91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Comillas acogió la jornada “Emigrantes menores de edad, vulnerables y sin voz”

MigracioneokComillas ICAI-ICADE tiene el firme propósito de responder a los retos y demandas de la sociedad. En ese sentido, y para hacer frente a la grave crisis migratoria a la que nos enfrentamos, la universidad ha reforzado, durante los últimos años, su investigación en este ámbito. Con el fin de seguir profundizando en los desafíos que plantea la migración y ahondando en el problema concreto de los menores migrantes, Comillas acogió la presentación del mensaje para la Jornada Mundial de las Migraciones, Emigrantes menores de edad, vulnerables y sin voz, organizada por la universidad y la Comisión Episcopal de Migraciones.

“El papel de la universidad es el de estar con los que sufren desde la excelencia académica, la reflexión y el análisis riguroso”, apuntó Pedro Linares, vicerrector de Investigación e Internacionalización de la universidad citando, a su vez, las palabras del padre Ignacio Ellacuría. El vicerrector, que introdujo y moderó la presentación, recordó la reciente creación de la Cátedra de Refugiados y Migrantes Forzosos, junto a Inditex, y apuntó que la universidad está empezando a trabajar con otras universidades europeas en estas cuestiones. Mercedes Fernández, directora del Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones, puntualizó que “vivimos un drama sin precedentes desde la II Guerra Mundial que pone a los menores en una mayor situación de exclusión”.

José Luis Pinilla, director de la Comisión Episcopal de Migraciones, afirmó que la jornada venía a sumarse al resto de acciones de la Iglesia y que servía para poner nombre, dar la razón y ayudar a la sociedad a tomar conciencia de la importancia de este fenómeno. “La universidad ayuda a analizar las causas y a dar una mejor respuesta a la gestión de la crisis desde el rigor académico, y ayuda a convertir la solidaridad evangélica de las diócesis en solidaridad estructural”.

El obispo de Astorga y miembro de la Comisión Episcopal de Migraciones, Juan Antonio Menéndez, hizo hincapié en la preocupación del papa Francisco por los migrantes y, en especial, por los menores. Durante su intervención, el obispo llamó la atención sobre la preocupante cifra de menores sin hogar que existe en España y repasó los principales retos que plantea la crisis migratoria para la Iglesia. “La hospitalidad y la acogida siempre han sido características de la comunidad cristina. Tenemos tres retos, el humanitario, el eclesial -expresado en la atención pastoral-, y el cultural, que implica construir cultura del encuentro, trabajar por la paz y por una solidaridad internacional que ponga a las personas en el centro dentro de un orden económico más justo”.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk