91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Comillas celebró el Seminario contra la Desigualdad, organizado por la Cátedra de América Latina de la universidad, que analizó la situación de desigualdad en América Latina y España.

DESIGUALDAD4WEBSi algo quedó de manifiesto durante el Seminario contra la Desigualdad celebrado en Comillas fue que se trata de un asunto global en el que América Latina y España –sobre todo, en los últimos años– también están afectadas. Según José María Vera, Director de Intermón Oxfam, “de los países más desiguales de la Unión Europea, España es el país que más ha incrementado esta circunstancia, hasta diez veces más que la media europea”. Todo ello ha hecho que en nuestro país haya 14 millones de personas en situación de pobreza o en riesgo de exclusión social. 

Durante el seminario, organizado por la Cátedra de América Latina de Comillas, su Director, Enrique Iglesias, recordó que el asunto de la desigualdad siempre ha estado presente en la historia de América Latina. “No es una región pobre, sino injusta”, dijo. “Las crisis internacionales han acentuado las diferencias entre diferentes países y en el interior de ellos, por lo que se debe encontrar igualdad de oportunidades en educación, trabajo o derechos sociales, porque ese es el tema central”.

Un asunto que va más allá de las políticas sociales, y se extiende a cómo las élites políticas y económicas legislan e influyen para obtener beneficios mientras se enriquecen. Según denuncia Vera, en España ocurre con el desigual pago de impuestos. “Ha habido una caída en la recaudación del impuesto de sociedades que supone hasta el 20% del PIB y 17 de las 32 compañías del IBEX no lo pagan, por lo que el 85% del esfuerzo fiscal recae en las familias”. Por eso, un 80% de los españoles creen que los ricos tienen mucha mano en el devenir político.

La desigualdad en España también se refleja en los sueldos. “Los presidentes de las empresas del IBEX cobran hasta 158 veces más que un trabajador medio: sus remuneraciones han crecido un 80% estos años mientras que la de los empleados se ha reducido 1,5 puntos”, reveló Vera.

Quizá uno de los problemas haya que buscarlo en la globalización que, para el Rector, Julio L. Martínez, SJ, “no está igualando las diferencias sociales, sino que las amplían afectando también a las naciones más prósperas”, donde se generan “brechas entre aventajados y desaventajados”. Martínez afirmó que tendemos a sociedades más duales en las que se acrecienta la polarización entre los trabajadores necesarios para el sistema y los prescindibles”.

Los ponentes coincidieron en que la desigualdad extrema limita el crecimiento y contribuye a la insostenibilidad medioambiental y a la mutación a sociedades más violentas. De hecho, las 62 mayores fortunas del mundo acumulan la misma riqueza que el 50% más pobre: tras años de crecimiento esa riqueza en manos de pocos crece mientras la de los más pobres, cae. En el caso de América Latina –la zona más desigual del planeta– son 32 fortunas las que tienen la misma riqueza que el 50% más pobre de sus sociedades.

En el seminario contra la desigualdad también estuvieron presentes Nora Lustig, profesora de de la Universidad de Tulane (EE UU); Alfredo Valao, investigador y experto en Mercosur, y Juan Antonio Sanahúja, profesor de la Universidad Complutense de Madrid.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.