Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en su navegador web.

El rector inaugura el curso 2017-2018 acompañado de autoridades eclesiásticas y académicas.

Apertura de curso 1Como cada año, el aforo del Aula Magna de Comillas ICAI-ICADE se quedó pequeño en la celebración del acto académico de inauguración del curso universitario con la presencia de autoridades eclesiásticas y académicas.

Tras la tradicional misa en la Iglesia de la Inmaculada y San Pedro Claver, que estuvo presidida por el nuncio apostólico en España, Renzo Fratini –quien pidió a los jóves "compromiso frente a lo efímero"–, el rector Julio L. Martínez, SJ, en su sexto discurso de apertura y acompañado por Antonio España, provincial de la Compañía de Jesús y Vice-Gran Canciller de la Universidad, dio la bienvenida a toda la comunidad universitaria con un discurso en el que puso en valor los logros conseguidos por Comillas, así como los retos que quedan por superar.

El rector destacó el proceso de cambio continuo que ha experimentado la universidad en todos sus ámbitos desde la aprobación del Plan Bolonia en 2007, un acontecimiento que este año cumple su décimo aniversario. En este sentido, felicitó a toda la comunidad universitaria por haber superado el reto de la inclusión en el Espacio Europeo de Educación Superior y anunció que “se han renovado las acreditaciones oficiales de todos los títulos de la universidad, tanto de grado como de máster”.

Aprendizaje y empleabilidad

Durante su alocución, el rector se dirigió directamente a los nuevos alumnos, a quienes pidió cada vez más disposición “para un aprendizaje consistente y con esfuerzo; activo y con iniciativa, y constructivo y orientado a adquirir competencias diversas, además de cooperativo, continuo y universal”. “Esta disposición a la apertura, a la innovación, a la internacionalización, a la solidaridad, a la profundidad… contribuirá a su verdadero desarrollo profesional y a realización personal plena”, aseveró Julio L. Martínez, SJ.

De esa forma, la formación de los alumnos de Comillas les capacita para destacar entre los candidatos a obtener un empleo. No en vano, y según datos de un estudio realizado en la universidad y aportados por el rector, “más del 95% de los egresados está trabajando o ha decidido ampliar estudios, y de quienes no tienen trabajo, más del 60% cree que lo conseguirá pronto”. El rector también reveló que el 95,4% de los 6.000 encuestados de 86 títulos de grado y posgrado recomendarían la universidad, lo que “confirma la percepción que la sociedad tiene sobre el éxito de empleabilidad de nuestra Universidad y constituye una carta de presentación contundente”.

El rector –que comenzó su discurso con un emotivo recuerdo a las víctimas de terrorismo y con una enérgica condena del mismo – también destacó la cultura del encuentro que representa la universidad, , la pertinencia de la crítica (incluida la autocrítica) y la necesidad del diálogo interdisciplinar. Así la universidad deberá ser “el lugar privilegiado para la construcción de un nuevo humanismo, necesario ante el cambio cultural masivo”.

Tras las palabras de Ana Soler, Vicerrectora de Relaciones Institucionales y Secretaria General, en las que hizo un repaso exhaustivo de las cifras del pasado curso, el rector anunció el comienzo formal del proceso para la adscripción INEA, la Escuela Técnica de Ingenieros Agrícolas que la Compañía de Jesús tiene en Valladolid, y la construcción de zonas polideportivas en Cantoblanco, así como la habilitación de nuevos locales para favorecer el trabajo en equipo, la creatividad y la actitud emprendedora de los estudiantes.

La lección inaugural, sobre nulidades

Apertura de curso 2Las nulidades matrimoniales fue el tema que centró la lección inaugural de Carmen Peña, profesora especialista en Derecho Canónico. En una intervención aderezada con continuas referencias cinematográficas –demostrando que, además del Derecho Canónico, el cine es otro de los campos de saber de la profesora–, Peña analizó pormenorizadamente los procesos de nulidad matrimonial, que, a raíz de la reforma del proceso de nulidad llevada a cabo por el papa Francisco en 2015, se han duplicado –incluso triplicado en algunas diócesis–en España. La profesora defendió que “esta rápida proliferación de causas de nulidad no sería contradictoria con la indisolubilidad matrimonial que defiende la Iglesia”.

Peña, quien recordó que la de Derecho Canónico de Comillas es la facultad más antigua de España –se inauguró en 1904–, defendió que el Derecho Canónico es un derecho “vigente, actual y en continua renovación y actualización, como muestra la intensa labor legislativa llevada a cabo por todos los pontífices –Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco– y que, en estos casi 35 años de vigencia del Código de Derecho Canónico de 1983, han ido completándolo y en su caso reformándolo para ir adaptándolo a los nuevos desafíos y necesidades”.

Con referencias constantes al Sínodo de los Obispos sobre la Familia de, Carmen Peña aseguró que nos encontramos en un momento de extraordinaria renovación y revitalización no sólo de la pastoral familiar en sentido estricto, sino también de la reflexión sobre la familia. “Esto debe llevar a su vez, a una reformulación y revalorización de los papeles del varón y de la mujer en la vida familiar”, aseguró Peña.

 

© Universidad Pontificia Comillas | C. Alberto Aguilera 23 Madrid-28015 - Tel.:(+34) 91 542 28 00 | comunicacion@comillas.edu

LinkedIn   Twitter   Facebook    YouTube  

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk