91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Comillas reúne a los principales especialistas energéticos durante la XII Jornada Anual de la cátedra, en la que se subrayó la importancia de los residuos como fuente de energía

Catedra-Rafael-MarinokPor duodécimo año consecutivo, la Cátedra Rafael Mariño de Nuevas Tecnologías Energéticas celebró su jornada anual en Comillas. A ella acudieron “profesionales y académicos de primera fila, con opiniones autorizadas sobre la materia”, como definió a los invitados Yolanda Moratilla, Directora de la cátedra.

En esta ocasión, el tema elegido fue la valorización energética de los residuos, un concepto que consiste en extraer de ellos energía para convertirla en electricidad o calor. Aunque el objetivo de la Unión Europea y, por tanto, de España, es reducir la cantidad de residuos que se generan, la meta principal es aprovechar un mayor porcentaje de desechos. “Hay que generar economía circular: recoger residuos y convertirlos de nuevo en útiles”, dijo Pilar Tur, Directora Técnica de Urbaser.

Tur reveló que en España se generan 21,7 millones de toneladas de residuos sólidos urbanos (RSU). Eso supone unos 500 kilos por persona y año, de las que el 58% va a parar a vertederos. “Esta cantidad de basura equivale a 46 estadios como el Santiago Bernabéu llenos hasta arriba”,  explicó.

La valorización, un mundo apasionante

Las cifras en Europa varían mucho, por eso, la Unión Europea quiere que en 2020 se aumente hasta en un 50% la preparación de residuos para el reciclado. Aunque otra posibilidad es valorizarlo energéticamente mediante varios métodos. Uno es la incineración, que convierte los desperdicios en energía eléctrica o calorífica. Otra es la recuperación de gas procedente de la descomposición de materia orgánica en los vertederos.

“La valorización energética es un mundo apasionante, y hace falta capacidad ingenieril y de planificación a largo plazo”, dijo durante la apertura de la jornada Carlos López Jimeno, Director Gerente de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid. López Jimeno también se refirió a la minería urbana, “un término que ahora está muy de moda”, aseguró. “Consiste en recuperar minerales y metales que consumimos de forma permanente”, explicó.

En este sentido, en un televisor, por ejemplo, hay 35 minerales diferentes, y en un coche hay decenas, empezando por el acero o el aluminio. López Jimeno también se refirió a los metales críticos o raros. “En España hay más preocupación por la construcción y no tenemos ni idea de la importancia de estos minerales estratégicos”.

La jornada también abordó el asunto de los calores residuales (de las industrias, por ejemplo) para convertirlos en electricidad. Ya se han llevado varios estudios al respecto en España, uno de ellos en condiciones reales en un hospital de Jordania.

En definitiva, la jornada reveló que existen tecnologías para aprovechar energéticamente la basura. “Muchos residuos constituyen una fuente alternativa de energía con elevado potencial, aunque las tecnologías para extraer energía tienen una madurez tecnológica diferente”, explica Moratilla. Entre ellas, la del plasma, capaz de producir un gas de síntesis válido tanto para procesos químicos como para conversión en hidrógeno o energía.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.