91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

DeMontalvoUnescoFederico de Montalvo Jääskeläinen, profesor de la Facultad de Derecho (ICADE), ha sido nombrado miembro del Comité Internacional de Bioética de la Unesco (International Bioethics Committee of UNESCO, IBC), el máximo órgano de asesoramiento en materia de bioética a escala mundial. De Montalvo, experto en derecho sanitario, es Vicepresidente del Comité de Bioética de España, desde enero de 2013.

El comité, que fue creado en 1993 para garantizar el respecto a la dignidad y libertad de los seres humanos en el progreso en las ciencias de la vida y sus aplicaciones, está integrado por 36 miembros de diferentes países, con representación de todos los continentes. Entre sus funciones principales está la de asesorar a la Unesco en materias relacionadas con la bioética, promover la reflexión sobre problemas éticos y legales en las ciencias de la vida y sus aplicaciones, e intercambiar ideas e información para respetar la libertad y dignidad de los seres humanos.

En los últimos años, este órgano ha centrado su trabajo en cuatro ámbitos: el consentimiento informado, la responsabilidad social y la salud, el respeto a la vulnerabilidad del ser humano y su integridad personal y la no discriminación y no estigmatización. Entre los trabajos futuros, De Montalvo destaca el de compartir los beneficios derivados de la investigación biomédica. "Una de las tareas más difíciles será la de alcanzar puntos de encuentro en cuanto a las reflexiones y propuestas entre miembros que pertenecen a países y contextos muy distintos; sobre todo, teniendo en cuenta que trabajaremos conjuntamente representantes de países con un alto nivel económico con representantes de países en pleno desarrollo", asegura.

El profesor De Montalvo ocupará la plaza que tiene asignada España, en la que sustituye a Carlos Alonso Bedate, SJ, colaborador de la Cátedra de Bioética de la universidad. El cargo tiene una duración de cuatro años, prorrogables por otros cuatro, y sus funciones son: promover la reflexión acerca de los problemas ético-legales que surgen en la investigación de las ciencias de la vida, impulsar acciones concretas en los órganos de decisión en materia de bioética y contribuir a la divulgación de los principios establecidos por la Declaración Universal sobre Genoma Humano y Derechos Humanos de 1997, la Declaración Internacional sobre Datos Genéticos Humanos de 2003 y la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos de 2005. Además, debe acudir a las reuniones de trabajo, habitualmente anuales, que celebra el comité. La próxima sesión está convocada en la sede de la Unesco en París la segunda semana de septiembre, y en ella se abordará la conveniencia de que las invenciones derivadas de la investigación biomédica deban o no ser compartidas y la oportunidad de actualizar las reflexiones sobre el genoma humano y los derechos humanos a partir de la Declaración Universal de la UNESCO de 1997.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.