91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Nicolás Mediavilla y Rafael Fernández, Presidente y Director General de FAIN respectivamente, disertan sobre la internacionalización de las empresas familiares, con ejemplos de su propia compañía

fain1“Lo principal es analizar el mercado de destino, hacer previsiones económicas conservadoras, estudiar fórmulas de financiación y, sobre todo, atreverse a salir, siempre que no se ponga en riesgo a la empresa”. Estos fueron algunos consejos que ofreció Nicolás Mediavilla, Presidente de la empresa de ascensores FAIN. Los dio durante la conferencia “Internacionalización y profesionalización de la gestión de la empresa familiar: el caso FAIN”, organizada por la Oficina de Antiguos Alumnos dentro del ciclo Aula Abierta para la Empresa Familiar.

Mediavilla, cuya compañía ya ha invertido más de 30 millones de euros en Francia, afirmó que “las empresas españolas lo hacemos extremadamente bien cuando salimos fuera”, y aconsejó a las empresas familiares que quieran internacionalizarse que “la primera experiencia sea buena” y elegir mercados similares al español para comenzar la andadura internacional. Se preguntó, además, por qué hay que internacionalizarse. En el caso de FAIN estaba claro: “en 2007 el mercado se estaba degradando. Antes de la crisis la obra nueva suponía un 70% de nuestro negocio; ahora no llega al 8%”.

El jefe infiltrado

Por su parte, Rafael Fernández, Director General de la compañía, abordó el tema de la profesionalización de la gestión y la importancia de dirigir bien a los empleados. “Es importante dirigir personas y escuchar siempre a quienes están abajo, en la arena”, dijo Fernández. Aplicando este principio, le vimos recientemente en un programa de televisión, mezclado entre los trabajadores para averiguar detalles sobre el trabajo diario y obtener pistas sobre cómo mejorarlo. “Nuestro objetivo es ser la mejor empresa para trabajar reconocida por los trabajadores”, observó.

Fernández reiteró que “se necesitan trabajadores satisfechos para que haya clientes satisfechos”, y que toda la plantilla de una empresa debe estar enfocada a la venta. En el caso de FAIN, son 600 los trabajadores contratados, y tienen una facturación de 80 millones de euros.

El acto, en diálogo con el público, estuvo moderado por Javier Alonso Madrigal, Vicedecano de Asuntos Institucionales, Internacionales y Económicos de la Facultad de Derecho (ICADE), y fue presentado por Carmen Jiménez Bermejo, Directora de la Oficina de Antiguos Alumnos de la universidad.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.