Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en su navegador web.

Miguel Jiménez tuvo una trayectoria poco habitual para un estudiante de Derecho y Administración y Dirección de Empresas (E-3). Tenía interés por la economía, pero también quería escribir e informar. Dos décadas después, es director del diario económico Cinco Días y jefe de información económica de El País.

Texto: Juan Manuel Daganzo. Foto: José Ángel Molina
 

ENTREVISTA WEB MIGUEL JIMENEZ COMILLAS 2

C

asi 25 años en el periodismo económico dan para mucho. Tanto como para haber sido uno de los responsables de la publicación de las primeras filtraciones de Wikileaks o de sacar a la luz los famosos papeles de Bárcenas. "Trabajar en El País es un privilegio que me ha dado oportunidades como ésas, y es ahí donde te sientes bien, porque sabes que estás haciendo lo que siempre quisiste, que es arrojar luz sobre zonas oscuras".
Él es Miguel Jiménez, actual director de Cinco Días y responsable de información económica de El País. Confiesa que lo del periodismo le viene de cuando empezó a estudiar Derecho y ADE (E-3) en Comillas ICADE, y fue algo que le enganchó.
¿Siempre se sintió atraído por el periodismo económico?
Desde el principio, mi interés estuvo centrado en el periodismo económico. Cuando acabé la carrera, estuve trabajando en consultoría y auditoría, e hice el máster de periodismo de El País. La formacion recibida en la universidad me resultó de mucha utilidad.


"En Comillas teníamos prácticas todos los días de la semana. Salimos muy preparados"


 ¿A qué retos se enfrenta la información económica?

La información económica tiene un valor enorme, y cada vez se demanda más y está más especializada. El reto está en tratar de ser didácticos para llegar al público con facilidad y hacerle ver que la economía tiene que ver con todos los ciudadanos. Además, la transparencia es cada vez más importante y existe la necesidad de estar pendientes de abusos de poder, irregularidades y malas prácticas de gobiernos corporativos.

¿Qué salud tiene el periodismo?
No está en su mejor momento, económicamente hablando, porque la publicidad ha buscado otros soportes y porque el modelo de prensa en papel está en entredicho. El papel va cayendo y es difícil que remonte, porque hay un potencial enorme en Internet. Sin embargo, profesionalmente sí, porque los periodistas están mejor formados y hay una pluralidad de voces y opiniones como no la ha habido nunca.

¿Qué impacto tendrán los contenidos de pago en la prensa digital?
El modelo de negocio en Internet es menos claro que en papel. La combinación de anuncios y venta de ejemplares hizo que la prensa escrita fuera rentable. Pero ahora la publicidad se está desplazando a otros soportes y la rentabilidad de los periódicos está en cuestión. Los ingresos en Internet siguen creciendo, pero tenemos compitiendo a gigantes como Google o Facebook. A medio plazo la prensa evolucionará a modelos de pago, y los contenidos económicos están entre los mas atractivos. De hecho, ya hay periódicos que cobran por sus contenidos, como Financial Times o Wall Street Journal.


"Al estudiante que fui le diría que estudiase más y que hiciera más actividades en la universidad"


 ¿Cómo afectan las 'fake news' al periodismo y a los periodistas?

Bastante. Y, frente a ellas, una de las vacunas son los medios tradicionales. Marcas como El País, Cinco Días o similares tienen el valor de la fiabilidad. En un marasmo en el que circulan rumores y medias verdades, los medios mas asentados tienen esa baza. Por otro lado, la forma de trabajar ha cambiado mucho. El ritmo es trepidante y el riesgo es perder la perspectiva.

¿En qué estado se encuentra la economía española?
Nuestra economía ha atravesado la mayor crisis de la democracia tras el estallido de la burbuja inmobiliaria y crediticia. Se produjo un crecimiento fuerte, pero fue un espejismo y nos ha golpeado más fuerte que a Europa. Ahora ha habido años de recuperación, pero no se han cerrado la heridas de la crisis, en términos de desigualdad, precariedad laboral o creación de empleo. España tiene la posibilidad de crecer más que la media europea, pero sabemos que hay que ser serios en el manejo de las finanzas públicas, porque cualquier despiste nos puede penalizar.

Y en la actualidad, ¿cuál es el mayor pecado de nuestra economía?
A largo plazo, el mayor problema es la falta de cualificación, de know how, de tecnología y formación, que se traduce en productividad. Hay sectores de trabajo de escaso valor añadido, y ese es el mayor problema. Pasa con el turismo y ha ocurrido con la construcción, que sacaba a mucha gente de la educación con la golosina del dinero fácil. Para alcanzar niveles de vida de países más ricos, hay que ser igual de productivos basándonos en tecnología e innovación.

¿Qué valor aporta estudiar una carrera como E-3 en Comillas?
Estudiar E-3 me ayudó mucho, por el gran conocimiento que proporciona sobre el mundo de la economía y la legislación. Eso fue útil cuando empecé como periodista especializado en economía, porque había muy poca gente familiarizada con asuntos como balances, ratios bursátiles, derecho mercantil, mercado de valores... y me hizo crecer profesionalmente. La gente de Comillas ICADE sale bien preparada y formada.

¿Siguen valorando las empresas una formación sólida?
Hay mezcla. Ahora hay una tendencia a favor de una forma de hacer, no tanto de un conocimiento memorístico sin sentido en esta época de Internet. La cultura del esfuerzo, del mérito, y una formacion sólida en formas de pensar o razonar que siempre se ha dado en Comillas ICADE, seguirán siendo de valor hoy día. Además, la universidad ha sido sensible a nuevas demandas de formación, y eso es algo que es bien recibido por las empresas, por tratarse de áreas de necesidad de conocimiento, entre las que también se encuentras las habilidades directivas y ejecutivas.

¿Por qué eligió Comillas ICADE y qué recuerdos tiene de su paso por la universidad?
Lo recuerdo con mucho cariño, aunque la doble titulación era exigente. Recuerdo a Juan Fernández Armesto, que después fue presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, y que daba Derecho Mercantil desde un punto de vista muy práctico, y a José Ramón de Espínola, que también me sirvió mucho en la estructura económica de España. Recuerdo cómo calaron los conocimientos. También a algunos de mis mejores amigos los conocí en Comillas ICADE y sigo en contacto con la gente de mi clase.


"El problema de la economía en España es la falta de know how, de tecnología y de productividad"


¿Por qué se decidió a estudiar en Comillas ICADE?
No tenía claro qué estudiar, pero me interesaba mucho la economía. Decidí que era una doble titulación de prestigio con muchas salidas profesionales, y me sentía con fuerzas para hacerla. Me ha sido muy útil, aunque mi trayectoria no ha sido la más habitual.

¿Qué consejo le daría hoy al Miguel Jiménez estudiante?
Le diría que estudiara más y que aprovechara para hacer más actividades en la universidad al margen del estudio que le encaminasen en la buena senda hacia lo que decidiera dedicarse en la vida.

 

© Universidad Pontificia Comillas | C. Alberto Aguilera 23 Madrid-28015 - Tel.:(+34) 91 542 28 00 | comunicacion@comillas.edu

LinkedIn   Twitter   Facebook    YouTube