91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Los ponentes revelaron la existencia de nuevas tecnologías de reactores y de combustibles menos contaminantes

Energia Nuclear WEBLa energía nuclear fue tema de análisis en Comillas durante la mesa redonda “Retos de la energía nuclear en España: sostenibilidad medioambiental”, organizada por la Cátedra Rafael Mariño de Nuevas Tecnologías Energéticas y el Instituto de Ingeniería de España. Los participantes, moderados por Yolanda Moratilla, Directora de la cátedra, defendieron que la energía nuclear es una pieza importante para la sostenibilidad medioambiental y para tener un mix energético equilibrado.

En este sentido, José Ramón Torralbo, Presidente de la Sociedad Nuclear Española, defendió que el sistema energético español necesita un modelo medioambientalmente sostenible, “con reducción del CO2, mayor eficiencia, garantía de suministro y competitividad”, y recordó que España es energéticamente dependiente y que pagamos unos precios eléctricos superiores a la media de la Unión Europea. Por eso defendió la energía nuclear como solución.

El debate sacó a colación la conveniencia de aumentar la vida útil de las centrales españolas hasta los 60 años, cuestión que tuvo el consenso de los presentes. “A las centrales españolas les quedan 28 años de media de vida, lo que significa que están a la mitad de su vida útil”, según Torralbo, quien aseguró que mantenerlas 30 años más supondría conservar un mix energético equilibrado y sostenible. Además dio más datos: con las centrales nucleares, aseguró, se evita emitir a la atmósfera hasta 40 millones de toneladas de CO2 al año.

Por eso, los ponentes defendieron la prórroga de su funcionamiento, aduciendo que en Estados Unidos las centrales van a seguir hasta los 60 años por el aumento de las inversiones y la mejora de la tecnología, que hace que las centrales sean mucho más seguras.

La seguridad es, precisamente, uno de los peros para quienes defienden el cierre de las centrales, sobre todo de las más viejas. En este punto, Javier Dies, consejero del Consejo de Seguridad Nuclear, defendió las medidas de seguridad “que son enormes”. “Existen varios niveles de seguridad basados en la redundancia, la diversidad y la separación, y muchos enfoques a la hora de gestionar un fallo”, tranquilizó.

Otro de los elementos que se trató en la mesa redonda fue el del combustible usado. Además de la alta tecnología de almacenamiento geológico profundo que ya se está poniendo en marcha, existen métodos de reprocesado novedosos. Además, “se está trabajando en nuevos reactores y en el diseño de combustible con mayores cargas térmicas, que podrían estar hasta dos años funcionando sin necesidad de ser reemplazados”, reveló Torralbo.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.