91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Una representante de Unicef analizó en Comillas los Objetivos de Desarrollo del Milenio relacionados con mortalidad infantil la salud materna

OMDportadaOKSara Collantes, experta en políticas de infancia y desarrollo de UNICEF Comité español, impartió la cuarta sesión del Seminario Permanente de Relaciones Internacionales sobre Objetivos de Desarrollo del Milenio, centrado en la reducción de la mortalidad de los niños menores de cinco años (ODM4) y en la mejora de la salud materna (ODM5). En su exposición, puso de manifiesto que la mortalidad infantil y la de las madres durante el embarazo y el parto son graves problemas en los países en desarrollo. 

La ponente comenzó abriendo un debate sobre la imagen que tenemos de la infancia en los países en desarrollo, en el que se planteó si el uso de los estereotipos predominantes es necesario e, incluso, beneficioso, por ejemplo, para la captación de fondos por parte de las oenegés. “¿Hay límites éticos a la hora de captar fondos o vale todo si es por una buena causa?”, se preguntó. En España, la Coordinadora de Oenegés para el Desarrollo (Congde) se ha visto obligada a establecer un código ético para prevenir conductas que atenten, por ejemplo, contra los derechos del niño. También se discutió la validez de la dicotomía país desarrollado/país en desarrollo en la actualidad, como consecuencia del nuevo mapa de la pobreza y de las enormes divergencias dentro del bloque que seguimos agrupando como países en desarrollo.

En la segunda parte de la sesión, la ponente analizó la consecución de los ODM4 y ODM5, ambos vinculados directamente al ámbito de trabajo de UNICEF: la infancia. Collantes denunció que problemas como el matrimonio infantil están mucho más extendidos de lo que creemos, y que “en muchos países en desarrollo el embarazo es la mayor causa de mortalidad entre niñas adolescentes, sin olvidarnos tampoco de los efectos adversos que supone para el recién nacido”. Una vez más, la educación de las niñas ha probado ser el arma más efectiva para luchar contra esta situación, con una clara relación entre el nivel educativo de las madres y la reducción de la mortalidad infantil.  Aunque la mortalidad infantil se ha reducido a casi la mitad desde 1990, todavía son 17.000 los niños menores de cinco años que siguen muriendo cada día, es decir, 12 por minuto, y lo hacen por causas en su mayoría prevenibles, lo que hace imposible alcanzar el objetivo propuesto por las Naciones Unidas para 2015.

El seminario está organizado por el Departamento de Relaciones Internacionales y el grupo de investigación de Relaciones Internacionales (Coulam), en colaboración con Comillas Solidaria. En esta ocasión, contó con la presencia de investigadores y alumnos de las tres titulaciones de Relaciones Internacionales que ofrece la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas, en el campus de Cantoblanco.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.