Daniel Agromayor, the good guy

Un antiguo alumno de Comillas expande la marca americana de hamburguesas Five Guys en España

REVISTA COMILLAS  | 


En Desde que se supo que las hamburguesas favoritas del expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, eran de Five Guys, esta empresa familiar del noreste de Estados Unidos no ha dejado de crecer. Daniel Agromayor, alumni de E-4, es el director general en España y el encargado de expandir la marca también en Portugal.  

Texto: Juan Manuel Daganzo. Foto: José Ángel Molina

Lo que viene a continuación puede sonar chocante: la cadena de hamburgueserías Five Guys y la Universidad Pontificia Comillas tienen más cosas en común de lo que puede parecer a simple vista. ¿Cómo es posible? ¡Qué barbaridad! Pues sí, desde su filosofía de empresa, hasta Daniel Agromayor, director general en España y Portugal de la compañía, y antiguo alumno de la primera promoción de lo que hoy es el Grado de Administración y Dirección de Empresas con Mención Internacional (E-4) en la que “no sé cómo me colé”, dice, con el que estudió dos años en Comillas y otros dos en la Universidad de Middlesex, en Londres. 

Hay más similitudes: Five Guys pone al cliente en el centro (la universidad coloca a la persona), ofrece ingredientes de primera calidad (sustituye “ingredientes” por “alumnado” y ya lo tienes) y tiene vocación internacional (¿acaso Comillas no la tiene?), porque es una cadena joven y en plena expansión desde una pequeña localidad de Estados Unidos. Y Agromayor es el responsable del éxito de los 16 restaurantes de Five Guys en España, conseguido desde cero y sin presupuesto de publicidad. “Nuestra principal arma de marketing es el boca a boca, el método más primitivo y más eficaz”, explica. Nada que ver con la política que durante 18 años puso en práctica desde diferentes puestos de máxima responsabilidad en McDonald’s, tanto en España como en Estados Unidos, donde llegó a ser vicepresidente de Marketing Internacional


Agromayor desarrolló Moviline desde cero, la primera operadora móvil en España


Hablamos con Agromayor en el restaurante de Gran Vía de Madrid, icono de la empresa, porque fue el primero que se puso en marcha en España hace casi tres años. Frente a nosotros el ajetreo de la Plaza de Callao y en su cabeza, el de los recuerdos de sus años de estudiante. “Los cuatro años de Comillas me cambiaron la vida cuatro veces”, dice. “Fue la bomba. Muy Positivo. Mágico”. Separa los adjetivos con pausas, intentando convertir en palabras la pasión con la que rememora aquella época.

"Éramos una amalgama de personas con una marcada vocación internacional, muy heterogéneas, competitivas, inquietas y multiculturales, que estudiábamos una carrera que suponía la primera gran novedad de la universidad desde que se presentara E-3”, señala, y recalca: “no sería como soy si no hubiera pasado por Comillas ICADE”. Sí, es cierto, es un sentimiento compartido por muchos antiguos alumnos que ya han sido protagonistas en estas mismas páginas. 


"Los cuatro años que pasé estudiando en comillas me cambiaron la vida cuatro veces"


En su vocación por acumular experiencias internacionales comenzó en Estados Unidos. Michigan concretamente, donde viajó desde Bilbao –su ciudad natal–  a estudiar COU (para los despistados, lo que ahora sería segundo de Bachillerato) con una familia en un pueblo cerca de Detroit. Después, durante la carrera, ya en Londres, comenzó a trabajar en la compañía de publicidad JWT y después estuvo un tiempo en Estados Unidos. “Internacionalizarse es inevitable. Vivimos en un mundo global y es indispensable salir de tu cuadrado para no creer que lo que piensas o lo que haces es la verdad suprema, para apreciar lo bueno del otro, mostrando respeto y ganas de aprender una cultura y unos valores diferentes”, sostiene. 

En un momento de la conversación aparecen sobre la mesa unas hamburguesas. “Carne de vacas irlandesas, alimentadas con pastos naturales”, me dice. “¿Y las patatas?”, pregunto. “Cultivadas siempre por encima del paralelo 49; éstas son holandesas. Cortadas a mano cada día, fritas en aceite de cacahuete”. “Vaya, parece que ahora las hamburguesas no son tan malas como las pintan,”, comento. “Cada uno es responsable de su salud y de ingerir una alimentación equilibrada y natural. Ofrecemos pan horneado cada día, proteína de vacuno de primera calidad y muchos ingredientes naturales entre los que elegir hechos en el momento, nada congelado”, nos responde mientras nos recuerda que hay 250.000 formas de combinar  los ingredientes que ofrece Five Guys.

 

 

 

 

Desde que se supo que las hamburguesas favoritas del expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, eran de Five Guys, esta empresa familiar del noreste de Estados Unidos no ha dejado de crecer. Daniel Agromayor, alumni de E-4, es el director general en España y el encargado de expandir la marca también en Portugal. J.M.D. Fotos: J.A.M. 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk