91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

El pesimismo fue la nota dominante en la charla “Objetivo del Milenio 7: Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente”, organizado por el Departamento de Relaciones Internacionales y por Coulam

OMD7Pedro Linares, Vicerrector de Investigación e Internacionalización y Codirector de Economics for Energy, y Andrés González, investigador del Instituto de Investigación Tecnológica (IIT) de Comillas, impartieron la séptima y última charla del ciclo sobre Objetivos de Desarrollo del Milenio, perteneciente al Seminario Permanente de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, que giró en torno al “Objetivo del Milenio 7: Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente”. En ella, se mostraron pesimistas, ya que “son muy pocos los países que han incorporado el desarrollo sostenible, que engloba mucho más que el medioambiente, en sus políticas”, según Linares.

Según el ponente, el acceso al agua, un tema cada vez más fundamental en las relaciones internacionales, solo parece agravarse según aumenta el consumo, y las alternativas, como el agua desalada, siguen siendo demasiado caras. En lo que se refiere al chabolismo (otro indicador de desarrollo sostenible), si bien el porcentaje de personas viviendo en chabolas ha caído, el número en términos absolutos no hace más que aumentar, fruto de la búsqueda de oportunidades en las ciudades.

Transporte y energía

De cara a la agenda post-2015, aunque se han ido incluido nuevos ámbitos de la sostenibilidad, como la preservación de los océanos o un cambio en los patrones de consumo y producción, para Linares falta un punto fundamental: el transporte.

En cuanto a fuentes alternativas de energía para el futuro, “el problema ya no está en qué utilizar, sino más bien en cómo almacenar la energía, que es el gran obstáculo al que todavía se enfrenta la energía solar”, según Linares. En este sentido, Andrés González, del IIT, abordó el acceso universal a la energía desde el trabajo que viene realizando este instituto en varios países en vías de desarrollo.

La energía es imprescindible, pues sin ella no se podrán conseguir algunos de los objetivos del milenio. “Sin luz no hay acceso a agua, ni seguridad, ni educación, ni vacunas”, sentenció González. En este contexto, la Década del Acceso Universal a la Energía, que se lanzó en 2014 y llegará hasta 2024, pretende culminar con un acceso a la energía para todos en el año 2030.

Esta última conferencia pone fin a un ciclo organizado por el Departamento de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales y por Coulam (grupo de investigación de Relaciones Internacionales), con la colaboración de Comillas Solidaria. A lo largo de este curso 2014-15 ha ido analizando, de la mano de expertos en cada una de las cuestiones planteadas, el estado de desarrollo de los siete objetivos fijados por la ONU en 2000, y cuya implementación concluye este año. A modo de conclusión del ciclo, el miércoles 25 de marzo en Cantoblanco, el Doble Grado en Relaciones Internacionales y Traducción e Interpretación reunirá en una jornada a expertos en cada una de las cuestiones planteadas por los ODM. Con el título de “Desarrollo y política exterior. ¿Es una alianza global posible?”, servirá para analizar el camino a seguir ahora que, pasados quince años, finaliza el plazo de consecución de los objetivos.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.