91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Georgia, Azerbaiyán y Armenia reivindican en el Foro Matteo Ricci su condición de bisagra entre Europa y Asia, y escenifican algunas diferencias políticas

Forum Mateo Ricci 04-02-2015 024Los embajadores de Georgia, Azerbaiyán y Armenia coincidieron durante el Foro Matteo Ricci, organizado por el Departamento de Relaciones Internacionales de Comillas, en muchas de las visiones generales respecto a la idiosincrasia del sur del Cáucaso, una zona montañosa que fue un solo país durante 70 años, ya que pertenecía a la extinta Unión Soviética. Pero la concordancia entre los diplomáticos desapareció cuando se discutieron aspectos relacionados con las relaciones bilaterales entre las tres repúblicas ex soviéticas, sobre todo entre Armenia y Azerbaiyán.

Durante sus intervenciones, Avet Adonts (Armenia), Altai Efendiev (Azerbaiyán) y Zurab Pololikashvili (Georgia), tuvieron que ceñirse a las reglas Chatam House, según las cuales se puede informar de lo que se dijo, pero no puede revelarse quién lo hizo. Este formato permite a los ponentes hablar en libertad con la idea de avanzar en sus posiciones.

Bisagra entre dos mundos

Los tres diplomáticos coincidieron en que, por su situación, la zona debe ser considerada una bisagra que facilite las relaciones entre Europa y Asia, y en que es un punto importante de recursos naturales. Los tres países son multiculturales, lo cual es enriquecedor, pero aumenta las tensiones entre los pueblos, impidiendo su normal convivencia. Por eso se definieron numerosos retos a los que se enfrenta la región, como el conflicto “dormido”, pero de tensión elevada, de Nagorno Karabaj o las relaciones con Turquía, cuyas fronteras con Armenia son las únicas cerradas en toda Europa.

Una idea que sobrevoló la charla fue la del riesgo que tienen las tres repúblicas en su deseo de acercarse a la Unión Europea, tras la respuesta de Rusia en Ucrania. Esto derivó en la preocupación de los embajadores por la elevada influencia de Rusia en sus territorios (“no queremos ser el hermano menor de Rusia. Pedimos respeto a nuestra integridad territorial”, dijo un embajador), por las injerencias políticas, y por la cada vez mayor presión de Estados Unidos.

Algún embajador pidió el desarrollo de una identidad común, y se pidió a la comunidad internacional que ayude para que la región se desarrolle, ya que, como se dijo, la zona tiene un enorme potencial, como los recursos energéticos, sobre todo gas.

Al encuentro acudió el Rector Julio L. Martínez, SJ, quien reiteró la “necesidad de encontrar canales de diálogo intercultural e interreligioso para crear una sociedad pacífica; del diálogo entre cristianos y musulmanes depende la paz del mundo”. En este sentido, el Foro Matteo Ricci busca contribuir a la consecución de un mundo más tolerante, pacífico y dialogante con la participación políticos, expertos, diplomáticos y periodistas.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.