuevo misionero Superior de la residencia de Pekín, mientras al P. Pantoja se le confiaba especialmente el trato con los mandarines del palacio imperial.

    739px Ricciportrait

    El 3 de mayo de 1610 el P. Mateo Ricci se sintió muy agotado y enfermo, por lo que, al volver a la residencia de Pekín, guardó cama. Fueron inútiles los remedios de la medicina china que sus amigos y devotos le administraron, y el día 11 de mayo, jueves, a las siete de la tarde, el genial P. Ricci expiró dulcemente, en presencia de los Padres de Ursis y Pantoja, del Hermano Manuel Pereira y, probablemente, del Hermano Sebastián Fernandes. Aquella tarde un buen número de cristianos y catecúmenos habían acudido a la residencia de los jesuitas, y cuando falleció el P. Ricci prorrumpieron en gritos de dolor, proclamándole un gran santo, el apóstol de China. En ese año en que falleció Ricci, el P. Pantoja publicó en chino una obra sobre la pasión de Jesucristo.

    Durante los tres días siguientes hubo una gran afluencia de cristianos y de mandarines que acudieron a dar el pésame a los Padres de Ursis y Pantoja. Los funerales del P. Ricci corpore praesente se celebraron del 15 al 18 de mayo inclusive. Su cadáver había sido depositado en un gran ataúd de madera perdurante, y se depositó en la residencia hasta que pudiera decidirse dónde y cuándo enterrarlo.

    Los Padres De Ursis y Pantoja se enfrentaban con un problema angustioso, respecto al entierro del P. Mateo Ricci. A todos los jesuitas que hasta entonces habían fallecido se les enterró en el Colegio de Macao, porque las autoridades chinas nunca concedieron que se sepultara a un extranjero en territorio de China. Y transportar el ataúd del famoso P. Ricci desde Pekín a Macau necesitaría muchos meses de fatigas y unos costes muy por encima de los ingresos de aquellos pobres jesuitas. Uno de los neófitos pequineses, letrado noble y práctico en asuntos del palacio imperial, pensó que tal vez se podría pedir que el emperador Wan Li concediera un terreno extramuros de Pekín, para sepultar al P. Ricci. Propuso su plan a los Padres de Ursis y Pantoja; y, aunque el asunto era bastante temerario, finalmente les persuadió a intentarlo. Ayudados por aquel neófito, redactaron el borrador de una humilde súplica al emperador. El magistrado León Li Chin-Tsao, bautizado por el P. Ricci antes de enfermar, que era célebre por la elegancia de su escritura literaria, corrigió el texto y mejoró el estilo de la solicitud al emperador.

    La súplica petitoria fue presentada y firmada, en su nombre y por sus compañeros, por el P. Diego Pantoja, como procurador de asuntos públicos, muy conocido en el palacio imperial, y ser el jesuita que entonces hablaba y escribía el mejor chino mandarín. Resumimos sus ideas principales: “Yo, P´an Ti-uo (Diego Pantoja), extranjero procedente de un reino muy remoto, pero movido por la fama de vuestro nobilísimo reino, hice durante tres años un viaje peligroso para venir, con Li Ma-tou (Mateo Ricci) y con otros compañeros, a fin de ofrecerle los modestos dones de nuestras tierras. Desde entonces, Su majestad se dignó concedernos una residencia, y mantenernos a expensas del Estado, por todo lo que quedamos inmensamente agradecidos. Le hacemos saber ahora, con inmensa pena nuestra que Li Ma-tou, ya viejo y enfermo, falleció el día trece de la octava luna, en este año trigésimo octavo de feliz reino, dejándonos huérfanos y muy tristes. Siéndonos imposible, a nosotros sus servidores, trasladar su cuerpo por nave hasta su muy lejano reino, suplico humildemente a Su Majestad que se digne concedernos un poco de tierra para sepultar a nuestro muy querido Li Ma-tou, un hombre que estudió a fondo los clásicos de China y se ejercitó en las virtudes que enseñaron aquellos sabios. Por ello, yo y mis compañeros os suplicamos con lágrimas que su Majestad Imperial nos conceda benignamente algún campo, o parte de un templo. Sus sobrevivientes, yo y mis compañeros, seremos fieles hasta la muerte a lo que nos enseñó nuestro padre Mateo Ricci (Li Ma-tou): rogar al Señor del Cielo que los conceda a Su Majestad y a su buena madre una larga vida. En espera de su regio mandato, quedamos postrados ante su generosa Majestad”.

    Escrita y sellada la súplica petitoria y sacadas varias copias, había que seguir los lentos trámites de la administración imperial. El P. Pantoja llevó primero la carta a dos mandatarios del supremo organismo Ke Lao 閣老o Secretaría de Estado, en los pabellones del palacio: allí uno de los mandarines, que había conocido al P. Ricci en Nanking, se interesó por el asunto y pasó pronto la carta a la cámara del emperador. Wan Li, que tenía a la vista el reloj portátil que le regaló Ricci y lo concertó Pantoja, no echó a la papelera la solicitud, sino que, según el procedimiento legal, al tercer día la devolvió al Ke Lao, para que la remitiera al correspondiente Tribunal o ministerio.

    El Ke Lao remitió la solicitud de Pantoja al Tribunal del Tesoro, encargado de las donaciones; pero el magistrado de ese tribunal, al percatarse de que se trataba de la petición de un extranjero a favor de otro extranjero difunto, pasó la carta petitoria al Tribunal de Ritos, competente para asuntos con los extranjeros. Entonces el P. Pantoja visitó a dos importantes mandarines de ese tribunal, regalándoles unos libros traducidos al chino y una descripción del globo terráqueo. Y el Dr. Li Chin-tsao visitó también al Presidente del Tribunal de Ritos, que había sido su maestro, para encomendarle encarecidamente el asunto de la sepultura del P. Ricci. Un mes más tarde, el Tribunal de Ritos envió, en un largo oficio, su parecer al emperador, favoreciendo la súplica del P. Ricci, y sugeriendo a Wan Li que ordenara al alcalde de Pekín encontrar algún templo con terreno adyacente, para la sepultura del P. Ricci y para morada de Pantoja y de sus compañeros.

    Recibido el oficio por el emperador, lo remitió al día siguiente al Ke Lao; este supremo organismo contestó aconsejándole que concediera lo que Pantoja suplicaba. Entonces Wan Li, al margen del documento del Tribunal de Ritos, escribió, de su puño y letra, el carácter 是Shih: “Sea así”, ejecútese. Era el 17 de julio de 1610, treinta y nueve días después del fallecimiento del P. Mateo Ricci. El arriesgado asunto de la petición al mismo emperador concluyó con tan inusitada rapidez que asombró a los palaciegos, y alegró sobre manera a los neófitos pequineses. El P. Pantoja, a sus treinta y nueve años, era el primer extranjero a quien un emperador chino concedía un privilegio extraordinario.

    11 329 1 PB

    Los días siguientes, el misionero español visitó a los mandarines que apoyaron la solicitud al emperador, ofreciéndoles agradecido unos regalos europeos.

    Dos alguaciles del Pekín, encargados de buscar una pagoda con terrenos, al cabo de unos días encontraron cuatro templos y rogaron a los jesuitas que los inspeccionaran para escoger el que más les gustara. Una de esas pagodas estaba situada en las afueras de la capital, en el distrito Chalan 柵欄 y pertenecía a un eunuco principal, caído en desgracia del emperador y condenado a muerte. Los Padres, ignorantes de esa circunstancia, prefirieron aquella pagoda. Después de dilaciones y enredos causados por intermediarios, el alcalde ordenó a los ocupantes ilegales de aquella pagoda que la desalojaran inmediatamente, y luego los jesuitas, acompañados de muchos cristianos, tomaron posesión del templo y de su terreno. Pantoja también evitó que el Tribunal del Tesoro les gravara con impuestos, aunque el emperador les eximía de ellos.

    Transcurridos así casi doce meses deshaciendo las desagradables maniobras de los eunucos, y de las gestiones de Pantoja en organismos oficiales, se procedió finalmente a preparar la sepultura del P. Ricci. Preparada una parcela en el terreno de Chalan, a últimos de octubre de 1611 se trasladó allá su ataúd, acompañado de un gran número de neófitos. El P. Nicolás Longobardo 龍華民 (1565-1655), nuevo Superior de la Misión de China, llegó a Pekín el 30 de noviembre, y al día siguiente, Fiesta de Todos los Santos y víspera de los Fieles Difuntos, por la mañana se celebró una Misa solemne, y por la tarde se procedió al funeral y sepelio del P. Ricci. Los mandarines cristianos más notables llevaron a hombros el ataúd al pie de la sepultura; uno de los que manejaron las sogas para bajarlo a la tumbra fue el ministro imperial Doctor Pablo Hsu Kuang-chi 徐光啟, procurando contener sus lágrimas, el P. Diego Pantoja, compañero del P. Ricci durante sus últimos diez años.

    Según el P. Luis Pfister: “Después de los funerales del P. Ricci, el P. Pantoja dividió su tiempo entre la composición de diversas obras en chino, las instrucciones a los catecúmenos y la conversión de los paganos. En aquel año y debido a una orden del emperador, él y el P. de Ursis se ocuparon también en la corrección del año astronómico. Le hicieron sufrir muchísimo no sólo los plebeyos que le apalearon cruelmente en el año 1611, sino ciertos mandarines y algunos magistrados”.

    Captura de pantalla 2018 07 08 a las 20.42.27

    El P. Pantoja intensifícó asimismo su labor de escritor, en temas históricos, geográficos, bíblicos, catequéticos y apologéticos. Desde 1611 a 1616 publicó en Pekín nueve obras escritas en chino; entre ellas sobresale la titulada Las siete victorias qikedaquan 七克大全 (contra los siete pecados capitales), varias veces reimpresa en los siglos siguientes. Esta obra mereció que el emperador manchú Chien Lung la incluyera en el año 1778 en su gran colección de libros excelentes. Según Cary-Elwes “... Lo merecían sus muchos méritos: por sus elevados pensamientos y la pureza de su moral, su andadura metódica y luminosa, la altura y elegancia de su estilo tradicional con exacta y concisa fraseología. Todo ello muestra que el autor estudió a fondo, no sólo a los autores modernos de la lengua hablada, sino a los antiguos clásicos. Incluso letrados no cristianos consideran que esta obra es de las más importantes escritas en lengua china”.

    El trienio 1615-1617 fue de años dramáticos para los jesuitas en China. Mientras el General de la Compañía de Jesús, Claudio Acquaviva, establecía la Vice-Provincia de China, estalló una maliciosa campaña de falsedades e injurias, provocada por un letrado confuciano en Nanking, que consiguió que el Tribunal de Ritos ordenara la prisión y expulsión de los jesuitas que trabajaban en esa ciudad. El P. Pantoja escribió en 1616 una apología de la religión cristiana contra aquellas calumnias, y los principales mandarines cristianos procuraron también que el decreto fuera rescindido. Todo en vano: al comienzo del año 1617 el emperador Wan Li decretó que los jesuitas fueran expulsados de China.

    El P. Diego Pantoja fue expulsado de Pekín el 18 de marzo de 1617, retornando al enclave portugués de Macao. Allí, agotado de fuerzas fallidas falleció el mes de enero de 1618, a los cuarenta y siete años de edad, veintiocho en la Compañía de Jesús, y veintiún años en China. Una noble víctima de la primera persecución contra los jesuitas en el siglo XVII.


    *Fernando Mateos Bacas, SJ (1920-2015). 
         
    Recorrido por la exposición bibliográfica Un acercamiento a la figura de Diego de Pantoja

    Coordinación 

    • Blanca Herranz Vírseda

    Descripciones bibliográficas 

    • Grupo de Catalogación del Servicio de Biblioteca

    Fotografía y vídeo de la exposición bibliográfica 

    • José Ángel Molina Redondo

    Vídeo sobre el P. Diego de Pantoja S.J. 

    • Blanca Herranz Vírseda

    Introducción y texto de la presentación de las bibliografías 

    • Mª Eugenia López Varea

    Diseño del cartel de la exposición 

    • Blanca Herranz Vírseda
    • Oficina de Comunicación

    Diseño Web 

    • Javier González-del-Castillo

    Con motivo del cuarto centenario del fallecimiento del jesuita Diego de Pantoja (1571-1618), la Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas ha organizado una exposición bibliográfica en la que se han seleccionado una serie de monografías y publicaciones periódicas que muestran la relación de la Compañía de Jesús con China desde finales del siglo XVI hasta nuestros días. Los jesuitas, desde el respeto por la tradición y la cultura china, establecieron un profundo diálogo entre dos mundos en apariencia diferentes entre sí, pero semejantes en lo fundamental.

    Vida y la obra del jesuita Diego de Pantoja 

    El primer bloque está dedicado a documentar la Vida y la obra del jesuita Diego de Pantoja (Pang Ti-uo, en chino), con cartas y una relación de sus escritos, entre los que destaca el Tratado de las siete victorias, que muestra la superación de los pecados capitales mediante las virtudes cristianas, que coinciden con las virtudes clásicas confucianas. La obra, por mandato del emperador, fue incluida en el Catálogo de libros excelentes, llegando a ser el libro escrito en mandarín por un occidental con mayor reconocimiento en China.

    Acceso a la bibliografía sobre la Vida y la obra del jesuita Diego de Pantoja

    Encuentro entre los dos mundos 

    El segundo apartado lo hemos denominado Encuentro entre los dos mundos, y muestra la dimensión del hombre como ser espiritual y su relación con la Historia, el Conocimiento y la Ciencia. Hemos destacado los mapas que ilustran la nueva extensión que tomará el mundo desde ese momento para el pueblo chino. Igualmente, se muestran ilustraciones con escenas de la vida cotidiana.

    Acceso a la bibliografía sobre el Encuentro entre los dos mundos

    Controversia de los ritos y diálogo entre Confucionismo y Cristianismo 

    La tercera parte se dedica a la Controversia de los ritos y al diálogo entre Confucionismo y Cristianismo. Destacamos la primera traducción de un clásico de la cultura china al castellano, El espejo rico del claro corazón, del que la Biblioteca cuenta con sucesivas ediciones. En este apartado, podemos ver también una biografía sobre Confucio, que, a partir de ahora, empezará a ser conocido en Occidente gracias a las traducciones realizadas por los jesuitas. Se muestran también documentos sobre la Controversia de los ritos surgida en este momento.

    Acceso a la bibliografía sobre la Controversia de los ritos y al diálogo entre Confucionismo y Cristianismo 

    Jesuitas establecidos en China 

    La última parte reúne a los Jesuitas establecidos en China, su labor social, asistencial y educativa y su contribución al desarrollo científico y tecnológico. Destacamos a los jesuitas Ricci, Valignano, Schall, Verbiest, Malatesta y Ryan, entre otros muchos. Además de monografías, aquí se han seleccionado una serie de publicaciones periódicas, editadas en las distintas misiones jesuíticas en territorio chino.

    Acceso a la bibliografía sobre los Jesuitas establecidos en China, su labor social, asistencial y educativa y su contribución al desarrollo científico y tecnológico

    Con esta exposición nos hemos querido sumar a los diferentes actos de celebración del cuatrocientos aniversario del fallecimiento del jesuita Diego de Pantoja, que están teniendo lugar tanto en España como en China. 

    Exposición bibliográfica Un jesuita en la Ciudad prohibida: Diego de Pantoja.

    Con motivo del cuarto centenario del fallecimiento del jesuita Diego de Pantoja (1571-1618), la Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas ha organizado una exposición bibliográfica en la que se han seleccionado una serie de monografías y publicaciones periódicas que muestran la relación de la Compañía de Jesús con China desde finales del siglo XVI hasta nuestros días. Los jesuitas, desde el respeto por la tradición y la cultura china, establecieron un profundo diálogo entre dos mundos en apariencia diferentes entre sí, pero semejantes en lo fundamental.

    El primer bloque está dedicado a documentar la Vida y la obra del jesuita Diego de Pantoja (Pang Ti-uo, en chino), con cartas y una relación de sus escritos, entre los que destaca el Tratado de las siete victorias, que muestra la superación de los pecados capitales mediante las virtudes cristianas, que coinciden con las virtudes clásicas confucianas. La obra, por mandato del emperador, fue incluida en el Catálogo de libros excelentes, llegando a ser el libro escrito en mandarín por un occidental con mayor reconocimiento en China.

    El segundo apartado lo hemos denominado Encuentro entre los dos mundos, y muestra la dimensión del hombre como ser espiritual y su relación con la Historia, el Conocimiento y la Ciencia. Hemos destacado los mapas que ilustran la nueva extensión que tomará el mundo desde ese momento para el pueblo chino. Igualmente, se muestran ilustraciones con escenas de la vida cotidiana.

    La tercera parte se dedica a la Controversia de los ritos y al diálogo entre Confucionismo y Cristianismo. Destacamos la primera traducción de un clásico de la cultura china al castellano, El espejo rico del claro corazón, del que la Biblioteca cuenta con sucesivas ediciones. En este apartado, podemos ver también una biografía sobre Confucio, que, a partir de ahora, empezará a ser conocido en Occidente gracias a las traducciones realizadas por los jesuitas. Se muestran también documentos sobre la Controversia de los ritos surgida en este momento.

    La última parte reúne a los Jesuitas establecidos en China, su labor social, asistencial y educativa y su contribución al desarrollo científico y tecnológico. Destacamos a los jesuitas Ricci, Valignano, Schall, Verbiest, Malatesta y Ryan, entre otros muchos. Además de monografías, aquí se han seleccionado una serie de publicaciones periódicas, editadas en las distintas misiones jesuíticas en territorio chino.

    Con esta exposición nos hemos querido sumar a los diferentes actos de celebración del cuatrocientos aniversario del fallecimiento del jesuita Diego de Pantoja, que están teniendo lugar tanto en España como en China. 

    400º Aniversario Cervantes

    Exposición organizada por el Servicio de Biblioteca, Universidad Pontificia Comillas (Madrid, España)

    Descripciones bibliográficas

    Mª Eugenia López Varea

    Texto exposición virtual:

    Mª Eugenia López Varea

    Belén Novoa García

    Fotografías y vídeo:

    José Ángel Molina Redondo

    Lucía Tornero González

    Diseño Web:

    Ana Martín Rodrigo

    Belén Novoa García

    Coordinación:

    María del Puy Salvador

    Concha Yañez Pino

    Aparte de su obra cumbre Cervantes cultivó varios géneros literarios: novela, poesía y teatro. Dignas del autor del Quijote destacan las espléndidas Novelas Ejemplares.

    El amante liberalSus obras consideradas menores como La Galatea, novela pastoril; Viaje al Parnaso, poema crítico y autobiográfico o sus obras teatrales: Cerco de Numancia, merecen ser destacadas por ser textos de primer orden que constituyen auténticas joyas.

    Toda la obra de Cervantes es un arte inmortal, con una profunda complejidad, fruto de estar situada entre los siglos XVI y XVII de cuyas culturas viene a ser una síntesis.

     

    Martínez- Escalera, J. (1999). Cervantes y los jesuitas. Anales Cervantinos, XXXV, 295-307.
    http://cvc.cervantes.es/literatura/cervantistas/coloquios/cl_IX/cl_IX_25.pdf

    En el artículo del P. Martínez de la Escalera se recogen las referencias al vínculo con la Compañía de Jesús que hacen los biógrafos de Cervantes y los editores de las Novelas Ejemplares:

    • Posibilidad de que Cervantes asistiera entre los 7-17 años (1554-1564) a las Escuelas de Gramática y Humanidades de los jesuitas en Córdoba y Sevilla.
    • Durante su estancia en la Cárcel Real de Sevilla en 1597- abril 1598 era Capellán el Jesuita Pedro de León, alumno a su vez de los Jesuitas de Sevilla.

    Para el Padre Martínez de la Escalera la referencia en la obra de Cervantes sobre los jesuitas está en la Novela Ejemplar “El Coloquio de los Perros”. En ella se hace un elogio a la educación impartida en los colegios de la Compañía de Jesús.

    4.1.1

    Novela Coloquio que pasó entre Cipión y Berganza
    En: Novelas ejemplares de Miguel de Cervantes Saavedra dirigidas a Don Pedro Fernandez de Castro, Conde de Lemos.T.II. – En Madrid: por Don Antonio de Sancha, 1783. –340-452 p.

     

    Por dos veces se refiere Cervantes al estudio de la Compañía una por Berganza y otra por Cipión:

    4.1.3.p.364

    BERGANZA.-[ .. .] Este mercader tenía dos hijos, el uno de doce años y el otro de hasta catorce años, los cuales estudiaban gramática en el estudio de la Compañía de Jesús; iban con autoridad, con ayo y con pajes que les llevaban los libros y aquel que llaman «vademecum,). El verlos ir con tanto aparato [ ... ].

     

    4.1.4.p.367

     

     

    CIPIÓN.-[ ... ] Sigue tu cuento, que le dejaste en la autoridad con que los hijos del mercader tu amo iban al estudio de la Compañía de Jesús.

     

     

     

    Se destaca además la frase puesta en boca de Berganza: 4.2.3

    BERGANZA —A él me encomiendo en todo acontecimiento. [...]. No sé qué tiene la virtud, que, con alcanzárseme a mí tan poco o nada della, luego recibí gusto de ver el amor, el término, la solicitud y la industria con que aquellos benditos padres y maestros enseñaban a aquellos niños enderezando las tiernas varas de su juventud, porque no torciesen el camino de la virtud, que juntamente con las letras mostraban."

     

     

     FINALIZA:

    4.2.2Consideraba cómo los reñían con suavidad, los castigaban con misericordia, los animaban con ejemplos, los incitaban con premios, y los sobrellevaban con cordura, y finalmente, cómo les pintaban la fealdad y horror de los vicios, y les dibujaban la hermosura de las virtudes, para que, aborrecidos ellos y amadas ellas, consiguiesen el fin para que fueron criados.

     

    Expresión que aparece en los Ejercicios Espirituales de S. Ignacio de Loyola, en “Principio y Fundamento”.

      

    4.2-port

    Exercicios espirituales del B.P. Ignacio de Loyola. – En Sevilla, En la Imprenta de los Recientes, [1749]

     

     

     

    4.2.2.principio

     

     

    Comienza: "El hombre es criado para alabar, hacer reverencia y servir a Dios ...",

     

      

     4.2.2

    y concluye : "solamente deseando y eligiendo lo que más conduce para el fin que somos criados."

     

     

    Para el P. Martínez de la Escalera esta coincidencia no es casual, Cervantes debió de tener conocimiento de esta doctrina. Recibiendo esta enseñanza por su asistencia a predicaciones de jesuitas o por haber hecho algunos ejercicios espirituales.

    En dicho artículo destaca también, que Cervantes dedicó las Novelas Ejemplares al Conde de Lemos. Es posible que esta circunstancia tenga que ver con el elogio a los jesuitas, ya que el Conde había sido alumno de Colegio de Monforte, fundado por su tío-abuelo.

    4.1.2 p

    Cervantes 1

    La Universidad Pontificia Comillas ha querido sumarse a la celebración del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes con una serie de actividades, entre las que se incluye una Exposición Bibliográfica en la que se muestra una escogida selección de la rica colección cervantina que atesora en su Biblioteca, la cual acaba de verse incrementada recientemente gracias al traslado de los fondos bibliográficos del Archivo de Alcalá de Henares de la Compañía de Jesús a la Universidad.

    La Exposición se ha dividido en tres secciones: la Primera dedicada al Quijote, en la que se ha realizado una selección de dicha obra, donde destaca la más antigua del fondo cervantino -una edición contrahecha de 1668-, algunos de los Quijotes más apreciados del siglo XVIII –como los de los impresores Joaquín Ibarra o Gabriel de Sancha-; del XIX –la edición facsímil de Francisco López Fabra con notas de Juan Eugenio Hartzenbusch, o la parisina en miniatura impresa por Didot y bellamente encuadernada “a la catedral” por Réné Simier-; del XX –el Quijote del Centenario, ilustrado con 800 láminas-; del XXI –la edición de la Real Academia Española dirigida por Francisco Rico-; o una representación de la traducción del Quijote a otras lenguas –con ejemplares en distintos idiomas, entre los que llama la atención uno en “latín macarrónico”-.

    La Segunda sección está dedicada a los diversos géneros literarios trabajados por Cervantes, en la que se ha escogido un ejemplo de cada uno de ellos.

    Finalmente, la Tercera sección, en la que se establece la relación de Cervantes con la Compañía de Jesús a partir del ensayo realizado por el P. José Martínez de la Escalera, bajo el título “Cervantes y los Jesuitas”, publicado en Anales Cervantinos, Vol 35 (1999): pp. 295-307, donde se analiza dicha vinculación a partir del texto de la novela ejemplar El Coloquio de los Perros.

    La Numancia / Miguel de Cervantes Saavedra
    Publicado con: Viage al Parnaso compuesto por Miguel de Cervantes. – P. 154-273. -- En Madrid: Por Don Antonio de Sancha, 1784.

    El trato de Argel: comedia de Miguel de Cervantes Saavedra
    Publicado con: Viage al Parnaso compuesto por Miguel de Cervantes. – P. 277-384. -- En Madrid: Por Don Antonio de Sancha, 1784.

    El trato de Argel

    La Numancia / Miguel de Cervantes Saavedra
    Publicado con: Viage al Parnaso compuesto por Miguel de Cervantes. – P. 154-273. -- En Madrid: Por Don Antonio de Sancha, 1784.

    3.4.1 p

    La Galatea / Miguel de Cervantes Saavedra.-- Madrid : [Librería Gómez Fuentenebro y Compañía], 1805.
    3 v.

    Novelas ejemplares / compuestas por Miguel de Cervantes Saavedra. --Madrid : [s.n.], [s.a.] (Hijos de Catalina Piñuela)
    Palau III, p.451 señala una ed. de 1829.

    Novelas ejemplares

    Novela del amante liberal.
    En: Novelas exemplares de Miguel de Cervantes Saavedra.T.I. – P. 124-215. – En Madrid : Por don Antonio de Sancha, 1783.

    Historia de los trabajos de Persiles y Sigismunda / escrita por Miguel de Cervantes Saavedra...-- En Barcelona : por Juan Nadal, 1768.

    Los trabajos de Persiles y Segismunda

    [Obras completas / Miguel de Cervantes Saavedra ; recopilación, estudio preliminar, preambulos y notas, Angel Valbuena Prat]. -- [Beijing : People's literature, 1996] 8 v. ; 21 cm. Traducción del español al chino. El Quijote comienza en el tomo VII

    El ingenioso hidalgo Don Quixote de la Mancha / compuesto por Miguel de Cervantes Saavedra ; corregido de nuevo, con nuevas notas, con nuevas viñetas, con nuevo análisis, y con la vida de el autor nuevamente aumentada por Juan Antonio Pellicer.- en Madrid : por D. Gabriel de Sancha, 1797-1800.

    La de Gabriel Sancha es una de las mejores ediciones del Quijote. La calidad del papel y de la tipografía, las magníficas ilustraciones, el texto y los comentarios de Juan Antonio Pellicer, incluso de mayor calidad que la impresa en cinco volúmenes anterior, entre 1797 y 1798.

    Contiene treinta y dos grabados de Moreno Tejada y Ametller, según dibujos de Paret y Alcázar: en el frontispicio del tomo I y al comienzo de algunos capítulos. Además, contiene un “Plano geográfico de las Lagunas de Ruidera”, plegado en el tomo sexto, y otro plano que es la “Carta geográfica de los viajes de Don Quixote y sitios de sus aventuras”, delineado por Manuel Antonio Rodríguez, según las observaciones históricas de Pellicer.

    Al final de cada tomo, hay un capítulo de Notas y un Catálogo de los pasajes que se leían viciados en las primeras ediciones del Quijote y que se han corregido en éste.

    La Vida de Cervantes elaborada por Pellicer aparece en el tomo noveno, aunque sin datos de parte, por lo que en ocasiones figura como independiente en los catálogos bibliográficos. Resulta una obra imprescindible de consulta para los cervantistas.

     

     

    Vida y hechos del ingenioso cavallero don Quixote de la Mancha / compuesta por Miguel de Cervantes Saavedra.-- Nueva ediccion [sic] corregida, ilustrada y añadida... con quarenta y quatro láminas... y con el resto de las Obras Poeticas de los Academicos de la Argamasilla...-- En Madrid : por Antonio Sanz y a su costa..., 1735

    Dice Suñé que, salvo algunas variantes que tomó de la edición de Bruselas de 1662 – y coincidiendo con Simón Díaz-, el texto y los añadidos son copia de la edición de 1730 –en la que se suprimieron las dedicatorias de Cervantes y los versos preliminares-, pero con numerosas erratas, unas no corregidas y otras nuevas. Entre las erratas no corregidas figura –como señala Givanel- la de “Laberynto” en el volumen II, página 35, 1ª columna, en ambas ediciones -1730 y 1735-. Esta edición destaca por ser la primera sin los tildes de supresión de /n/ y de /e/.

    En ambos tomos aparecen, después de la portada, y en tamaño más reducido, los frontispicios de la edición de Bruselas. Las ilustraciones copian los grabados de la edición de 1730, aunque peor ejecutados –Givanel, Suñé-, lo que para Rius da “una triste prueba del abatido estado a que habían llegado en esta época las artes y las industrias en España”.

    El escudo tipográfico representa el águila bicéfala con la corona imperial, emblema de la casa de Austria, con las iniciales A.S. –Antonio Sanz- en el centro.

    Parte primera y segunda del ingenioso hidalgo don Quixote de la Mancha / compuestas por Miguel de Cervantes Saavedra…- En Madrid: en la Imprenta Real : a costa de Mateo de la Bastida …, 1668

    Quijote BastidaSegún Palau, Simón Díaz y Suñé es reproducción de otra edicion de 1668 que, a su vez copia la de 1662, aunque con papel y tirada inferiores, y en la segunda portada descuidaron corregir el año. La presente edición parece ser furtiva y realizada años después, y se reconoce por los tipos gastados y el uso de la “v” en lugar de la “u”. Además, no hay que olvidar que Gabriel de León era suegro de Mateo de la Bastida.

    Para Givanel las diferencias tipográficas entre las dos ediciones de 1668 demuestran que se trata de una nueva edición. En las cabeceras de las páginas impares se lee “Don Quixote de la Mancha”, mientras que en la edición anterior del mismo año figura el nombre sin el “Don”, además de otras muchas diferencias tipográficas.

    Según Río y Rico, la edición que nos ocupa es copia de la otra del mismo año, pero difiere de ella en numerosas variantes tipográficas, tanto en las portadas como en el texto. La principal diferencia consiste en que la “u” consonante de la edición anterior se estampa siempre como “v” en la presente.

    El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha / por Miguel de Cervantes Saavedra.-- Ed. en miniatura.-- Paris : [s.n.], 1827 (Imprenta de Julio Didot Mayor)

    A fines del XVIII y principios del XIX, según Casasayas, hay tres ediciones “autorizadas” en lo que al texto se refiere –la de la Real Academia, la de Bowle y la de Pellicer-, excluyendo la de Tonson que se había quedado relativamente anticuada. Por tanto, a la hora de editar nuevamente el Quijote había que escoger una de las tres o bien mezclar los distintos textos. Joaquín María Ferrer opta por seguir la cuarta edición de la Real Academia, la de 1810.

    La Academia, después de las Cortes de Cádiz, había encomendado a los célebres cervantistas Martín Fernández Navarrete y Diego Clemencín, la reedición de la obra con un texto que debía diferenciarse del de 1780. Así, se adopta definitivamente la “j” de Quijote, aunque la gran novedad es que se tiene en cuenta que con fecha de 1605 hay dos ediciones distintas del taller de Juan de la Cuesta. El plan de la obra se desarrolla sobre la edición de 1608, la última en la que Cervantes pudo haber participado y, por tanto, considerada como la “postrera voluntad de su autor”, consignándose las variantes de las ediciones de 1605. Pero, los autores confundieron las ediciones, considerando como primera a la segunda, sin tener en cuenta el Privilegio para editarla en Portugal que aparece en la portada de la segunda edición. Según Rico, los autores no colacionaron las distintas impresiones y se ocuparon sólo de comprobar las diferencias con el Quijote de la Academia, sin darse cuenta de la pérdida y recuperación del asno de Sancho.

    Para la edición, impresa por Jules Didot l’Ainé -hijo de Pierre Didot- se hicieron nuevos tipos que permitieron una edición en miniatura del Quijote, similar a las que se habían editado en Inglaterra con las obras de Shakespeare. El exquisito trabajo de Didot posibilitó la impresión en una sola columna de un texto que normalmente había que hacerlo en dos, debido a la pequeñez de los tipos empleados.

    E. Stalker realizó nueve grabados, ocho diseñados a partir de una selección de ilustraciones de A. Rodríguez para la edición de 1797 de la Imprenta Real, más un retrato de Cervantes y un mapa con el recorrido de don Quijote.

    La encuadernación fue realizada por René Simier, natural de Mans, quien había alcanzado prestigio como encuadernador a principios del XIX con trabajos que imitaban el estilo imperio de Bolzérian. Posteriormente, se vio influido por la moda inglesa, desarrollando su propio estilo de encuadernación romántica “a la catedral” -como la de esta edición- así como el estilo restauración. Fue encuadernador de la emperatriz María Luisa desde 1809, de la Duquesa de Berry, del Duque de Burdeos, y del propio Rey de Francia, en 1818. Firma sus trabajos en el lomo: “Simier R. du Roi”.

    La encuadernación de esta edición del Quijote está hecha en piel de becerro con hierros gofrados en frío y otros dorados en ambas tapas con el retrato en oro de un caballero armado. Y la firma de Simier en el lomo.

    Según Querard, se imprimieron 700 ejemplares para venta, 300 para regalo y 5 en papel de China.

    El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha / compuesto por Miguel de Cervantes Saavedra ; y comentado por Diego Clemencin.-- Madrid : [s.n.], 1833-1839 (Oficina de E. Aguado)

    Esta edición del Quijote es una de las principales y de las más comentadas. El trabajo de Diego Clemencín, el más extenso hasta entonces, tuvo como inspiradores los de Bowle, Pellicer y la Real Academia Española, y sus comentarios han servido y siguen sirviendo de base a cualquiera que desee comentar o analizar el Quijote.

    El texto de la novela aparece en la parte superior de cada página dejando la inferior a dos columnas para el comentario.

    Clemencín murió cuando había impreso solo una parte de la obra, por lo que, con el material que había dejado, sus hijos y amigos lograron terminarla, apareciendo los tomos V y VI en 1836 y 1839, respectivamente.

    La edición, con excelente tipografía y buen papel, con el texto correcto y depurado, presenta dos retratos, uno de Cervantes, y otro del comentarista Diego Clemencín que es una litografía de J. Jorro, según un cuadro de Federico Madrazo, así como doce láminas que son copia reducida de las que se encuentran en la edición de la Academia de 1819.

    Vida, y hechos del ingenioso caballero Don Quixote de la Mancha / compuesta por Miguel de Cervantes Saavedra.-- Nueva ediccion, corregida, e ilustrada con quarenta y quatro laminas muy apropiadas á la materia, y es la impresion mas añadida que hay.-- En Madrid : en la Imprenta de Andrés Ramirez : à expensas de D. Pedro Joseph Alonso y Padilla..., 1764.

    La edición sigue el texto de la realizada por Pedro José Alonso y Padilla en 1751, aunque en mejor papel que la de ese año. Se divide en dos volúmenes con un total de 42 grabados, similares a los de la edición de 1751, pero con alguna diferencia en la signatura de algunos pliegos y en la ortografía de algunas palabras.

    En el primer volumen se incluye la Vida de Cervantes, escrita por Mayans i Siscar en 107 páginas. La Primera Parte, en el volumen I, consta de 386 páginas y LII capítulos. La Segunda Parte, en el volumen II, tiene 410 páginas y LXXIV capítulos. Cada parte se divide en cuatro libros, con Tabla de los capítulos al final de cada volumen.

    La edición presenta mención de impresión y colofón propio: “Septima impresión, según la primera. En Madrid: en la imprenta de Andrés Ramírez, á expensas de Don Pedro Joseph Alonso Padilla …, 1765”.

     

     

     

     

    El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha : Según el texto corregido y anotado por el Sr. Ochoa / Miguel de Cervantes Saavedra ; texto corregido y anotado por el Sr. Ochoa ; ensayo histórico sobre la vida y escritos de Cervantes por el Dr. Jorge Ticknor-- Nueva York : D. Appleton y Compañía, 1860

    El ensayo sobre la vida y las obras de Cervantes realizado por Ticknor se toma de la versión castellana de su Historia de la Literatura Española traducida por Gayangos y Vedia en 1851. En cuanto al texto adoptado, se elige –como aparece en la Advertencia editorial- el de la “edición del Sr. Ochoa por ser el más breve y apropiado en sus notas, al mismo tiempo que es correcto y limpio… para darle un carácter popular y accesible a todo lector”. El texto de Eugenio Ochoa (1815-1872) aparece tanto en ediciones anteriores, París (1844) o Nueva York (1854), como posteriores, Nueva York (1883).

    El retrato de Cervantes es una copia grabada en acero de un busto de mármol propiedad de Ticknor y que le fue obsequiado por su amigo Guillermo Picard, para quien lo ejecutó en 1855, en Roma, el escultor barcelonés Antonio Solá, quien lo copió de la cabeza de la estatua de bronce realizada por él mismo, por orden de Fernando VII, y que se instaló en la Plaza de las Cortes de Madrid.

    Según Givanel, las láminas que ilustran la edición son las realizadas por John Gilbert para la edición de Bohn, de 1842. Se harán nuevas impresiones en 1879, 1883, etc. El papel es de buena calidad y el tipo de letra pequeño, pero claro.

    El ejemplar expuesto es el que el propio George Tickonr dedicó y regaló a su amigo Guillermo Picard.

    Vida y hechos del ingenioso caballero Don Quixote de la Mancha / compuesta por Miguel de Cervantes Saavedra.- Nueva ed. corr. e il. con varias láminas finas y la vida del autor por Gregorio Mayans i Siscar.- Madrid: por D. Joachín de Ibarra, … : a costa de la Real Compañía de Impresores y Libreros del Reyno, 1771.

    En el siglo XVIII, el Quijote es ya un clásico universal, del que se publican ediciones en todos los formatos, desde Folio a octavo, pasando por cuarto y dozavo, para ser más accesible a cualquier tipo de público. Junto a las elegantes ediciones de Tonson e Ibarra, en 1738 y 1780, respectivamente, hay un gran desarrollo de ediciones de surtido, en formato pequeño, más baratas y manejables. El primero en hacerlo fue Juan Jolis, en 1755 y, desde entonces, la variedad en tamaños, calidades e ilustraciones no ha parado.

    Esta edición de Ibarra, aunque desde el punto de vista tipográfico es bella y cuidada, con papel de buena calidad, no ocurre lo mismo con el texto, tomado de diferentes ediciones. Así introduce las adiciones de la edición de 1730, y sigue las de surtido de Madrid de 1765, con incorrecciones y erratas.

    Como característica propia, hay que destacar que la numeración de los capítulos de la Primera parte, continúa en la Segunda parte. Algo que no se volverá a repetir. Respecto a la tipografía, adoptará las eses modernas.

    Las ilustraciones son 36 planchas calcográficas, dibujadas por José Camarón y Boronat, y grabadas por Manuel Monfort Asensi, siguiendo la iconografía holandesa.

    La primera edición del ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha / compuesto por Miguel de Cervantes Saavedra ; reprod. en facs. […] por la foto-tipografía y publicada por su inventor Francisco López Fabra ; bajo los auspicios de una Asociación Propagadora de la que son presidente Juan Hartzenbusch autor de las notas, y secretario Carlos Frontaura.- Barcelona: Imprenta D. Narciso Ramírez, 1871-1879

    Edición facsimilar del Quijote, dirigida por Francisco López Fabra, en la que los tomos I y II reproducen las dos partes de la obra, el III recoge 1633 notas elaboradas por Juan Eugenio Hartzenbusch, y el IV es un compendio de imágenes recogidas de distintas ediciones ilustradas de la obra que quería servir de complemento a la parte textual.

    Juan Eugenio Hartzenbusch, conocido escritor y cervantista y, por estas fechas, Director de la Biblioteca Nacional, había preparado con anterioridad la romántica edición del Quijote de 1836, editada en Argamasilla de Alba. Ahora añadirá a la publicación facsimilar de López Fabra, un tomo completo de notas y comentarios. Incluye el repertorio íntegro de las diferencias de los Quijotes de Robles y otras ediciones posteriores, además de tener en cuenta las de la Academia o la de Clemencín, y descartar muchos de los errores en los que había caído en la edición de 1863. Como dice Rico: “Las 1633 notas nos ponen ante un conjunto de materiales, modos de trabajar y observaciones textuales que el cervantismo moderno ha incrementado en una magnitud menor que Hartzenbusch en relación con quienes lo precedieron”.

    El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha / compuesto por Miguel de Cervantes Saavedra ; publicado de nuevo por primera vez en Cádiz por Don Jose Rodriguez y Rodriguez ; bajo la dirección de D. Ramon Leon Mainez.-- Cadiz : [s.n.], 1876-1879 (Cadiz : Tip. La Mercantil)

    El especialista cervantino Ramón León Máinez es el responsable de la primera edición del Quijote en 1901 en su ciudad, Jerez de la Frontera.

    2.14.1.portada p

    El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha / compuesto por Miguel de Cervantes Saavedra ; edición anotada por Don Nicolás Díaz de Benjumea ; é ilustrada por Don Ricardo Balaca y José Luis Pellicer.-- Barcelona : Montaner y Simon, 1880-1883.

    Entre las bellas ediciones que del Quijote llevaron a cabo Montaner y Simón en las dos últimas décadas del siglo XIX, se encuentra la rara y valiosa publicada en 4 volúmenes, entre 1880 y 1883 con ilustraciones de José Luis Pellicer y Ricardo Balaca, y comentarios de Nicolás Díaz de Benjumea.

     

     

     

     

     

     

    Vida y hechos del ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha / compuesto por Miguel de Cervantes Saavedra.- Nueva edición, repartida en quatro tomos en octavo para la mayor comodidad, corregida é ilustrada con quarenta y quatro estampas, añadida la vida de su autor, escrita por don Gregorio Mayans i Siscar.- Madrid : en la imprenta de D. Manuel Martín, calle de la Cruz, donde se hallará, 1777-[1778].

    Esta es la quinta impresión del Quijote que lleva a cabo Manuel Martín. En la segunda había cambiado la “x” por la “j”, letra que se adoptará definitivamente después de la cuarta edición de la Real Academia de la Lengua, aunque Martín aún publicará su primera edición en 1765 con la “x”. La fecha de los cuatro tomos de las portadas de la edición de 1777-1778 mantiene los números romanos. Y las ilustraciones van intercaladas en el texto de los 42 capítulos. Incluye la Vida de Miguel de Cervantes Saavedra de Gregorio Mayans y Siscar de 1737, que se publicó al año siguiente de la edición londinense del Quijote, después de una edición limitada española de sólo 25 ejemplares. Estaba de moda el género biográfico y Mayáns contribuyó con la suya de Cervantes a la búsqueda documental sobre dicho autor.

     

     

     

     

     

     

    El ingenioso hidalgo don Quixote de La Mancha / compuesto por Miguel de Cervántes Saavedra ; parte primera, [-segunda], tomo I [-IV].- Nueva edición corregida por la Real Academia Española.- En Madrid : por don Joaquín Ibarra, impresor de cámara de S.M. y de la Real Academia, 1780.

    El 11 de marzo de 1773, “siendo muchas las ediciones publicadas del Quijote, no hay ninguna buena ni tolerable” por lo que la Real Academia decidió “hacer una impresión correcta y magnífica”. Para ello, se tomó el texto de la segunda impresión de la edición príncipe de 1605, para la Primera parte, y para la Segunda parte el de la edición valenciana de Patricio Mey de 1616, cuyas variaciones fueron conservadas, todo ello sin perder de vista las excelentes ediciones de Londres de 1730 y de La Haya de 1744.

    La edición del Quijote de Ibarra en 1780, en cuatro volúmenes en Folio, está hecha en papel de excelente calidad y con tipos realizados ex profeso por Jerónimo Antonio Gil, quien tomó como modelo los de la Real Biblioteca facilitados por Juan de Santander.

    Para las ilustraciones, se estudian los dibujos de Coypel y de Vanderbank, pero se realizan, siguiendo la narración y el asesoramiento de la Academia, por los dibujantes Antonio Carnicero –quien diseñó diecinueve estampas y el frontis de los dos primeros tomos-, José del Castillo –siete estampas y el retrato de Cervantes-, Bernardo Barranco –dos estampas-, Jerónimo Gil y José Brunete –una estampa cada uno-, y Gregorio Ferro y Pedro Arnal –frontispicio de los tomos tercero y cuarto-.

    Los grabadores fueron José Joaquín Fabregat –siete láminas-, Francisco Muntaner –seis-, Fernando Selma –cinco y el primer frontis-, Joaquín Ballester –cinco-, Manuel Salvador Carmona –cuatro-, Juan Barcelón –dos-, Pedro Pascual Moles –dos-, Jerónimo Antonio Gil –una-, Juan de la Cruz –segundo frontis-. Rafael Ximeno y Antonio e Isidoro Carnicero diseñaron las viñetas y Ballester, Mariano Brandi, Simón Brieva, Miguel de la Cuesta, Juan Minguet y José Palomino realizaron los grabados.

    El mapa con el recorrido de don Quijote fue elaborado por el geógrafo Tomás López.

    Se había establecido una lista con setenta y seis escenas para realizar las ilustraciones, de las que se seleccionaron treinta y tres que destacan la valentía, el idealismo y el ridículo de don Quijote, así como la ingenuidad de Sancho, la desesperación de familiares y amigos, y la burla e ira de las personas con las que se van encontrando por el camino. Todas ellas siguen la indumentaria, armas y tipos de la época de Cervantes.

    Es tal el éxito que tuvieron que las estampas se reprodujeron posteriormente en las ediciones de la Imprenta Real, en la de Sancha de 1797, en la versión castellana de Leipzig de 1800 y 1810, en la de París-Londres de 1814, y en la de Madrid de 1862.

    El ingenioso hidalgo Don Quixote de la Mancha / compuesto por Miguel de Cervantes Saavedra.- Tercera edición corregida por la Real Academia Española.- Madrid : en la Imprenta de la Academia por la Viuda de Ibarra, Hijos y Compañía, 1787.

    El éxito de ventas de las ediciones anteriores -la primera en formato Folio, y la segunda en 4º-, hicieron que la Academia –como se explica en el Prólogo- encargara una tercera edición, esta vez en 8º, en seis volúmenes, con el mismo texto y láminas que la segunda edición de 1782, aunque con las planchas más gastadas, como recoge Suñé.

    Después del Prólogo, se colocó el retrato de Cervantes dibujado por Antonio Carmona copiando un cuadro regalado a la Academia por el Conde del Águila y grabado por Fernando Selma. A continuación, Vida de Miguel de Cervantes Saavedra y análisis del Quixote, hecho por Vicente de los Ríos, luego el Plan cronológico y las Pruebas y documentos que justifican la vida de Cervantes. Los preliminares de la primera edición y el mapa plegado, con los parajes por donde anduvo don Quijote, del geógrafo Tomás López.

    Las láminas fueron dibujadas por Isidro y Antonio Carnicero, y grabadas por Fernando Selma, Simòn Brieva, Juan Moreno Tejada, J.J. Fabregat, J.F. Palomino, Ballester, Manuel Salvador Carmona y Francisco Montaner.

    El ingenioso hidalgo Don Quixote de la Mancha / compuesta por Miguel de Cervantes Saavedra ; corregido de nuevo, con nuevas notas, con nuevas viñetas, con nuevo análisis, y con la vida de el autor nuevamente aumentada por Juan Antonio Pellicer.- en Madrid : por Gabriel de Sancha, 1797-1798.

    A lo largo del siglo XVIII, se publicaron en España treinta y siete ediciones, lo que influirá en la literatura hispana ilustrada que tomará el Quijote como modelo a imitar a través de la sátira moralizante.

     

    La publicación de Juan Antonio Pellicer fue la primera edición comentada del Quijote, en la que estuvo trabajando durante más de veinte años y que tiene el mérito de proporcionar una mayor comprensión del texto, y servir de base a posteriores estudios sobre la obra.

    El propio Antonio de Sancha se implicó en la edición, encargando la ilustración a Agustín Navarro, pero el fallecimiento de ambos, hizo que fuera su hijo Gabriel de Sancha el que se hiciera cargo de la publicación, contratando a nuevos artistas: José Camarón, Luis Paret y Alcázar, cuyos dibujos ofrecen una nueva visión del Quijote, evitando los anacronismos de las ediciones anteriores a la de la Academia.

    Noticia de una nueva impresion en 12º de El Ingenioso Hidalgo Don Quixote de la Mancha, compuesto por Miguel del Cervántes Saavedra. [Madrid]: [En la Imprenta Real], [s.a.]. 1 folleto, más anejo.

    La gran aceptación que tuvo el Quijote entre los lectores, animó a los editores de la Imprenta Real a publicar uno en formato reducido, 12º, para facilitar aún más su uso, al ser fácil de transportar y llevar encima. Este es un anuncio propio del siglo XVIII, que incluye un modelo de cómo quedará el producto final, el cual podía ser adquirido por suscripción, lo que facilitaba el acceso a la lectura, a la vez que ayudaba al editor a sufragar la publicación.

     

     

     

     

     

     

    De vernuftige Jonkherr Don Quichote van de Mancha / door Michael Cervantes de Saavedra ; uit het Spaansch vertaald door C.L. Schuller tot Peursum, eerste deel.- Haarlem: A.C. Kruseman, [1859-1858].

    Según Palau, esta misma traducción se aprovechó para publicar los dibujos de Gustavo Doré en la edición de Haarlem de 1870, tamaño Folio. El ejemplar expuesto presenta un retrato de Cervantes grabado por D. J. Sluyter y láminas con litografías de Tony Johannot.

     

     

     

     

     

     

    Historia domini Quijoti Manchegui: traducta in latinem macarrónicum / per ignatium Calvum (curam misae et ollae).-- Madrid : [s.n.], 1905 (Imp. del Asilo de Huérfanos del S.C. de Jesús).

    La Historia Domini Quijoti Manchegui es una traducción y adaptación, única y divertida, realizada con el propósito de divertir, como un juego o un guiño a la obra de Cervantes. Tras esta primera edición de 1905, se publicaron sucesivas ediciones en 1922 y 1966. Actualmente, hay una nueva edición de AACHE Ediciones, de 1999. Han pasado ya 111 años desde la primera edición de esta versión del Quijote.

     

     

     

     

     

     

    Der finnreiche Junter Don Quijote von der Mancha / von Miguel de Cervantes Saavedra ; übersetzt eingeleitet und mit Erläuterungen versehen von Ludwig Braunfels. -- Neue, revidierte Jubiläumsausgabe. -- Strasburg : Karl J. Trübner, 1905. -- 3 v. ; 22 cm.

    L'ingegnoso idalgo Don Chisciotte della Mancia : con Sancio Pancia suo scudiero / di Michele Cervantes di Saavedra. -- Milano : Sonzogno, [1896]. -- 2 v. ; 18 cm. -- (Biblioteca classica economica ; 128) Fecha tomada del Catálogo de la exposición celebrada en la Biblioteca Nacional en el Tercer Centenario de la Publicación del Quijote, año 1905.

    2.26.1 p

    L'ingénieux chevalier Don Quichotte de la Manche / par Miguel Cervantes ; traduction nouvelle par Rémond. -- Paris : Delarue, [1863].
    2 t. en 1 v. ; 18 cm

    The adventures of Don Quixote de La Mancha / adapted for the young by M. Jones ; with 200 illustrations by Sir John Gilbert, R.A. and other artists. -- London : George Routledge, [19?]
    503 p. : il. ; 20 cm.

    El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. Parte I …[ Parte segunda. II ]/ Miguel de Cervantes Saavedra ; proemio del Excmo. Sr. D. José M.ª Asensio ; ilustración en cromolitografía de D.J. Moreno Carbonero y D.L. Barrau.-- Barcelona : F. Seix, 1898

    En los últimos veinte años del siglo XIX se publicaron en torno a cien ediciones del Quijote, bien facsímiles de la edición príncipe, bien siguiendo criterios editoriales diversos. Es el caso del erudito cervantista José María Asensio, quien se atrevió a publicar esta edición modificando el orden y la numeración de los capítulos de la Primera parte, que repartió en 54, en lugar de los 52 originales, según se dice en el Proemio, para “enriquecer” su libro con nuevos alicientes que despertasen la curiosidad de los lectores.

    Se reproducen en esta edición algunos documentos cervantinos, útiles para ser utilizados en las polémicas que sobre la vida y la obra de Cervantes se desarrollaron en estos momentos.

    Desde el punto de vista artístico, se trata de una edición admirable, muy apreciada por la calidad de las artes gráficas, el cuidado en la corrección del texto y las bellas ilustraciones. Destacan entre ellas, las cabeceras y las iniciales policromadas por diferentes artistas.

    El autor de las magníficas cromolitografías, Moreno Carbonero, es el arquetipo de artista académico reconocido, que llegó a ser catedrático de Bellas Artes y Académico, además de cotizado pintor costumbrista y retratista de la realeza y la aristocracia.

    La encuadernación editorial se realizó en tela encarnada. En el primer plano una cromolitografía con el título de la obra y cenefa dorada alrededor. Lomo decorado con hierros dorados y cromolitográficos y corte superior dorado.

    El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha / compuesto por Miguel de Cervantes Saavedra ; edición ilustrada con dibujos de M. Ángel, grabados por Carretero, y Sampietro ; y aumentada con un apéndice críticobiográfico de M. Rodríguez-Navas.-- Madrid : Saturnino Calleja, 1901.

    La presente edición de sólo 187 ejemplares, se terminó de imprimir el 31 de diciembre de 1900, y no se destinó a la venta, sino que cada ejemplar fue dedicado a una determinada persona.

     

     

     

     

     

     

    El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha / por Miguel de Cervantes Saavedra.- Nueva ed. Que hace la Semana Católica de Bilbao, dispuesta para toda suerte de personas, por D. J. y A.- Bilbao: Imp. y enc. La Editorial Vizcaína, 1905.

    Edición incompleta del Quijote realizada con carácter popular y de difusión, coincidiendo con la conmemoración del III Centenario de la edición de Juan de la Cuesta. Faltan algunos pasajes que podrían considerarse no aptos moralmente para todos los públicos.

    2.18.1 p

    El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha / Miguel de Cervantes ; texto, introducción y notas de Martín de Riquer.-- Ed. rev. y puesta al día.-- Barcelona : Planeta, 1992.

    El Académico de la Lengua Martín de Riquer acerca el Quijote del siglo XVII al lector de siglo XX gracias a un lenguaje adaptado y con breves y sencillas notas aclaratorias.

    2.21.1 p

    EEl ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha / compuesto por Miguel de Cervantes Saavedra ; 689 láminas de J. Jiménez Aranda, y 111 de Alpériz, Bilbao, García Ramos, Luis Jiménez, L. Cabrera, Moreno Carbonero, Sorolla, Sala y Villegas ; con un juicio crítico de la obra, de José R. Mélida.- Madrid: R. L. Cabrera, 1905-1908.

    Hasta 1908 no terminaron de imprimirse los últimos volúmenes de la edición que nació con el ambicioso título de Quijote del Centenario. De gran calidad y con 800 láminas, la mayoría del pintor José Jiménez Aranda.

     

     

     

     

     

     

    El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha / Miguel de Cervantes Saavedra ; edición preparada por Justo García Soriano y Justo García Morales ; [ilustrado por Gustavo Doré]. -- Madrid : Promoción y Ediciones, 1989.
    3 v. : il.
    ISBN8477581762

    La primera edición española del Quijote ilustrado por Gustave Doré se publicó en Barcelona entre 1875 y 1876 por el heredero de Pablo Riera, siguiendo la edición francesa. El éxito de las 377 calcografías diseñadas por él y grabadas por Héliodore Joseph Pisan servirán de modelo iconográfico de las escenas quijotescas identificables a partir de entonces por los lectores de cualquier época y país. Esta edición es de 1989 y mantiene la misma iconografía.

     

     

     

     

     

     

    Don Quijote

    La Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas ha realizado una selección escogida del fondo cervantino que muestre algunos de los Quijotes más representativos por su rareza, antigüedad u otra característica de especial relevancia, como pueda ser la edición contrahecha de 1668; los editados por Joaquín Ibarra o Gabriel de Sancha en el siglo XVIII; los ilustrados por Antonio Carnicero, Luis Paret, Ricardo Balaca, J. Jiménez Aranda o Gustavo Doré; los comentados por Juan Antonio Pellicer, Diego Clemencín, Eugenio Hartzenbusch –el de Argamasilla de Alba y el facsímil de Francisco López Fabra-, Nicolás Díaz de Benjumea, Jorge Ticknor, Martín de Riquer o Francisco Rico; los publicados en 1905, con motivo del III Centenario de la primera edición de la Primera parte del Quijote; en formato folio, cuarto, octavo o dozavo; o traducidos a otras lenguas –holandés, francés, inglés, alemán, italiano o latín macarrónico-. Para la selección y comentario bibliográfico, se ha contado entre otras obras con el Catálogo de la Exposición celebrada con motivo de IV Centenario de la edición príncipe de la Primera parte de El Quijote -impresa por Juan de la Cuesta en 1605-, publicado en 2005 bajo el título El Quijote en las Bibliotecas Universitarias Españolas, elaborado por el Grupo de Trabajo de Patrimonio Bibliográfico de REBIUN, del que forma parte la Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas.

    La muestra recoge distintas revisiones del texto del Quijote, entre las que destaca la realizada por la Real Academia para la edición de 1780, para la que había decidido “hacer una impresión correcta y magnífica”, habida cuenta de las numerosas ediciones en las que no se había cuidado la fidelidad al texto original, para lo que se recurrirá al texto de la segunda impresión de la edición príncipe de 1605 para la Primera parte, y al de la edición valenciana de Patricio Mey de 1616 para la Segunda, sin olvidar los de las ediciones de Londres de 1730 y de La Haya de 1744. De igual forma, se exponen ediciones comentadas, con notas y aclaraciones al texto de Cervantes, así como adaptaciones a distintos tipos de lector, como jóvenes o desconocedores del vocabulario del castellano del siglo XVII.

    Se han seleccionado igualmente dos impresos cuya tipología obedece a la publicidad realizada por dos editores de nuevas ediciones del Quijote, son prospectos de suscripción, uno del siglo XVII, para un Quijote en dozavo de la Imprenta Real, y el otro del siglo XIX, para el Quijote de López Fabra. En ambos se explican las características de la obra que se va a adquirir mediante suscripción, plazos, precios, formato, tipografía, papel, ilustraciones, encuadernación y cualquier otra información de interés para el lector que, además, tendrá la posibilidad de ver su nombre impreso en la Lista de suscriptores que se incluirá en uno de los volúmenes del Quijote adquirido.

    En la exposición, se han tenido también en cuenta los datos propios de cada ejemplar seleccionado del Quijote, es decir, el tipo de encuadernación y los antiguos poseedores, que nos hablan de la historia que ha vivido cada Quijote a lo largo de su existencia, y que les confiere a cada uno un carácter único. Así, podemos ver Quijotes encuadernados en pergamino, piel –pasta española, pasta valenciana o tafilete-, tela o cartón; en diversos estilos: a la holandesa, a la catedral, imperio, editorial, gofrado, con hierros dorados o con cromolitografías; con la firma de los encuadernadores o sin ella.

    En cuanto a las procedencias, encontramos: exlibris de Juan Madrazo Escalera, José del Ojo y Gómez, de la Librería del Cabildo de la Ciudad de Orduña, del Señor Leandro Matheos Hernández, de Jorge Ticknor o de la Condesa de Bornos; y sellos de la Biblioteca del Seminario Menor o la de los Padres de la Compañía de Jesús o la de la propia Universidad Pontificia, todos ellos de Comillas (Cantabria); de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid; del Colegio San Estanislao de Toledo; del Colegio y Noviciado de la Compañía de Jesús de Aranjuez; de la Residencia de la Compañía de Jesús de Badajoz; de A. de la Milagrosa, Santa Eulalia y San Tarsicio de Badajoz; de la Biblioteca de “Villa San José”; de la Biblioteca del Colegio de Escritores de la Compañía de Jesús de Madrid; de la Sociedad Anónima Razón y Fé; del Colegio de Nuestra Señora del Recuerdo de Chamartín de la Rosa, en Madrid; de la Biblioteca de la Facultad de Teología de Oña; de la Biblioteca de la Casa de la Tercera Probación de Salamanca o del Archivo de la Compañía de Jesús de Alcalá de Henares cuyo fondo de reserva acaba de ser incorporado a la Biblioteca de la Universidad Pontificia Comillas.

    Don Quijote de la Mancha / Miguel de Cervantes ; edición del Instituto Cervantes (1605, 1615, 2015) ; dirigida por Francisco Rico ; con la colaboración de Joaquín Forradellas, Gonzalo Fontón y el Centro para la Edición de los Clásicos Españoles. Madrid: Real Academia Española, 2015.

    Con motivo del IV Centenario de la publicación de la Primera parte, así como de la Segunda parte del Quijote se hicieron numerosas ediciones conmemorativas, como la dirigida por Francisco Rico en el año 2015.

    2.22 p

    Exposición organizada por el Servicio de Biblioteca, Universidad Pontificia Comillas (Madrid, España)

    Fondo documental de:

    Archivo Personal de Jesús Fernández Sanz

    Descripciones bibliográficas

    Mª Eugenia López Varea

    Jesús Fernández Sanz

    Texto exposición virtual:

    Jesús Fernández Sanz

    Diseño Web

    Ana Martín Rodrigo

    Belén Novoa García

    postales8

    El objetivo de esta exposición es mostrar la presencia de la Compañía de Jesús en las tarjetas postales ilustradas en las diversas partes del mundo. En éstas las imágenes de edificios, retratos, esculturas, pinturas o cualquier otro tipo de soporte serán testimonio de la obra de los jesuitas. Adquieren especial interés las que reflejan lugares que antaño fueron patrimonio de la Compañía y que los avatares históricos los han convertido en propiedades estatales, particulares, diocesanas o de otras órdenes religiosas. Así mismo, nos sorprenderán algunos recintos en los que la Compañía habitó y que tuvieron anteriormente una titularidad y función muy distintas.

    Las tarjetas mostradas son parte de una colección particular con vocación general y no monográfica, esta circunstancia hace que la muestra sea un exponente muy parcial de la presencia jesuítica en las postales. Setenta y siete ejemplares componen la Exposición abarcando sólo algunos de los múltiples aspectos que la Compañía de Jesús ha desarrollado a lo largo de su historia.

    En estos textos de presentación trataremos de incardinarlas en el contexto de Correos como medio de comunicación y más concretamente de las tarjetas postales, explicando someramente la historia y las características de la colección global de las que estos ejemplares han sido extraídos. Cada una de las tarjetas escogidas tendrá su correspondiente descripción catalográfica con una breve nota explicativa de la relación entre lo observado en la imagen y el amplio universo jesuítico.

    Esta Exposición quiere ser también un reclamo para que este archivo iconográfico que ahora nace se convierta en el embrión de una colección mucho más amplia que esperamos conseguir con el apoyo de jesuitas, instituciones de la Compañía y antiguos alumnos.

    El correo postal y las tarjetas postales ilustradas

    Desde la antigüedad, la correspondencia epistolar está presente especialmente como medio de transmisión de noticias, aunque no era un servicio regularizado ni universal. Son los sectores privilegiados de la sociedad y especialmente las cancillerías las que hacen un uso más intenso de los correos. Aún hoy el paisaje todavía guarda recuerdos de aquellas casas de postas donde abrevaban y eran permutados los caballos de las diligencias que surcaban los caminos transportando viajeros y rollos de papel con sus correspondientes sellos de lacre.

    A mediados del siglo XIX aparece el correo avalado por los Estados y con los franqueos postales mediante sellos, dando lugar al correo filatélico. Es en Inglaterra donde tiene lugar este avance de las comunicaciones y la revolución industrial, con el incremento y mejora de los transportes, la que lo posibilita, muy especialmente es el ferrocarril el que genera un giro copernicano en este ámbito tan fundamental para el desarrollo del correo. En España el franqueo postal se hace obligatorio en 1856 y en 1874 se funda la Unión Postal General (en 1878 cambia su nombre por el de Unión Postal Universal).

    postales3

    Al socaire de la generalización del servicio de Correos nacen las tarjetas postales que, en un principio, editaban las administraciones de Correos y no eran ilustradas, llevando el franqueo impreso en una de sus caras. En España, en 1873, se emite la primera tarjeta postal, pero es a finales del siglo XIX cuando empiezan a proliferar las tarjetas ilustradas impulsadas por el avance en los medios de impresión.

    En lo que atañe a la industria de su fabricación, una vez más, es Gran Bretaña pionera, creándose editoriales de tarjetas que tienen gran éxito. Las enormes dimensiones que el imperio británico adquirió por estos años fue el factor primordial para la rápida expansión que las tarjetas postales tuvieron. Muy pronto el viejo continente sigue la misma pauta. En España, es la empresa Hauser y Menet la que, desde 1890, se pone a la vanguardia con su técnica de impresión fototípica, y la que en 1902 señalaba en un anuncio que su producción mensual era de medio millón de tarjetas.

    postales1El último cuarto del siglo XIX contempla a una burguesía boyante que con sus viajes hacía circular hermosas imágenes impresas que contribuían así a popularizar los grandes tesoros artísticos de la humanidad. Todo el siglo XX sigue la misma pauta de incremento y universalización de las postales, que se convierten en testimonio del acceso de las clases trabajadoras occidentales al consumo de viajes y, consiguientemente, a los recuerdos gráficos de aquellos felices momentos.

    En la actualidad los nuevos medios de comunicación han arrumbado al baúl de los recuerdos aquellos concisos mensajes que nos llegaban a través de las tierras y de los mares. Hoy la industria de las tarjetas postales ha quedado preferentemente para surtir otro tipo de funciones que no están directamente ligadas a los viajes.

    postales5Hoy perviven con más vigor las postales corporativas o institucionales que tienen un claro sentido promocional y propagandístico. También los grandes museos y otros centros culturales siguen editando bellas imágenes (incluso se realizan en el mismo formato pero sin el espacio destinado al franqueo). En cualquier caso el destino más general de estas nuevas ediciones postales es el de convertirse en “botín” de los cartófilos o permanecer perdidas en cajones.

    En lo que atañe al contenido que los usuarios del correo han escrito en las tarjetas, normalmente son mensajes estereotipados que mencionan lo bien que se ha llegado, el buen tiempo que hace y lo precioso que es lugar al que se arriba. Tampoco hay que olvidar otro tipo de mensajes ligados a celebraciones, campañas publicitarias... Salvo en raras ocasiones, el hecho de que la escritura no vaya privatizada y protegida por un sobre la convierte en una fuente histórica alejada de la importancia que la literatura epistolar en su conjunto tiene.

    postales4También las postales han formado parte de exposiciones, casi siempre como complemento de obras artísticas e ilustración y documentación de biografías. A finales de 2014 y principios de 2015, la sede del Ayuntamiento de Madrid acogió una muestra referida al gran arquitecto Le Corbusier en las que el protagonismo absoluto fue de las tarjetas postales. Este aprovechamiento documental de la colección del ilustre arquitecto es el que nos sugirió la idea de organizar esta muestra con la Compañía de Jesús como protagonista.

    Arte y paisajes

    La selección que hemos efectuado, a la búsqueda de temas jesuíticos, está realizada sobre una colección de unas 22.000 postales que abarcan todos los temas que sean susceptibles de ubicarse en el tiempo y en el espacio con el arte y el paisaje como denominador común. La conformación de esta colección la inicié en la infancia y progresivamente se ha ido incrementando por diversas vías de adquisición: compras en viajes, museos y exposiciones, incursiones en el Rastro madrileño a la captura de jugosas gangas y lo que denomino “mendicidad postal”, que, como fácilmente podemos deducir, se trata de la petición a familiares y a amigos sin apenas recato.

    postales6Volviendo a los inicios de la colección, es preciso señalar que este acopio de imágenes impresas está vinculado al ansia del conocimiento que los viajes proporcionan, eran una ventana abierta, que junto al cine y a la literatura ensanchaba mis horizontes permitiéndome realizar largos periplos a lugares donde no podía viajar y atesorar maravillas del arte que nunca iba a poseer. Con el paso de los años aquellos lugares míticos de mi infancia se han ido acercando y ese papel que jugaron las postales, similar al que los libros de caballerías supusieron para nuestro Ingenioso Hidalgo, se ha ido atenuando. Los viajes realizados y el contacto con medios de comunicación más complejos y modernos han colaborado a rebajar su importancia.

    Compañía de Jesús: personas y lugares en las tarjetas postales

    postales2La exposición iconográfica postal vinculada a los jesuitas tiene en nuestra Universidad un precedente filatélico, pues el 20 de octubre de 2003 se inauguró “A mayor Gloria de Dios” en la que el P. Rafael Mateos S.J. aportó su colección de sellos y la administración de Correos realizó un matasellos alusivo a dicho evento.

    Sólo queda recordar que esta exposición consta de 77 postales, seleccionadas entre 349 de temática jesuítica, en las que predominan las editadas en España e Italia. Los diferentes países y las provincias españolas son las claves de acceso para visualizar cada una de las tarjetas. Hemos procurado recoger los diferentes aspectos y actividades en los que los jesuitas han dejado su impronta.

    El curioso observador de esta muestra dispone además de otro archivo que recoge el resto de las postales con temática jesuítica no seleccionadas y que de momento solo podemos mostrar exclusivamente las imágenes sin descripción catalográfica. [Vídeo]

    postales7Por último, quiero agradecer su docto asesoramiento al profesor Manuel Revuelta S.J. y recordar, con todo mi afecto, al que fue profesor de nuestra Universidad José Joaquín Alemany S.J., quien de una forma periódica me donaba las tarjetas que le llegaban fruto de sus intensas relaciones intelectuales y pastorales.