Francisco Ramírez, SJ, tomó posesión como decano

Sustituye a Enrique Sanz, SJ, que ocupaba el cargo de decano de Teología y Derecho Canónico desde 2015

COMILLAS - CIHS  | 

Acto de toma de posesión de Francisco Ramírez SJ como nuevo decano de las facultades de Teología y Derecho Canónico

Acto de toma de posesión de Francisco Ramírez SJ como nuevo decano de las facultades de Teología y Derecho Canónico



El profesor de Sagrada Escritura y de Espiritualidad Bíblica en la Facultad de Teología de Comillas, Francisco Ramírez, SJ, que hasta su nombramiento ocupaba el cargo de vicedecano, tomó posesión como nuevo decano de las facultades de Teología y Derecho Canónico. El acto estuvo presidido por el rector de la universidad, Julio L. Martínez, SJ, y contó con la presencia del decano saliente, Enrique Sanz, SJ.

Una teología de todos y para todos

En su discurso, el decano entrante habló de la una “teología de todos y para todos”, y la definió como “una de las aventuras intelectuales más apasionantes que se pueden emprender, más si quien la realiza es un creyente”. Y añadió: “Por ello, recibo este encargo de ser decano no solo con gratitud y humildad, sino con orgullo por la misión que se me confía, que es cuidar y ayudar en lo posible a que se mantenga y acreciente esta aventura intelectual y este servicio a la Iglesia y al mundo que nuestras facultades representan”. Entre los retos a los que se enfrentará durante su mandato, señaló la importancia de mantener, incluso mejorar, la calidad de la investigación: “no responderíamos a nuestra vocación universitaria si no ofreciéramos a la Iglesia una investigación de calidad, una palabra constante y seria, en diálogo con la historia, con la tradición, con el mundo moderno”, sentenció.

Señaló asimismo, en el contexto actual de pandemia y de ‘revolución digital’, la importancia de continuar defendiendo el valor de la presencia, del contacto entre alumnos y con los profesores, del aula, de la biblioteca y del trabajo en el Campus. Su agradecimiento se extendió a las autoridades de la Universidad y de la Compañía de Jesús, a sus compañeros de facultad, a los decanos que le han precedido, a los servicios y alumnos de Comillas y, particularmente, a Enrique Sanz SJ, decano saliente: “Quiero expresarte nuestro agradecimiento por tu dedicación extrema en la gestión de tantos asuntos, y en complejas tareas de preparación del curso próximo, facilitándome lo más posible la entrada en cargo”, concluyó.

La persona en el centro

Enrique Sanz SJ, por su parte, definió este tiempo de pandemia como “un tiempo de gracia, aprendizaje, generosidad y agotamiento, por todos los cambios que hemos tenido que introducir y poner en marcha, trabajando intensas jornadas”. Y a continuación añadió: “En este largo año he podido comprobar que en nuestra universidad y en nuestras facultades de teología y derecho canónico se he hecho verdad algo tan propio de la educación jesuítica: la persona es el centro de nuestra actividad, el centro de nuestra educación y nuestros planes de estudio”. Rememoró en su intervención, al mismo tiempo, sus más de seis años en el cargo, en los que “han sido numerosos los signos y gestos de apoyo incondicional que hemos recibido, y que han hecho posible alcanzar logros”, como los nuevos planes de estudio, la presencia en foros eclesiales y jesuíticos de relevancia y en otras facultades de Comillas, la innovación docente y la atención personalizada del alumno, o cambios importantes en la política de investigación y transferencia de conocimiento. Dirigió, con expresión ignaciana, un amplio agradecimiento “por tanto bien recibido a través de todos vosotros”. Una acción de gracias que concretó en la persona del rector Julio L. Martínez, SJ: “por tu confianza y apoyo incondicional hacia mi persona y hacia nuestras facultades”. Expresó asimismo sus mejores deseos al decano entrante: “estoy seguro de que lo harás con caridad, competencia, sabiduría, determinación y tecnología”, añadió.

Gratitud institucional y personal

En su discurso, el rector de la universidad, Julio L. Martínez SJ, se dirigió al equipo saliente con palabras de agradecimiento: “al P. Enrique Sanz, SJ, por sus seis años largos de ejercicio como decano, en los que ha derrochado entrega, buen hacer y generosidad, que le han preparado en conocimiento, resiliencia y abnegación para la nueva etapa que comienza como rector de la Universidad”. También agradeció al decano entrante “su disponibilidad al asumir esta posición de liderazgo servicial; confío en su ilusión y preparación para liderar procesos. Estoy seguro de que va a poner lo mejor de sí, que es mucho, y a contar con la colaboración de todos y también con la ayuda de la gracia divina”, añadió.

El rector destacó asimismo la trascendencia y prestigio de las facultades de Teología y Derecho Canónico, así como los pasos dados en estas facultades en lo que se refiere a su alineamiento respecto de las claves que da Veritatis Gaudium, tras los esfuerzos de estos últimos años; el importante impulso dado a la investigación y la trasferencia de conocimiento, o a avances metodológicos. Recordó al mismo tiempo la importancia en Comillas del diálogo fe y cultura, de su compromiso con la justicia y, en línea con la Cuatro Preferencias Apostólicas Universales y el Proyecto Apostólico de la Provincia de España, de “crear y reforzar redes y alianzas con las organizaciones sociales y educativas ignacianas, y con las de toda la Iglesia, con un fuerte sentimiento de pertenencia eclesial, desde el cual tender puentes todo aquel que promueva la fraternidad y la dignidad humana”.

“Ser rector de Comillas me ha dado una atalaya privilegiada para ver los distintos modos de excelente servicio que nuestros profesores prestan a la Madre Iglesia”, confesó. Y añadió: “De ello me siento parte como profesor ordinario de Teología moral y querría una vez que concluyen mis nueve años como rector volver a dedicarme en cuerpo y alma a ello”. En el acto se hicieron también presentes autoridades como Elías Royón, SJ, vicario episcopal para la vida consagrada de la Archidiócesis de Madrid, o D. Gabriel Richi, decano de la facultad de teología de la universidad eclesiástica de San Dámaso, entre otros.

Un experto en San Pablo y en Espiritualidad Ignaciana

Nacido en Asturias, Francisco Ramírez SJ estudió Filología Hispánica en la Universidad de Salamanca y Ciencias Bíblicas en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma. Posteriormente se doctoró en Teología por la Universidad Pontificia Comillas. Ha seguido también cursos de historia y arqueología bíblica en Jerusalén. Su campo de investigación han sido las Epístolas de san Pablo y la espiritualidad ignaciana. Actualmente es profesor de Sagrada Escritura y de Espiritualidad Bíblica en la Facultad de Teología de Comillas. Enseña también en diversos programas de formación sobre los Ejercicios espirituales y la espiritualidad ignaciana, además de ejercer también el ministerio de los ejercicios.

Francisco Ramírez Fueyo, nuevo decano