91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

El canadiense Ted Whiteside, máximo representante de la diplomacia pública de la OTAN, analizó en Comillas los retos de la organización de defensa en el siglo XXI

Conferencia-OTAN-siglo-XXIoTed Whiteside, NATO Acting Assistant Secretary General for Public Diplomacy, afirmó durante la conferencia “La OTAN en el siglo XXI” que “el adversario de España no es un estado, sino un no estado”. Se refería a Al Qaeda y al estado islámico (EI), “que no infringen las leyes internacionales, sino que están fuera y no se preocupan de ellas”.

Durante la conferencia, organizada por el Departamento de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, Whiteside se dirigió a quienes trató de “futuros líderes internacionales”, refiriéndose a las decenas de estudiantes que llenaban el Aula Magna. “Queremos un mundo estable”, dijo Whiteside para justificar la existencia de la organización de defensa, de la que dijo está para defender las leyes internacionales y reestablecer el orden internacional. “Si se prescinde de las leyes internacionales, no habría estabilidad y llegaríamos a una situación caótica”, afirmó.

Necesitamos invertir en defensa, porque si no se hace no se podría utilizar la fuerza y los males llegarían a nuestra fronteras”, explicó Whiteside, quien lamentó que “con la crisis es complicado explicar por qué se aumenta hasta el 2% el presupuesto para estos fines, y el reto para la Diplomacia Pública es explicar esto”.

La lección de los Balcanes

El canadiense recordó cómo la OTAN se vio involucrada en la guerra de los Balcanes después de no haber actuado durante la Guerra Fría. “La intervención en los Balcanes sirvió de lección para la OTAN para lidiar con estos problemas; actuamos de manera legal porque se estaban incumpliendo las leyes internacionales”, y añadió que “los instrumentos que permiten utilizar la fuerza permiten ayudar a la gente: ése es el mensaje clave”, dijo.

Otro de los puntos en los que Whiteside mostró su contundencia fue el relativo a Rusia, de quien dijo querer ser socio siempre que no se rompan las leyes internacionales. “Tras lo ocurrido en Ucrania, ya  no es business as usual: la OTAN anuló la cooperación con Rusia y sus Fuerzas Armadas, pero la puerta sigue abierta a consultas políticas, y con ellos discutimos aspectos relacionados con el EI, por ejemplo”, aseguró el representante de la OTAN.

Whiteside no quiso despedirse sin recordar que el próximo octubre tendrá lugar en España la mayor operación de entrenamiento de la OTAN desde el final de la Guerra Fría, que reunirá a 130.000 efectivos de ejércitos de tierra, mar y aire de todos los países miembros de la OTAN.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.