91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

La universidad celebró el Congreso de la Comiucap, en el que se trató sobre la importancia de la filosofía en la formación humanista en Europa

La filosofía y el futuro de la formación humana en Europa 17-12-2014012La filosofía, como asignatura, está sufriendo una progresiva desaparición de la educación superior, pero es imprescindible para acometer cualquier renovación “radical” de la enseñanza. Esta fue una de las conclusiones (y de los avisos) del Congreso Philosophy and the future of human formation in Europe (La filosofía y el futuro de la formación humanista en Europa), que se ha celebrado Comillas bajo la coordinación de la Comiucap (Conferencia Mundial de Instituciones Universitarias Católicas de Filosofía).

Los objetivos fundamentales del escuentro eran dos: reafirmar la necesidad de la filosofía en cualquier nivel de la educación y clarificar cuáles son los problemas a los que se enfrenta la filosofía en la actualidad.

El Vicepresidente europeo de Comiucap, Miguel García Baró, profesor de Comillas y Director del Máster Universitario en Filosofía: Humanismo y Trascendencia, advirtió que “abandonar el papel de la filosofía en la educación es grave”, por eso “queremos invertir esta situación a medio plazo”. “Su reducción hace más superficial la educación”, y ha de haber un espacio “de reflexión, de lectura y de escritura”, dijo. "Es evidente que las instituciones académicas de inspiración cristiana han de tomarse un interés auténtico y hondo en la investigación filosófica. Si ellas no lo hacen, no se ve quién pueda reemplazarlas".

Por su parte, el Presidente de la Comiucap, el portugués Joao Vila-Cha, llamó a la cooperación entre instituciones educativas, las católicas y las que no lo sean, para alcanzar “el bienestar de toda la humanidad”, y promover “intercambios profesionales y de avances tecnológicos entre centros universitarios católicos”. Además, reivindicó la actualidad de las premisas que sobre este particular ya se reflejaban en el Concilio Vaticano II, que ya ha cumplido 50 años. “Aquel concilio es un documento de gran importancia para el filósofo cristiano, ya que intenta resolver la crisis en la que se encuentra la filosofía”.

En este sentido, Baró respondió que la filosofía “quizá se encuentre en su mejor momento desde hace años, y más madura que nunca para entrar en una discusión teológica apasionante”. Asimismo, lamentó que no haya en la sociedad ninguna fuerza social que espere nada de la filosofía, y criticó la disminución del hábito de pensar, para lo cual instó a renovar la filosofía en el bachillerato y la universidad.

El congreso de la Comiucap contó, además con la presencia de destacados ponentes, como Emmanuel Falque, del Instituto Católico de París (Francia); Carla Canullo, de la Universidad de Macerata (Italia), y Markus Enders, de la Universidad de Freiburgo (Alemania). También tuvieron presencia destacada otros profesores de Comillas, como Clara Fernández, Alicia Villar o Antonio Sánchez Orantos. Durante sus intervenciones se insistió en el problema del replanteamiento de las relaciones entre la razón y la fe cristiana, así como a la consideración de las consecuencias de alcance político que este replanteamiento está llamado a tener.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.