91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Se celebra en Comillas una jornada que analizó la Directiva Europea de Información no Financiera de las Empresas

DIRECTIVA EUROPEA WEBCon el objetivo de trasladar a las empresas los efectos de la entrada en vigor de la directiva europea sobre divulgación de información no financiera y diversidad, y analizar el estado de la transposición de la norma en España, la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE acogió y coorganizó, junto con Multinacionales por marca España, la “Jornada Técnica sobre la nueva Directiva Europea de Información no Financiera de las Empresas”, que patrocinó la consultora de riesgos Aon.

Esta directiva insta a las empresas afectadas –las que facturan más de 20 millones de euros, las que tienen más de 500 trabajadores y las empresas cotizadas– a que, a través de informes que se deberán publicar ya en 2018, saquen a la luz un informe anual sobre impactos ASG. “Se trata de los impactos que el ejercicio de la actividad empresarial tiene en lo ambiental (emisiones de gases de efecto invernadero o uso de energías renovables; en lo social (igualdad o derecho de los trabajadores) y en el modo como se lleva a efecto la gobernanza (corrupción, derechos humanos…)”, aclaró Pedro Tomey, Director General de la Fundación Aon.

Los expertos aclaran que existen matices: mientras que lo relativo a la información económico-financiera tiene obligatoriedad innegociable y formato estandarizado, esta nueva información que se exige a las empresas permite mayor flexibilidad a la hora del reporte y se instrumenta en el marco de la soft-law, desde el principio conocido como cumplir o explicar. Esto significa “cumplir con lo que se pide -divulgar cierta información no financiera- o explicar por qué no se divulga lo que se pide que se divulgue”, puntualizó José Luis Fernández, director de la Cátedra de Ética Económica y Empresarial de Comillas ICADE.

Fernández añadió que “más allá de lo que la directiva tenga de exigencia formal, constituye, sobre todo, una verdadera oportunidad para ser más y mejor empresa. Una oportunidad para avanzar hacia una sociedad más justa, mediante una economía integradora, a través de una empresa sostenible y una gestión responsable”.

Los especialistas reunidos en Comillas coincidieron en que esta directiva pretende ubicar a la empresa en el contexto social, generar confianza y conseguir legitimidad, crear valor compartido para el accionista y para el resto de los grupos de interés y consolidar el éxito social a largo plazo.

Por su parte, el rector de Comillas, Julio L. Martínez, SJ, que inauguró la jornada, subrayó la implicación social de la universidad y su misión de construir relaciones más justas en la sociedad. “Trabajamos en constante e intensa relación con organizaciones empresariales, profesionales, sociales y eclesiales a nivel nacional e internacional para lograr ese objetivo que está en los genes de nuestra universidad”, afirmó. 

 



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.