91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

 Ayer se presentó en Madrid el quinto Informe de los cuadernos para el debate de UNICEF. Que contó con la experiencia del Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones (IUEM) y trata sobre la situación de los menores de edad, víctimas de trata en España. Almudena Olaguibel lo cuenta así:

“Dos menores nigerianas prostituidas en un cortijo en Andalucía”. “Niños y niñas desaparecen de los centros de primera acogida con sus madres, quienes presentan indicios de ser víctimas de trata”.

Estas y otras noticias, leídas y escuchadas en medios de comunicación o en los foros de expertos sobretrata de seres humanos, nos venían interpelando desde hacía tiempo. ¿Por qué, si es tan evidente que los menores de edad están muy presentes en estenegocio de explotación,a duras penas forman parte de las estadísticas o de los planes de lucha y protección? unicef 1

Así comienza nuestro último informe Son niños y niñas, son víctimas. Situación de los menores víctimas de trata en España, elaborado junto al Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones (Universidad Pontificia Comillas). Latrata de seres humanos, también llamada laesclavitud del siglo XXI, tiene como fin la explotación de una persona medianteengaño, amenazas,uso de la fuerzao abuso de poder.

Naciones Unidas calcula quede cada 3 víctimasen todo el mundo,1 es un niño. Nuestro país no escapa de las estadísticas. Adolescentes prostituidas, niños utilizados para mendigar, bebés que sirven como modo de extorsión para seguir explotando a sus madres.

El título del informe pretende ser un resumen, y una llamada de atención,de muchas de esas historias. Pocas veces estosniños y niñasson detectados. Lasniñas explotadas sexualmenteson obligadas a hacerse pasar por adultas, así se burlarán todos los controles. Loshijos e hijas de víctimas no son considerados como víctimas directas; desaparecen junto a sus madres y quedan, como ellas, en manos de los tratantes.

Es necesario cambiar el enfoque para saber ver entre el maquillaje y los pasaportes falsos a adolescentes amenazadas. Y ampliar la mirada para entender que esosbebés y niños que acompañan a sus madres o que viven en el entorno de la explotación, sonvíctimas directas también.

Desde UNICEF y las entidades delucha contra la trataestamos pidiendo herramientas para cuantificar mejor este fenómeno, y unreconocimiento como víctimas para todos los menores envueltos en este complejo delito.Que los niños cuenten. Y que esos datos sirvan para orientar los mejores planes y políticas para ellos.

Por: Almudena Olaguibel

Especialista en Políticas de Infancia de UNICEF Comité Español



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk