91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Comillas ignaciana14La Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE se ha sumado a los actos conmemorativos del segundo centenario de la restauración de la Compañía de Jesús y de la canonización de Pedro Fabro, SJ, con una "Semana ignaciana" en la que coinciden el ciclo de conferencias "Jesuitas. Fundación y Restauración", la exposición bibliográfica "Bicentenario de la Restauración de la Compañía de Jesús" y la proyección de la película Lutero, dentro de la programación del cine fórum. El Rector, Julio L. Martínez, SJ, inauguró los actos con una visita a la exposición y la presentación de la primera sesión del ciclo de conferencias, en la que intervinieron Henar Pizarro, Directora del Servicio de Biblioteca, y Manuel Revuelta, SJ, profesor emérito de Comillas.

"Quien olvida su pasado no sabe quién es", comenzó diciendo el Rector, en la primera conferencia del ciclo organizado por la Facultad de Teología, el Instituto de Espiritualidad y la Unidad de Actividades Culturales, Seminarios y Jornadas y que reúne a destacados expertos en la historia de la Compañía y su espiritualidad, como los ya citados, a los que se suman Santiago Madrigal, SJ, Josep María Rambla, SJ, y José de Castro, SJ . Martínez hizo un llamamiento a comprender la historia desde la historiografía, pero también desde la oración, por medio de la reflexión y el discernimiento, que dan profundidad al conocimiento de la historia. Ahora, dijo, la Compañía y la universidad celebran el segundo centenario de su Restauración "con humildad y agradecimiento, huyendo de cualquier sombra de resentimiento, pero también de triunfalismo y orgullo".

Henar Pizarro fue la encargada de presentar la exposición que ha preparado el Servicio de Biblioteca, con fondos del Archivo Histórico de Castilla de la Compañía, del archivo de la universidad y de la propia biblioteca, y con el asesoramiento de Pascual Cebollada, SJ, comisario de los actos conmemorativos del bicentenario en España, y de Manuel Revuelta, SJ. La exposición, explicó Pizarro, se ha estructurado con afán pedagógico para alumbrar un proceso en el que están estrechamente relacionados acontecimientos religiosos, políticos y culturales, ya que "la Restauración de la Compañía no hace referencia a un momento concreto, sino a un proceso gradual que tuvo distintos tiempos y maneras según los países". Mientras repasaba cada uno de los apartados de la muestra, se proyectaron algunos de los documentos más representativos expuestos.

Comillas ignaciana14bLa exposición, que puede visitarse el el vestíbulo de Alberto Aguilera, 23, se divide en cinco secciones: "Expulsión y extinción", que incluye la pragmática de Carlos III o una copia certificada del breve del Papa Clemente XIV; "Peticiones para el restablecimiento de la Compañía de Jesús", en la que se exponen el Diario, del padre Manuel Luengo, y el Memorial de los exjesuitas españoles, de Juan José Tolrá y sus compañeros Elías Royo y José Otero; "El Restablecimiento de la Compañía de Jesús en España", que recoge, entre otros documentos, la bula Sollicitudo Ómnium Ecclesiarum, por la que se restablecía la Compañía en todo el orbe católico, y manuscritos de los jesuitas que viajaron de Roma a Barcelona tras la Restauración; "Las comunidades reestablecidas", que recopila escritos y sermones laudatorios que pretendían borrar las antiguas calumnias, así como documentos pedagógicos que siguen el sistema de la Ratio Studiorum y se utilizaban en los colegios de la Compañía, y, por último, "La conmemoración del primer centenario de la Compañía en 1914", sección que compendia documentos como la carta del Padre General Francisco Javier Wernz, que siete años antes empezó a preparar las actividades conmemorativas, o algunos de los libros de historias de la Compañía publicados entonces.

Precisamente, Manuel Revuelta empezó su intervención recordando cómo los padres generales han fomentado la celebración de la restauración, en su primer y segundo centenario, tanto en lo académico como en lo intelectual. No obstante, aunque el primer centenario comenzó a prepararse con gran antelación, el estallido de la I Guerra Mundial impidió mayor amplitud en su desarrollo. Revuelta construyó su intervención en torno a diversas consideraciones históricas, partiendo del propio sentido del restablecimiento o la restauración. En su opinión, el restablecimiento no se ajusta propiamente a ninguno de los dos significados del término, "no es reconstrucción ni reparación, sino que debe entenderse como renovación o reanimación de una existencia que nunca había cesado del todo". Destacó también cuatro momentos de la gran historia universal que marcaron "la pequeña historia jesuita": el absolutismo, la Revolución Francesa, Napoleón y el posterior triunfo de la Restauración.

El historiador jesuita no quiso olvidarse de las dificultades del proceso, que no fue uniforme ni igual de exitoso en todos los países, como tampoco había sido homogénea la expulsión. Para finalizar, llamó la atención sobre "la persistencia del espíritu restauracionista" que duró cerca de 150 años, ya que el hecho histórico había dejado huella en el espíritu de la Compañía. "La Restauración impregnó la Compañía hasta el Vaticano II y la Congregación General 31", sentenció. Para Revuelta, se puede hablar de la Compañía Restaurada, entre 1814 y 1965, y la Compañía Renovada, desde 1965 y el generalato del padre Arrupe.

La "semana ignaciana" continuará hasta el viernes 21 de marzo, con diversas actividades.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.