91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Consejos Prácticos

Entrevista

La entrevista es la fase clave dentro del proceso de selección. Complementada con el resto de pruebas de selección, la entrevista personal tiene como objetivo contrastar los demás datos que los responsables de selección han ido obteniendo sobre ti y, en algunos casos, testar habilidades concretas que no pueden ser evaluadas mediante otros medios.

Pero más allá de todo eso, el objetivo esencial es conocerte como persona. "¿De dónde viene?", "¿cuáles son sus motivaciones?", "¿cómo se relaciona con los demás?", "¿soportará la presión?", "¿es capaz de asumir responsabilidades?" o "¿encajará con el equipo?" Son las dudas que rondarán la cabeza de tu entrevistador.

En una entrevista no se busca encontrar candidatos que sepan responder correctamente a todas las preguntas y se conozcan todos los "trucos", sino descubrir a aquel que tenga las cualidades personales necesarias para encajar en la empresa. Así que trata de ser tú mismo, no te esfuerces en distorsionar esta realidad porque al final el entrevistador se dará cuenta y lo penalizará. Además, sólo así podrás saber si la empresa es la adecuada para ti. Piensa que, en el peor de los casos, si siendo tú mismo no puedes pasar una entrevista concreta seguramente significará que el puesto al que optabas no era el mejor para ti. ¡Y eso son buenas noticias!

El miedo al fracaso es una idea que ronda en la cabeza de todo primerizo. Probablemente, esto se debe a que este proceso se afronta como si fuese una especie de examen. Nada más lejos de la realidad. Esta prueba es una oportunidad para que entrevistador y entrevistado se conozcan, donde nadie tiene que demostrar nada más que quién es. Si consigues este cambio de chip podrás tomarte las entrevistas con mucha más tranquilidad y, por tanto, con mayor probabilidad de hacerlo bien. ¿No te han dicho una y mil veces que es importante realizar buenas preguntas al entrevistador sobre la empresa? Ahora ya sabes el porqué.

Objetivos y preparación

En la entrevista te encontrarás con una persona que tiene dos objetivos concretos: primero, averiguar si eres el candidato idóneo para un puesto (si puedes, sabes y quieres ocuparlo); segundo, intentar predecir cuál sería tu rendimiento en ese puesto de trabajo. Para resolver ambas cuestiones, además de tu CV, el entrevistador dedicará su tiempo y esfuerzo a averiguar qué clase de persona eres, qué valores tienes y cuáles son tus prioridades.

Por tu parte, además de demostrar que cumples el perfil, debes tratar de entender si el puesto que estás solicitando y la empresa encajan con tu plan de carrera futuro. No trates de engañar al entrevistador o fingir un papel para conseguir un puesto, ya que si no encajas en el perfil que está buscando, probablemente tampoco lo harás en el trabajo o con el equipo de trabajo, y por lo tanto no habrás logrado tu objetivo de encontrar aquel sitio que mejor se adecua a tus características personales.

Antes de una entrevista es muy importante que te informes bien sobre la empresa y sobre el puesto de trabajo en el que estás interesado, ya que en algunas ocasiones también pueden preguntarte: ¿Por qué quieres trabajar en esta empresa?, o ¿por qué quieres ese puesto y no otro?

Tampoco trates de ganar puntos en la entrevista respondiendo a todo que sí o tratando de hacer creer al entrevistador que siempre quisiste trabajar en su empresa o que lo sabes todo. Además es recomendable que practiques mucho esta fase del proceso de selección para que puedas vencer a tus principales enemigos en la entrevista: los miedos e inseguridades que pueden provocar que cometas errores o que te líes.

De hecho, muchos candidatos suelen entrevistarse primero con aquellas compañías que no están dentro de su lista de prioridades para practicar y ganar tablas para las pruebas con sus empresas preferidas.

Durante la entrevista, es fundamental que escuches atentamente al entrevistador, sobre todo cuando te explique las funciones que deberás desempeñar en caso de entrar en la compañía. Si no entiendes algo o te queda alguna duda sobre las funciones, haz las preguntas que creas oportunas, preferiblemente al final de la entrevista. Siempre debes dejar que el entrevistador lleve las riendas de la conversación y no caer en el error de hablar más de la cuenta.

En la entrevista el tiempo es oro. No lo pierdas hablando de temas poco importantes o que digan poco de ti. Es mejor que te organices bien y a lo largo de la entrevista exprimas las posibilidades de promocionarte. La entrevista personal es el momento en el que puedes marcar la diferencia respecto a los demás candidatos. No te ciñas a contestar las preguntas escuetamente y aprovecha cualquier oportunidad para aportar la información que quieres que conozcan sobre ti, siempre y cuando guarde cierta relación con la pregunta que te han realizado. El entrevistador dirigirá la prueba hacia donde más le interese, pero tú puedes hacer lo mismo con tus respuestas.

Es importante que antes de la entrevista repases tu CV y reflexiones sobre cuáles son tus puntos fuertes y débiles para tratar de explotar todo lo que vaya a dar una buena imagen de ti. Recuerda que en ocasiones tiene más trascendencia que sepas por qué has hecho algo, que el hecho en sí. Te preguntarán el porqué de casi todo lo que puedan y has de saber responder con buenos argumentos.

Tipos de entrevistas

  • La entrevista telefónica: Suele cogerte desprevenido y muchas empresas la utilizan como otro tipo de filtro antes de la entrevista personal. Por ello, en el proceso de búsqueda de empleo has de estar preparado ante cualquier llamada, tener información suficiente de la empresa y saber lo que quieres decir. Si en el momento de recibir la llamada telefónica no puedes atenderla correctamente, proponle al entrevistador que devuelvas la llamada cuando estés en un lugar apropiado. Por último, ten cuidado con los mensajes de voz de los móviles, han de ser profesionales cuando buscas empleo.
  • La entrevista personal: En ella el entrevistador trata de crear un clima agradable que facilite la comunicación y le permita conocerte y evaluar tu idoneidad para el puesto. Su objetivo es conseguir la mayor cantidad de información posible sobre ti, por tanto, aporta todo lo que puedas, no te quedes callado y sé natural. Recuerda que esta entrevista no tiene normas establecidas.
  • La entrevista técnica: El objetivo de esta entrevista es valorar tus conocimientos técnicos respecto de un tema en concreto, ya sea tus estudios o el trabajo que vas a desempeñar en la empresa. Esta entrevista deja poco margen a la improvisación y es más escueta que la anterior.
  • La entrevista de tensión: En ella se intenta ver cómo te desenvuelves ante posturas más agresivas para tratar de entender cómo reaccionarías en situaciones similares en el caso de que trabajaras en la empresa. Por tanto, el entrevistador desempeñará un rol con el que querrá conseguir ponerte en una situación "complicada". Para salir airoso, lo mejor es que te muestres respetuoso pero que defiendas tu lugar y no te desmorones. Como curiosidad, podrías ver algún día la película española El Método, basada en la obra teatral El Método Gronhölm, y dirigida por Marcelo Piñeyro.
  • El método del caso: Esta prueba te acercará a la realidad empresarial de la compañía. Por medio de un caso real te tendrás que involucrar en un proceso de análisis y discusión acerca de cómo tomar decisiones, cuáles son las más adecuadas y por qué. Se pretende que estudies la situación, definas los problemas, llegues a tus propias conclusiones y defiendas tus ideas. (Si quieres más información, consulta la parte de Consultoría Estratégica donde se explican más detalles).
  • Brain teasers: Los brain teasers son preguntas que pretenden analizar tu capacidad analítica y de cálculo. Realmente, no se trata de dar la respuesta correcta, que en muchas ocasiones será imposible, sino de razonar adecuadamente para poder llegar a conclusiones más o menos aceptables. Hay muchísimos tipos distintos, desde cálculo mental hasta de lógica.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.