Rusia-Ucrania: ¿fantasmas de la guerra fría?

Un encuentro organizado por Jesuitas y Comillas CIHS analizó las claves históricas, políticas y religiosas del conflicto

COMILLAS-CIHS  | 

De izda. a dcha., Julio Martínez, SJ; Charles Powell y Emilio Saenz-Francés


  icon cam2   VER GALERÍA FOTOGRÁFICA   

Rusia no ceja en su empeño de amenazar la integridad territorial de Ucrania, la antigua república con la que lleva en un conflicto larvado desde su independencia en 1991. Ante la escalada de tensión, y para comprender el conflicto en toda su dimensión, la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales (Comillas CIHS) y Jesuitas Maldonado organizaron el encuentro “Rusia-Ucrania. Cómo entender un conflicto. Tres miradas y un diálogo sobre qué está pasando”, en el que participaron Emilio Saenz-Francés, director del Departamento de Relaciones Internacionales de Comillas; Charles Powell, director del Real Instituto Elcano, y Julio Martínez, SJ, profesor de Teología Moral y rector de Comillas hasta junio de 2021.

Como explicó Sáenz-Francés, “es necesario tener un contexto histórico amplio”, y para ello se remontó al siglo IX, con las sucesivas invasiones de diferentes pueblos que forjaron el carácter ruso y ucraniano a lo largo de los siglos. “En la expansión rusa con Pedro el Grande se ven conflictos que dibujan lo que podría suceder ahora”, explicó refiriéndose, por ejemplo, a la alianza entre países contra Rusia tras la invasión rusa de Crimea a mediados del siglo XIX, y el “sometimiento hacia la población de Ucrania que creció durante la II Guerra Mundial”.

En realidad, “Rusia nunca ha sido un estado nación moderno: pasó de un estado zarista a un imperio soviético”, según Powell. Para él, Putin no ha digerido la disolución de la URSS, que considera como “un debilitamiento del imperio”, y no ha perdonado a Ucrania su decisión de independizarse. “Ucrania es una pieza clave: sin ella no tiene sentido la estructura confederal impulsada por Moscú”, afirmó. Rusia tampoco ha asumido la nueva estructura de seguridad tras la Guerra Fría, como explicó el director del Instituto Elcano, que hizo un repaso por los conflictos de Osetia del Sur y Afjasia.

Por su parte, Martínez trató es asunto desde una perspectiva religiosa. “¿Cabe la guerra en una mirada creyente?”, se preguntó, y defendió la tradición cristiana de la no violencia activa. Martínez abordó los conceptos de guerra justa y legítima defensa. desde el punto de vista de la Iglesia, e hizo varias referencias a la encíclica Fratelli tutti, en la que se insta a no regresar al concepto de la guerra justa y al abandono del término “guerra justificada”. “El objetivo es declarar la guerra a la guerra con los medios de la paz”, dijo. Martínez, como el papa Francisco, defendió la cultura del encuentro como uno de los pilares de la paz.