Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en su navegador web.

Lo advertía el papa Francisco en su última encíclica, Laudato si´: el progreso tecnológico puede acabar reemplazando el trabajo humano. Nos enfrentamos a tiempos eminentemente tecnocráticos y, por ello, se imponen perfiles laborales más creativos, transversales y con capacidad de adaptación. Comillas ICAI-ICADE, siempre atenta a la demanda del mercado laboral, propone una oferta formativa innovadora, interdisciplinar y, sobre todo, con la mirada puesta en el futuro pero sin renunciar al pasado.

Texto: José Ganga.

hombre madera xl

E

l desarrollo económico y técnico de los últimos años, enfocado siempre a la reducción de costes, ha propiciado una disminución significativa de los puestos de trabajo y, por tanto, un incremento del paro y la desigualdad social. No son pocos los estudios que vaticinan que, en un par de décadas, casi la mitad de los puestos de trabajo actuales dejarán de existir. Lo corroboraba el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, durante el último encuentro de Comillas Alumni celebrado en octubre. “Ocho de cada diez jóvenes trabajará en un empleo que hoy en día todavía no existe”, admitía allí.

¿Acabarán por sustituirnos los robots? ¿Se impondrá la inteligencia artificial a la inteligencia humana en el mercado laboral? “La denominada cuarta revolución industrial viene impulsada por la conectividad, el acceso masivo a información y robots cada vez más inteligentes que serán capaces de asumir algunas tareas que actualmente hacemos los humanos”, describe Mariano Ventosa, director de la Escuela Técnica de Ingeniería (ICAI) y de la recién estrenada Cátedra de Industria Conectada de la escuela.

Humanos VS. Robots

Sin embargo, el propio Ventosa apela a mirar con optimismo la llegada de estos nuevos compañeros de trabajo. “A largo plazo, los robots asumirán las tareas más repetitivas y peligrosas eliminado profesiones poco cualificadas y mal remuneradas. En la industria conectada veremos muchos robots interactuando con pocos trabajadores. Como ya ha ocurrido en las anteriores revoluciones industriales, los trabajadores abandonaremos progresivamente las profesiones más ingratas y nos podremos dedicar a otras más saludables, interesantes y gratificantes”, corrobora. “Todo aquello que pueda ser sustituido por un algoritmo, desaparecerá”, sentencia Jesús Labrador, director del Máster Universitario en Recursos Humanos. “Nos quedará gestionar y crear esos dispositivos, y todo lo que es eurístico, creativo”, añade.


Conviene evitar una formación demasiado focalizada en tareas particulares y apostar por una que ayude al desarrollo de un pensamiento crítico


Ante este panorama, la gran pregunta es cómo formarse para un futuro incierto y cada vez más tecnológico. Comillas lo tiene claro. La oferta académica de la universidad se renueva constantemente y se caracteriza, desde sus orígenes, por combinar la tradición educativa de los jesuitas y su historia centenaria como universidad con un marcado carácter innovador y una permanente atención a la demanda de nuevos perfiles profesionales y de emergentes necesidades formativas.

La universidad fue pionera en implantar el Doble Grado en Derecho y Administración y Dirección de Empresas (E-3) en los años 60. También fue la primera en desarrollar los estudios combinados de Derecho y Business Analytics, Global Communication con Relaciones Internacionales o con Traducción e Interpretación, Criminología con Trabajo Social… “Nuestra tradición ha sido siempre innovadora”, describe Antonio Obregón, vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado.

Este afán de adaptación a los nuevos perfiles demandados por las empresas continuará el próximo curso con el estreno del Doble Grado en Ingeniería en Tecnologías de Telecomunicación y Análisis de Negocios/Business Analytics. "Con este nuevo grado vamos a crear un perfil único en el mercado, ya que los estudiantes van a adquirir los conocimientos y habilidades propios de los ingenieros de telecomunicación junto con una alta capacidad analítica orientada al mundo de la empresa y de los negocios", destaca Ventosa.

Los perfiles profesionales más demandados son y seguirán siendo los que aúnen capacidades técnicas con capacidades creativas”, aclara Aldo Colussi, profesor de Economía de Comillas ICADE. “La formación para el futuro tiene que dar herramientas para desarrollar la creatividad del trabajador, es aconsejable evitar una enseñanza demasiado focalizada en tareas particulares, y apostar por una que ayude al empleado a desarrollar un pensamiento crítico y creativo”. Y eso es, justamente, lo que persigue la universidad.

Tansversalidad y adaptación

Como comenta Obregón, “hemos desarrollado títulos de grado de carácter interdisciplinar, inusuales en el sistema universitario español, con los que, además de una formación amplia, se pretende responder a una necesidad del mundo profesional que requiere personas que, contando con una formación sólida, desarrollen capacidad de adaptación al cambio, se muestren versátiles y con fuerte compromiso ético”.

La directora de la Oficina de Prácticas y Empleo, Mª. Victoria García Mellado, destaca la transversalidad como uno de los valores más apreciados actualmente por las empresas y uno de los que más destacan de los alumnos de Comillas. “Además, otros aspectos que ponen en valor de nuestros egresados son la capacidad de aprendizaje, las habilidades de comunicación oral y escrita, el sentido de la responsabilidad, la creatividad e iniciativa, la motivación y el trabajo en equipo”, añade. Todas ellas, herramientas necesarias para hacer frente a la acuciante tecnocracia que nos acecha.

Sin embargo, si hay una característica que unánimemente es resaltada por todos los especialistas consultados, es la capacidad de adaptación al cambio, un rasgo imprescindible en un mercado laboral cada vez más volátil. “Las competencias adaptativas jugarán un papel fundamental”, confirma Labrador. Lo corrobora Carlos Blanco, profesor de Filosofía de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, que señala como básica la "capacidad de aprendizaje continuo y de adaptación. Creo que caminamos hacia un entorno laboral en constante mutación".


Las humanidades proporcionan amplitud de miras, apertura de espíritu, curiosidad y deseo de cuestionar los fundamentos


"Todos debemos centrar los esfuerzos en que nuestros estudiantes aprendan a adaptarse y a seguir aprendiendo de forma autónoma cuando hayan abandonado la universidad, ya que las destrezas necesarias y las tecnologías con las que van a trabajar están en permanente cambio", declara Ventosa. "Este ritmo acelerado de transformaciones también conlleva un mundo con problemas cada vez más complejos. Por ello, desde la universidad debemos contribuir a que nuestros estudiantes desarrollen más sentido crítico y más capacidad de discernimiento para que en el futuro se puedan enfrentar con solvencia a retos sociales y éticos cada vez más desafiantes", zanja.

Las humanidades, un valor

Para Blanco, esa capacidad de adaptación y aprendizaje será algo cada vez más tenido en cuenta por las empresas, como ya ocurre en otros países donde, según el profesor de Filosofía, "uno puede haber estudiado Historia Antigua o Filosofía India y trabajar en un banco de inversión, o en organismos internacionales". Y es que, ante tanto dato, robot y estadística, Blanco pone en valor los estudios humanísticos para trabajar en el futuro. "Las humanidades proporcionan amplitud de miras, apertura de espíritu, curiosidad y deseo de cuestionar los fundamentos de todo. Estas habilidades pueden resultar críticas para las empresas del futuro". Carlos Blanco aporta un último consejo para todas aquellos que estén pensando en estudiar Filosofía o Trabajo Social: "Serán herramientas muy poderosas para potenciar la imaginación y la búsqueda de nuevas respuestas. Faltan pensadores en este mundo", conluye.

 

© Universidad Pontificia Comillas | C. Alberto Aguilera 23 Madrid-28015 - Tel.:(+34) 91 542 28 00 | comunicacion@comillas.edu

LinkedIn   Twitter   Facebook    YouTube  

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk