91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

En la Cámara de Diputados, el panista Máximo García realizó un exhorto al gobierno federal para que atienda de manera urgente esta problemática que afecta a Tijuana y que ha rebasado por mucho la capacidad de atención migratoria de ambas naciones.

“Necesitamos un Plan emergente para que se atienda desde la salud de estas personas, de jóvenes, niños y bebes que están llegando a esta franja fronteriza y a la vez pedimos la  intervención de la Secretaría de Relaciones Exteriores para su urgente intervención con el Gobierno Norteamericano para determinar que va a suceder con todos estos migrantes ya que están siendo deportados algunos de los cientos y miles que están en esta frontera”, señaló.

En entrevista con Crónica, el legislador blanquiazul aseguró que la solución más inmediata es que el Gobierno Federal atienda el llamado, no sólo el que viene de la Cámara Baja, sino el de la sociedad tijuanense que demanda celeridad en los procedimientos que atienden el flujo migrante por parte de las autoridades norteamericanas.

El panista aseguró que incluso los habitantes de esa nación caribeña que han sido rechazados en su intento por conseguir la permanencia en los Estados Unidos han iniciado la creación de una colonia haitiana en Tijuana y la ayuda de la sociedad bajacaliforniana no ha dejado de llegar.

De acuerdo con el legislador el Instituto Nacional de Migración ya otorgó miles de autorizaciones de permanencia en México para los migrantes haitianos que no han logrado quedarse en los Estados Unidos.

“No vemos estrategia, no vemos un plan, nos preocupa mucho que sistemáticamente están llegando de manera muy ordenada desde Chiapas, y que llegan por avión o camión y ya los están recibiendo, ya hay un líder incluso”, sentenció.

Mary Galván trabajadora social del Albergue Madre Asunta, comenta a Crónica que los 7 albergues habilitados para atender a los migrantes haitianos están prácticamente llenos.

Confirma que en su mayoría la población de desplazados está conformada por mujeres y niños  que no rebasan los cinco años.

Las citas con el ICE –autoridad migratoria norteamericana- se están retrasando casi un mes, lo que obliga a los haitianos a quedarse por más tiempo en Tijuana, el permiso de 22 días se puede alargar otros 22, es decir la espera y la permanencia es de, mínimo, mes y medio.

Pero los recursos empiezan a escasear y los haitianos tienen que encontrar las formas para hacerse de recursos, muchos de ellos ya empiezan a buscar trabajo.

“Ellos en esa espera y pensando en el dinero, están tratando de hacer trabajos informales, como repartición de volantes; otros buscan empleo (de limpieza) en casas”, dijo.

 

Para Mary Galván esta problemática debería resolverla y atenderla el Gobierno de los EU, pues a fin de cuentas México solo juega el papel de país de paso: “Son extranjeros en México, el gobierno mexicano no debería estar haciendo el trabajo de los norteamericanos”.

Ha trascendido en los albergues que atienden a los migrantes que el gobierno de los EU ha decidido no otorgar más permisos de permanencia para los desplazados haitianos, por lo que Mary, la única solución que ve a este conflicto es que se les otorgue un tipo de amnistía y que no se les deporte.

Los costos de sufrir

La migración haitiana se incrementó hace 6 meses y, de acuerdo con Carlos Mora, Director del Consejo del Migrante en Baja California, los ciudadanos haitianos llegan a Tijuana por Tapachula, Chiapas, y vuelan desde esa ciudad hacia la frontera si cuentan con recursos económicos, en tanto que el resto usan autobús. El viaje en camión es de dos días y el costo del boleto asciende a los 3 mil 400 pesos. El Instituto Nacional de Migración les permite quedarse en México 20 días sin mayor trámite, toda vez que su destino final es Estados Unidos. En mayo, se tenía un registro de 10 mil haitianos en tierras bajacalifornianas que habían llegado a esa ciudad fronteriza;  el gobierno estadunidense ha establecido un mecanismo para que el flujo se estableciera en unos 100 cruces al día, bajísimo si se le compara con las 700 nuevas llegadas a la ciudad fronteriza mexicana.

*por MARCO CAMPILLO



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.