91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Más de la mitad de las estudiantes de ambos grados han podido disfrutar de estas prácticas internacionales

Ines hEl programa de prácticas docentes en el extranjero para los grados de Educación Infantil y Educación Primaria de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales sigue creciendo. En este curso 2016-17, 31 alumnas de 4º curso han tenido la oportunidad de conocer de primera mano los sistemas educativos de Irlanda del Norte, Escocia, Italia, Bélgica, Francia, Suecia y Estados Unidos, llevando a cabo allí sus prácticas durante cinco semanas. El 50% de las estudiantes del Grado en Educación Infantil y el 54% de las de Educación Primaria han podido disfrutar de esta experiencia.

Todas las alumnas coinciden en señalar las diferencias entre las prácticas curriculares en España y las que han realizado en el extranjero. Aspectos obvios como el idioma, pero también cuestiones como los horarios, los materiales o la presencia del profesor en el aula han llamado su atención. Entre los aprendizajes que se traen en la maleta, recursos, sistemas de organización y evaluación y, no menos importante, la experiencia de vivir y trabajar en un país distinto al suyo.

La valoración positiva no parte solo de las alumnas, los centros de acogida también están satisfechos con la estancia de las estudiantes de Comillas. Tanto es así que, por ejemplo, María Molina, de Educación Primaria, ha recibido una oferta de trabajo para el año que viene en la escuela de Södertörn (Suecia) en la que ha hecho sus prácticas.

Experiencias
“Creo que esta oportunidad me va a afectar positivamente en mi vida porque me ha permitido crecer mucho como persona y como maestra, y he conocido una educación que puede parecer muy parecida a la española, pero que no lo es tanto. También que he conocido aspectos y recursos que me van a servir y que podré usar cuando sea maestra dentro de unos meses”, asegura Ana Robles, estudiante de Educación Primaria, que ha estado en Lyon.

Para Lidia Blasco, que ha viajado hasta Glasgow, uno de los nuevos destinos de este año, la mayor sorpresa ha sido “la importancia que el centro ofrece a la música, las ciencias, el arte y la actividad física. Tanto es así que tienen sus propios edificios con una amplia plantilla de docentes especializados en la materia. Considero que, en muchas ocasiones, en España esas áreas quedan relegadas a un segundo plano, llegando a ser prácticamente invisibles en el proceso educativo”. También ha llamado su atención, “la estima y aprecio que, en general, tiene el papel del maestro, siendo una profesión muy valorada en la sociedad escocesa”.

Las prácticas de Inés Valls han sido aún más distintas. Ha trabajado en la embajada de España en Washington, donde tenía tres tareas: su participación en las aulas de la Agrupación de Lengua y Cultura Españolas (ALCE), el trabajo en la Oficina de Educación y las visitas a diferentes colegios en nombre de la embajada. “Mi mente está mucho más abierta al haber conocido otra cultura, otro sistema, otras instituciones, otras formas de entender la educación... Tengo más conocimiento, al haberme ido fuera de España, y me siento con más capacidad crítica, más experiencia, más formación. Además, estar lejos de casa y de tu zona de confort hace que aprendas a mirar y a vivir la vida de otra forma, te ayuda a conocerte mejor como persona y como profesional”.Lidia

Ana



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk