Comillas recalca la importancia de la conciliación y la corresponsabilidad

La universidad celebra las II Jornadas de Conciliación y corresponsabilidad centradas en los retos de la pandemia

FAMILIA  | 

La apuesta por la diversidad y la conciliación implica ir mucho más que cumplir las normas legales, según los ponentes


En los últimos tiempos se ha avanzado mucho en medidas de conciliación en las empresas, pero la crisis sanitaria ha puesto de relieve las carencias que todavía existen y es importante que las administraciones se impliquen más en la puesta en marcha de medidas efectivas. Esta fue una de las conclusiones de la II Jornada de Conciliación y Corresponsabilidad organizada por el Observatorio de Conciliación, Corresponsabilidad y Diversidad de la Universidad Pontificia Comillas, que en esta ocasión se centró en los desafíos de la igualdad, la diversidad y la rentabilidad. Para su directora, María José López Álvarez, en referencia a la labor del observatorio, “es importante la transferencia de conocimiento desde la universidad porque puede empujar a las administraciones a mejorar en aspectos legales y prácticos”.

“Las empresas son el reflejo de la sociedad”, aseveró López Álvarez durante su intervención, “pero la apuesta por la diversidad y la conciliación implica ir mucho más allá del cumplimiento de las normas legales”, porque eso redunda en beneficios sociales, familiares y personales.

En este sentido, otra de las conclusiones de la jornada hace referencia al aspecto familiar, ya que medidas de conciliación de las empresas pueden tener un impacto positivo en la natalidad. “La conciliación en algo transversal a la familia y cuanto más fácil es la conciliación, más fuerte es la familia para cumplir sus retos”, dijo Ana Berástegui, directora del Instituto Universitario de la Familia de Comillas.

Las jornadas dejaron claro que la falta de conciliación en buena parte recae sobre las mujeres y se hizo referencia al teletrabajo, uno de los instrumentos que se ha visto potenciado en los últimos meses. Los ponentes coincidieron en que “el teletrabajo voluntario es magnífico, pero el obligatorio no es tan bueno; no es lo mismo tener a los niños en casa a que los niños tengan actividades fuera y tú puedas trabajar de manera óptima”. Y en este sentido, la corresponsabilidad debe jugar un papel fundamental, ya que “los hombres no se pueden quedar fuera porque son cómplices para que este cambio cultural se produzca”, aseveraron los ponentes, quienes coincidieron también en que uno de los antídotos contra la violencia de género es la corresponsabilidad. “El equilibrio de roles evita la situación de violencia de género, y todo tiene que ver con la creación de relaciones más igualitarias”.

La jornada contó con la participación de diversas empresas, como Deutche Bank, Sacyr, Red Eléctrica, MetLife, Deloitte, Repsol o P&G, y diferentes organizaciones como WomenCEO, UNICEF, Fundación máshumano, Fundación Más Familia. Asimismo, hubo participación de las administraciones: inauguró las jornadas Ana Sastre, Directora General de Infancia, Familia y Natalidad de la Comunidad de Madrid. Además, las jornadas contaron con el apoyo de Campofrío, Viscofan y Red Eléctrica de España, socios colaboradores del Observatorio.