Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en su navegador web.

El modelo de atención a personas sin hogar está cambiando, y la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE está al frente de esa evolución, que pone en el centro a la persona, sus derechos y su recuperación. El Instituto Universitario de Estudios sobre la Familia ha participado en el diseño de las políticas más punteras sobre sinhogarismo, entre ellas, el Plan de Inclusión de Personas sin Hogar aprobado por la Comunidad de Madrid en 2016.

Texto: Lucía Tornero.

El peor rostro de la exclusión social son las personas sin hogar. Para ellos deberíamos tener el mejor sistema, pero teníamos el más obsoleto. Esto supone un giro radical”, explica Fernando Vidal, director del Instituto Universitario de la Familia (IUF) y presidente de RAIS Fundación. La Estrategia Nacional Integral para Personas Sin Hogar 2015-2020 supuso un nuevo marco, y el plan madrileño, elaborado por la universidad, es su primera aplicación.

“Comillas cumple un papel crucial en la modernización de políticas sobre las personas sin hogar”, afirma rotundo Vidal. El nuevo enfoque que abandera la universidad es realmente diferente y nos homologa a los planes más modernos de Europa. Sus claves son la recuperación de la persona, un modelo distinto de alojamiento, el apoyo de la comunidad y la especialización.

La primera medida que destaca es el enfoque de recuperación. “Lo fundamental es que la persona se haga dueña y responsable de su propio proyecto vital, y que los servicios apoyen ese progreso”. Hasta ahora, el sistema se regía por un método de escalera, de palo y zanahoria: si la persona cumplía, recibía recompensas, que tenía que merecer. Ahora se le da la responsabilidad y la oportunidad de definir su proyecto (dejar el alcohol, recuperar a la familia, etc.) y los servicios y las organizaciones trabajan para que pueda desarrollarlo.

Housing first
El alojamiento es, probablemente, la diferencia más visible. El modelo generalizado que conocemos ha sido industrial, normalizador y masivo, con grandes problemas asociados. De hecho, mucha gente no quiere ir a los albergues. El nuevo, más diversificado, mantiene los albergues, como residencias especializadas, pero apuesta, sobre todo, por el alojamiento en pisos, integrados en las comunidades, lo que marca la diferencia.


Comillas cumple un papel crucial en la modernización de políticas sobre las personas sin hogar


El método housing first (vivienda primero), elegido por Comillas en su propuesta y aceptado por la Comunidad de Madrid, establece entre sus criterios que no puede haber dos pisos en la misma calle; que la persona tiene que aportar un 30% de sus ingresos, debe participar al menos una vez a la semana en una reunión con sus trabajadores sociales y tiene que respetar las condiciones del ‘alquiler’.

Al no tener exigencias que no están todavía en su proyecto de vida, la persona se hace responsable de su proceso. También se normalizan todos los servicios: tiene un médico, un servicio de salud, un centro de atención psicológica, un lugar donde empadronarse, un teléfono… En definitiva, un lugar en el mundo. “Esto es muy importante porque, una vez que tienes un lugar en la vida, hay un montón de procesos que se van dinamizando”, puntualiza Vidal.

Además, la comunidad puede apoyar. Cuando los colectivos son excesivamente grandes, es muy difícil que los vecinos acojan y ayuden. Sin embargo, cuando hay una sola persona, no ya en un bloque, sino en toda la calle, es más fácil el apoyo. “Nosotros no queremos voluntarios, queremos buenos vecinos. Cuando ponemos los medios, y este plan lo hace, los procesos se disparan porque la gente tiene bondad y ganas de vivir. Lo que tenemos que hacer es dejar que fluya y que pueda realizarse”.

Otro elemento importante es la especialización. Hasta ahora se ha hablado de las personas sin hogar como colectivo, pero lo único que tienen todas en común es que están en la calle, hay situaciones muy distintas. El plan de la Comunidad de Madrid, por ejemplo, atiende especialmente a las mujeres, que son un 19% del total, y el sector más castigado: más del 90% ha sufrido abusos sexuales, un 40% en el último año. También se atiende de forma diferencial a los jóvenes; al colectivo LGTB, oculto hasta ahora, y a los mayores.

Policy making
El método de trabajo de la universidad en estos proyectos también es interesante. Este tipo de investigación se denomina policy making (hacer política). Como policy makers, el Instituto Universitario de la Familia y otros centros como la Cátedra Santander de Derecho y Menores han trabajado en diversos proyectos en los ámbitos de la familia y la infancia.

Para ello es clave tener una base científica, con datos, pero también hablar con las personas, contar con la participación de las agencias y del sector; ir a los territorios, consultar a las ciudades y autonomías; contar con métodos innovadores… “Para nosotros el policy making ha sido un proceso de pensamiento en profundidad y de consulta. Esa triple consulta que hemos hecho a las entidades, a las personas sin hogar y al territorio ha sido clave a la hora de poder hacer un buen plan. Y yo creo que es el mejor plan posible”, concluye Vidal.


Dar vivienda y comunidad está en nuestra base, en el ADN del Instituto Universitario de Familia


¿Y cómo acaba un instituto de investigación sobre familia estudiando el sinhogarismo? “Trabajamos en familias, en hogares y con gente que no lo tiene. Para nosotros es muy importante dar hogar a las personas. A veces es familiar, y a veces es individual”, relata Vidal. “También lo vemos cuando trabajamos con niños en adopción o en acogimiento. En este caso, el housing first da el mensaje de que el hogar es fundamental. Aunque hay dos claves en realidad: housing y community. Necesitamos dar vivienda y comunidad, y esto es lo que está en nuestra base, en el ADN del Instituto de Familia”.

© Universidad Pontificia Comillas | C. Alberto Aguilera 23 Madrid-28015 - Tel.:(+34) 91 542 28 00 | comunicacion@comillas.edu

LinkedIn   Twitter   Facebook    YouTube  

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk