El papel de la participación comunitaria en la salud

El curso habló sobre la importancia del acceso universal a la salud y diferentes proyectos que lo solventan

EUEF  | 

Asistentes en el curso “El papel de la participación comunitaria en salud”.

Asistentes en el curso “El papel de la participación comunitaria en salud”.


La Escuela de Enfermería y Fisioterapia “San Juan de Dios” (Comillas EUEF) en colaboración con la asociación Medicus Mundi ha iniciado un curso sobre salud y desarrollo. Esta serie de conferencias trata de solventar un problema de desinformación con respecto a temas de salud que cada vez está más presente así como hacer reflexionas sobre las dificultades que existen en el acceso universal a la salud.

“El objetivo de este curso es que los alumnos reflexionen sobre el papel de la participación comunitaria en el mantenimiento, mejora y defensa de la salud y del derecho a la salud, además de que conozcan experiencias locales de participación en salud en la Comunidad de Madrid y en otros países de América y África. Por último, queremos provocar una reflexión sobre las dificultades de determinados colectivos en relación con la participación en salud”, explicó Francisco Vega, responsable de comunicación de Medicus Mundi.

La realización de este curso, gracias a la financiación de la Comunidad de Madrid, busca completar la formación de los asistentes con conocimientos teóricos y prácticos sobre la salud como un derecho humano. Cerca de 100 millones de personas caen en la pobreza cada año como consecuencia de costearse los problemas de salud. Es por ello que se fomenta el papel de la cooperación al desarrollo en la promoción y defensa de este derecho.

“Por eso no perdemos nunca de vista la perspectiva de que, sin salud, no es posible que haya desarrollo. Desde Medicus Mundi pensamos que la mejor manera de que la salud llegue a todas las personas es fortalecer los sistemas públicos de salud, siempre con estrategias basadas en la atención primaria de salud y en la promoción de la salud y la prevención de enfermedades”, aseguró Vega.

Además, se han tratado los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. En palabras de Carlos Mediano, presidente de Medicus Mundi Internacional, “la participación internacional y la local son dos ejes fundamentales para conseguir no dejar a nadie atrás. Hay que definir las políticas locales y establecer mecanismos que afectan a la vida diaria”.

El curso también tuvo la presencia de Jesús Chocarro, técnico de Educación para el Desarrollo de Medicus Mundi, quien explicó su experiencia apoyando desde España el trabajo de la Asociación de mujeres VIH positivas “Nacwola” en Uganda. “Lo más importante para el proyecto es conseguir que la atención en salud, los medicamentos, la prevención, los cuidados, la mejora de la calidad de vida y la aceptación social crezcan en el entorno de estas mujeres y permitan que estas historias y las de muchas otras personas de su comunidad no se vean truncadas por la enfermedad”, aclaró Chocarro. Por su parte, Julia Díez Escudero, investigadora del grupo de Salud Pública y Epidemiología de la Universidad de Alcalá, habló del proyecto Heart Healthy Hoods (Barrios Cardiosaludables), un proyecto que ha demostrado que el lugar donde vivimos y trabajamos influye en la salud. “Este proyecto estudia la asociación entre las características físicas y sociales del entorno urbano y el riesgo cardiovascular de los y las residentes en Madrid”, explicó Díez.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk