91 542 28 00 Contactar arrow 02

 
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

-->

27 de abril, 2017

viviendaUna vez que han conseguido llegar a un país seguro y tener sus necesidades básicas cubiertas, los solicitantes de asilo en España se encuentran con numerosos obstáculos a la hora de alquilar una vivienda, como describe este reportaje. Éstos se deben en su mayoría a la situación de falta de viviendas y altos precios, a los requisitos impuestos por propietarios e inmobiliarias y, además, a los casos de discriminación racial o xenófoba por parte de quienes alquilan.

Las ONGs intentan solventar este problema ofreciendo a los refugiados un documento que garantice que están recibiendo una ayuda económica para pagar el alquiler (que oscila entre 380 y 700 euros durante el primer año). Sin embargo, muchas inmobiliarias y propietarios no lo aceptan, y eso dificulta a estas personas acceder a una vivienda y, por tanto, lograr la autonomía y la integración en el nuevo país.

El Comité Español de Ayuda al Refugiado (CEAR) se muestra preocupado por las situación de las personas refugiadas en el momento en el que salen de los centro de acogida y, entre otras soluciones, piden a las administraciones que se ofrezcan más viviendas públicas a estos colectivos vulnerables. 

Fuente: eldiario.es

Imagen: Álbaro Ibáñez