91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

 

La situación de miles de migrantes que arriesgan sus vidas para cruzar el Mediterráneo ha conmocionado a la opinión pública y ha dejado claro que ningún Estado miembro puede abordar por sí solo las enormes presiones migratorias (ni verse abocado a ello). La Agenda establece una respuesta europea que combina las políticas internas y externas haciendo el mejor uso posible de las agencias y otros instrumentos de la UE, y contando con la participación de todos los agentes: los Estados miembros, las instituciones de la UE, las organizaciones internacionales, la sociedad civil, las autoridades locales y los terceros países.

 Frans Timmermans, vicepresidente primero, señaló: «La trágica pérdida de vidas en el Mediterráneo ha conmocionado a todos los europeos. Nuestros ciudadanos esperan que los Estados miembros y las instituciones europeas actúen para evitar que esta tragedia prosiga. El Consejo Europeo ha indicado claramente que necesitamos hallar soluciones europeas, basadas en la solidaridad interna y la comprensión de que tenemos una responsabilidad compartida para poner a punto una política de migración efectiva. Es por esto por lo que la Comisión propone hoy una agenda que refleja nuestros valores comunes y ofrece una respuesta a las preocupaciones de nuestros ciudadanos por el inaceptable sufrimiento humano, por un lado, y la aplicación inadecuada de nuestras normas de asilo acordadas en común, por otro. Las medidas que proponemos ayudarán a gestionar mejor la migración y, por tanto, a responder a las justificadas expectativas de los ciudadanos.».

Federica Mogherini, alta representante y vicepresidenta, señaló:«Con esta valiente agenda, la Unión Europea demuestra estar preparada para abordar la situación de quienes huyen de las guerras, las persecuciones y la pobreza.La migración es una responsabilidad compartida de todos los Estados miembros y a todos ellos se les pide ahora que contribuyan a responder a este desafío histórico.Y esto no es solo un problema europeo, sino mundial: Con esta agenda confirmamos y ampliamos nuestra cooperación con los países de origen y de tránsito, a fin de salvar vidas, combatir la redes de tráfico y proteger a las personas necesitadas. No obstante, todos somos conscientes de que una respuesta real y a largo plazo solo será posible si se solucionan las causas profundas; desde la pobreza a la inestabilidad provocada por las guerras, con crisis como las de Libia y Siria. La Unión Europea, como tal, está comprometida y decidida a cooperar con la comunidad internacional en este sentido».

Por su parte, Dimitris Avramopoulos, comisario de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, señaló: «Europa no puede permanecer impasible mientras se pierden vidas.La Agenda Europea sobre Migración responde concretamente a la necesidad inmediata de salvar vidas y ayudar a los países en primera línea mediante acciones valientes como el refuerzo de la presencia en el mar de buques coordinadas por Frontex, la asignación de 60 millones de euros a ayuda de emergencia y un plan de acción para actuar contra los traficantes que se aprovechan y abusan de los migrantes en situación de vulnerabilidad.Con ánimo de mayor solidaridad, estamos decididos a aplicar un enfoque global que mejorará considerablemente la gestión de la migración en Europa.».

Medidas inmediatas

Tras las recientes tragedias ocurridas en el Mediterráneo, existe un consenso político en el Parlamento Europeo y en el Consejo Europeo para hacer esfuerzos y movilizar todos los instrumentos a nuestra disposición para tomar medidas inmediatas a fin de evitar que mueran más personas en el mar. En el día de hoy, la Comisión ha anunciado las medidas concretas e inmediatas que adoptará:

Triplicar las capacidades y los activos para las operaciones conjuntas de Frontex (Tritón y Poseidón) en 2015 y 2016. Hoy se ha aprobado un presupuesto rectificativo para 2015, destinado a garantizar los fondos necesarios (un total de 89 millones de euros que incluye 57 millones de euros del Fondo de Asilo, Migración e Integración [FAMI] y 5 millones de euros del Fondo de Seguridad Interior [FSI] para los Estados miembros en primera línea) y a finales de mayo se presentará el nuevo plan operativo de Tritón.

Proponer por primera vez la activación del mecanismo de emergencia (en virtud del artículo 78, apartado 3, del TFUE), para ayudar a los Estados miembros que se vean enfrentados a afluencias repentinas de migrantes. A finales de mayo, la Comisión propondrá un mecanismo de distribución temporal para las personas en clara situación de necesidad de protección internacional dentro de la UE. A finales de 2015, seguirá una propuesta relativa a un sistema permanente de la UE de reubicación en situaciones de emergencia provocadas por influjos masivos.

Proponer, a finales de mayo, un programa de reasentamiento en toda la UE para ofrecer 20 000 plazas distribuidas en todos los Estados miembros para las personas desplazadas en clara necesidad de protección internacional dentro de Europa con una financiación adicional de 50 millones de euros para 2015 y 2016.

Trabajar, dentro de la Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD), en una posible operación en el Mediterráneo para desmantelar las redes de traficantes y combatir el tráfico de personas, de conformidad con el Derecho internacional.

Camino a seguir: Cuatro pilares para gestionar mejor la migración

La crisis migratoria del Mediterráneo ha puesto de manifiesto varias necesidades inmediatas. Pero también ha puesto de relieve que la política conjunta en materia de migración de la UE no ha estado a la altura. De cara al futuro, la Agenda Europea de Migración desarrolla las orientaciones políticas del presidente Juncker en una serie de iniciativas coherentes que se refuerzan mutuamente, basadas en cuatro pilares para gestionar mejor el tema de la migración en todos sus aspectos (véase también el anexo).

Los cuatro pilares de la nueva Agenda de Migración son:

La reducción de los incentivos para la migración irregular, en particular enviando funcionarios europeos de enlace en materia de migración a las Delegaciones de la UE en terceros países clave; modificando la base jurídica de Frontex, a fin de reforzar su papel en materia de retorno; un nuevo plan de acción con medidas encaminadas a transformar el tráfico de personas en una actividad delictiva de alto riesgo alto y bajo rendimiento, y abordando las causas profundas mediante la cooperación al desarrollo y la ayuda humanitaria.

Gestión de las fronteras: salvar vidas y asegurar las fronteras exteriores, en particular fortaleciendo el papel y la capacidad de Frontex; ayudando a reforzar la capacidad de los terceros países para gestionar sus fronteras; poniendo más en común, cuando proceda, determinadas funciones de vigilancia costera a escala de la UE.

La obligación de Europa de ofrecer protección: un buen sistema común de asilo: La prioridad es garantizar una aplicación plena y coherente del Sistema Europeo Común de Asilo, en particular promoviendo la detección sistemática y la toma de huellas dactilares y haciendo esfuerzos para reducir los abusos que se hacen de él mediante el refuerzo de las disposiciones relativas al «país de origen seguro» de la Directiva relativa a los procedimientos de asilo; evaluando y, posiblemente, revisando el Reglamento de Dublín en 2016.

Una nueva política en materia de inmigración legal: La atención se centra en el mantenimiento de una Europa en declive demográfico como destino atractivo para los inmigrantes, en particular modernizando y actualizando el sistema de tarjeta azul; revisando las prioridades de nuestras políticas de integración; y aprovechando al máximo los beneficios de la política de migración para las personas y para los países de origen, facilitando, por ejemplo, transferencias de fondos más baratas, rápidas y seguras.

Antecedentes

El 23 de abril de 2014, Jean-Claude Juncker presentó en Malta un plan de inmigración de cinco puntos, reclamando una mayor solidaridad en la política de migración de la UE, como parte de su campaña por la presidencia de la Comisión Europea.

En el momento de asumir su cargo, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, encargó a un comisario específicamente responsable de migración que trabajara en una nueva política de migración como una de las 10 prioridades de las orientaciones políticas, el programa político sobre el que el Parlamento Europeo eligió a la Comisión.

Sobre la base de una propuesta de la Comisión Europea, los Estados miembros se comprometieron en una declaración del Consejo Europeo de 23 de abril de 2015 a actuar con rapidez para salvar vidas e intensificar las actuaciones de la UE en el ámbito de la migración. Dicha declaración se vio seguida pocos días más tarde por una Resolución del Parlamento Europeo.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.