91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Paul Polman, CEO de Unilever, explicó en Comillas su compromiso por cuidar el entorno

Visita Paul Polman - Unilever web“Lo primero es la naturaleza. Hay que vivir en armonía con ella. Si la destruimos nos destruiremos a nosotros mismos. No podemos ir contra ella porque perderemos siempre”. Con estas palabras, Paul Polman, CEO de Unilever, una de las mayores empresas del mundo, que aglutina hasta 400 marcas de alimentación, cosmética y limpieza, explicó la necesidad de que las empresas sean responsables con su entorno. “Estoy preocupado por la situación del mundo: escasez de agua, sanidad, hambrunas, infancia, muerte de niños por enfermedades que se pueden tratar…”, dijo Polman.

Polman se mostró cercano con los alumnos que abarrotaron la Sala de Conferencias de Alberto Aguilera, 23. Se dirigió los estudiantes de “una de las mejores universidades del mundo”, en referencia a Comillas ICAI-ICADE y a ICADE Business School, que organizó este encuentro entre Polman y los estudiantes, a quienes definió como “líderes del futuro que cambiarán el mundo”. Por esa razón, les conminó a ejercer el nivel más alto de moralidad, trabajar para el interés común en lugar de para el propio y ayudar al 98% de la población mundial en situación de pobreza o en riesgo. “Es nuestro reto como líderes del futuro”, aseguró.

Preocupado, pero optimista

Polman confesó estar preocupado por la manera en que consumimos, ya que pone a prueba los límites del planeta y del clima. Y también mostró su alarma por la actitud cortoplacista de las empresas, que buscan el máximo beneficio de manera rápida. “Cuando entré en Unilever cambié la forma de actuar”, dijo, “y empecé a mirar más a largo plazo, preocupado por la huella medioambiental”. Por eso, aseguró que las empresas deben ser buenas económica, social y medioambientalmente.

Esa forma de actuar salvaría el planeta y a quienes no tienen recursos. “Debe interesarnos arreglar la situación y no dejar a nadie detrás”, dijo Polman, quien reveló que se desperdicia entre el 30 y el 40% de la comida en el mundo.

Aun así, el CEO de Unilever es optimista. Las soluciones que esgrimió Polman para atajar la actual situación se resumen en la participación y el compromiso. Gracias a las tecnologías, los consumidores están más informados de la manera de actuar de las empresas. “La gente puede ver lo que las empresas hacen por el entorno. Si tenemos un impacto positivo tendremos éxito; si no, seremos rechazados por los ciudadanos del futuro. En ello va la reputación de una empresa”, avisó Polman.

Las empresas también son responsables de toda la cadena de valor, lo cual obliga a trabajar en el largo plazo. “Las compañías son responsables de buscar soluciones a la deforestación o al desperdicio de comida”, zanjó Polman. 

 



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.