91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

La Cátedra de Ciencia, Tecnología y Religión celebra su jornada anual

Jornada el ser humano ante la ciencia y la tecnologiaDurante los últimos milenios la humanidad se ha adaptado, cambiando el ambiente de acuerdo a las necesidades de sus genes y no cambiando sus genes de acuerdo a las demandas del ambiente. Este hecho, que se puede ver en la colonización de los continentes, en la conquista del mar, el aire y el espacio astronómico, pone de relieve la importancia de la evolución cultural dentro de la teoría de la evolución humana. Todo ello fue defendido por Francisco Ayala durante su intervención en la jornada “El ser humano ante la ciencia y la tecnología”, organizada por la Cátedra de Ciencia, Tecnología y Religión de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ICAI).

Ayala, que el día anterior había recibido el doctor honoris causa por parte de la universidad, habló del futuro de la teoría de la evolución de origen darwiniano. También lo hizo Camilo José Cela, profesor de la University of California, encargado de ofrecer la conferencia inaugural. En concreto, de cómo hemos llegado a la realidad que somos, concluyendo que es algo que no sabemos absolutamente. Para ello, hizo un intenso recorrido por los principales hallazgos en la paleoantropología y la historia evolutiva hasta el día de hoy, analizando las principales características de los homínidos y el proceso mismo de hominización.

El profesor de la universidad de Barcelona, Jesús Mosterín, participó en una de la mesa redonda, organizada con motivo de la jornada, junto al profesor de la Universidad de Valencia, Andrés Moya. Mosterín apuntó que el ser humano tiene en su interior dos procesadores de información: el genoma y el cerebro. “Esa doble naturaleza nos abre dos vías a la inmortalidad: la biológica, a través de los genes, y la cultural, a través del pensamiento”. Moya, por su parte, repasó los últimos desarrollos en inteligencia artificial y en vida artificial, que llevan a un optimismo moderado en el que resulta razonable pensar que llegaremos a desarrollar una superinteligencia o vida artificial.

La inauguración de la jornada corrió a cargo del director de ICAI, Mariano Ventosa, y del director de la cátedra, José Manuel Caamaño, que incidió en la necesidad de revisar la teoría de la evolución del ser humano y la relación de éste con el entorno. El rector de la universidad, Julio L. Martínez, SJ, fue el encargado de clausurar y apeló a la importancia del trabajo realizado por la cátedra en un mejor conocimiento del ser humano y de las relaciones entre ciencia y religión. 



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk