91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Tests de personalidad

La evaluación de la personalidad permite descubrir cuáles son tus preferencias de comportamiento para comprender cuál es tu manera de trabajar. A diferencia de los tests de aptitud, que miden tu máximo rendimiento intelectual realizando una batería de ejercicios, los tests de personalidad te proponen un cuestionario en el que tendrás que responder hasta qué punto cada afirmación propuesta describe tu forma de comportarte habitualmente.

Al descubrir tu forma preferida de comportamiento, el evaluador puede hacerse una buena idea entre otras cosas de cómo es probable que te relaciones con tus compañeros en el trabajo, cómo te organizarás para realizar las tareas que se te asignen, cómo responderás ante situaciones difíciles, y cómo asimilarás los posibles cambios en tu entorno de trabajo.

Tu estilo de comportamiento tiene conexión directa con las competencias necesarias para el éxito en el puesto de trabajo. Si lo piensas, todos tenemos la tendencia a concentrarnos mucho más en aquellas tareas que preferimos realizar, y como consecuencia llegamos a ser mucho más eficaces en estas áreas. Del mismo modo, cuando operamos fuera de nuestra manera preferida de comportarnos, nos podemos sentir más incomodos e inseguros, y por tanto menos proclives a perseverar para alcanzar altos niveles de competencia en ese ámbito.

A diferencia de los tests de aptitud, en los tests de personalidad no existen las respuestas “correctas” o “incorrectas”. El test no es más que una autoevaluación, a través de la cual podrás expresar tus formas de comportamiento preferidas en el entorno laboral. Cada persona tiene su propia manera de comportarse habitualmente, y ésta es única e irrepetible.

La evaluación de la personalidad no predice perfectamente el comportamiento futuro - esto es científicamente imposible -, pero proporciona una información valiosa al empleador para anticipar cómo puedes "encajar" con un determinado puesto de trabajo o en qué aspectos necesitas centrar tu esfuerzo con el fin de mejorar su rendimiento.

Ah… Y recuerda que no es posible “manipular” los resultados de un test de personalidad. Normalmente están diseñados para prevenir que una persona intente “proyectar” a través de sus respuestas una imagen que no es la suya, y ofrecen indicadores que permiten estimar el grado de honestidad con el que se ha completado el cuestionario.

Por este motivo, te ofrecemos las siguientes recomendaciones:

  • En la medida en que no hay respuestas “correctas” o “incorrectas”, no te pienses mucho tus respuestas al completar un test de personalidad; no es necesario darle muchas vueltas.
  • Responde el cuestionario con naturalidad y honestidad, seleccionando aquellas respuestas que creas que te describen mejor.
  • Piensa en ti, y en situaciones habituales en las que te puedas fijar para identificar tu manera de comportarte. No necesitas imaginarte “qué harías” en el puesto de trabajo para el que estés optando.

 

Volver

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.