91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Se celebró en Comillas el II Congreso Internacional “Desafíos del constitucionalismo ante la integración Europea”

Seminario Italospagnolo 26-11-2014004Miguel Poiares Maduro, Ministro de Desarrollo Regional y Adjunto al Primer Ministro de Portugal, e Iñigo Méndez de Vigo y Montojo, Secretario de Estado para la Unión Europea, participaron en el II Congreso Internacional “Desafíos del constitucionalismo ante la integración Europea”, celebrado en la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE, organizado en colaboración con el Seminario Italo Spagnolo y la Facultad de Derecho del Alma Mater Studiorum-Università di Bologna. A lo largo de tres jornadas se dieron cita en la universidad jóvenes investigadores y veteranos constitucionalistas de España, Italia y Portugal, para abordar el futuro de Europa.

La disciplina presupuestaria es necesaria para garantizar unión, pero no suficiente para afrontar por si sola la actual crisis europea, según Poiares Maduro, que defendió que la unión monetaria tenga capacidad presupuestaria propia. Méndez de Vigo coincidió con él en su apuesta por una integración a dos velocidades, que distinga entre los países que están o quieren estar en la eurozona, y los que no. Además, apostó por sustituir el principio de unanimidad por el de doble mayoría.

“Reformar la capacidad presupuestaria es lo más justo y lo más legítimo, y protegerá la Unión Europea. Los recursos propios ayudarán a legitimarla”, defendió el Ministro portugués. Esta unión presupuestaria requiere cierta forma de unión política, “Europa necesita una capacidad política reforzada”, reconoció. Además, Poiares Maduro abogó por cambiar la naturaleza de los ingresos de la Unión Europea, para pasar “de la transferencia entre estados a la distribución”.

“La Comisión Europea tiene que ser capaz de apoyarse en una legitimidad política, que procede de su nexo con las elecciones”, lo que  ha empezado a fraguarse con las últimas elecciones europeas, en las que los ciudadanos votaban por un candidato a presidente de la Comisión, propuesta que, según dijo, su país fue el primero en apoyar. “La cultura y el desarrollo políticos son los primeros déficits democráticos europeos”, denunció. “Ofrecemos a los europeos la posibilidad de elegir entre alternativas para Europa, o su única opción será estar a favor o en contra”, aseguró.

Seminiaro Italospagnolo 26-11-2014001Los países deudores, como Portugal, Italia o España, todos representados en el congreso, tienen que recuperar la credibilidad para volver a tener autoridad e influencia en el proceso europeo. Primero, deben resolver sus problemas internos, lo que ya están consiguiendo; después, recuperar credibilidad y, en consecuencia, la autoridad para ir a los otros países y pedirles que cumplan su parte, explicó.

“Esta crisis financiera y económica es también política y social, tanto en la Unión Europea, como en cada uno de los estados miembros”, aseguró. Esta distinción es muy importante para Poiares Maduro, porque “los desafíos democráticos son de la Unión Europea, pero también de las democracias nacionales”.  Para el Ministro, el origen de la crisis económica y financiera está en fallos del Estado y del mercado, basados en carencias democráticas que no se supo prever. “La crisis es expresión de deficiencias democráticas, de los estados y de la Unión Europea”, insistió.

Déficits de democracia

Poiares Maduro identificó dos tensiones democráticas asociadas al déficit presupuestario, una en el ámbito de la unión y otra a escala interna. “La principal justificación para la disciplina presupuestaria es que, si no existe en un Estado, puede tener efectos en otros”, dijo para el primer caso. Para el segundo, recordó que cuando una comunidad de individuos toma decisiones que van más allá de su horizonte temporal (endeudamiento a largo plazo), está hipotecando el futuro de otros ciudadanos. “Lo que justifica la disciplina presupuestaria en la zona euro también responde a la corrección de un problema democrático interno: la política responde más a los incentivos a corto que a largo plazo”, afirmó. Nos encontramos, por tanto, ante una “asimetría democrática” interestatal e intergeneracional.

Los problemas democráticos de la Unión Europea están también originados porque a los Estados miembros les falta comprensión de las consecuencias de la interdependencia. “Cuando se habla de integración política, yo digo que la Unión Europea ya está integrada, porque es interdependiente. La única cuestión pendiente es la forma de gobierno que se quiera dar a esa interdependencia”, dijo. Las democracias nacionales ya no pueden responder a los retos planteados por una Unión Europea y un mundo interdependiente, “la falta de solidaridad es menos producto de la falta de identidad que de la falta de interiorización de los beneficios de la integración”.

Méndez de Vigo

El Secretario de Estado compartió sus reflexiones sobre el proceso de integración y su futuro, para los que no tiene dudas: “Yo creo que Europa debe avanzar en la integración. No todos en Europa piensan lo mismo, y ese no es el debate, pero yo sí lo creo y este Gobierno también”.

Clausura Desafios del Constitucionalismo ante la integracion europea 27-11-2014006En su opinión, hay que “sacar todo el jugo” a los tratados actuales y establecer prevenciones ante quienes apuestan por la reforma como vía de integración. El tratado de Lisboa ya es un gran elemento de integración y, por ejemplo, se ha legislado ya mucho en materia de gobernanza económica, sin apenas cambios. Su poco entusiasmo por las reformas, se explica por las dificultades que presenta tanto su convocatoria como las negociaciones, que requieren un tiempo prolongado. “Junto a las dificultades formales hay una dificultad política de base para la reforma de los tratados”, aseguró.

En lugar de estas reformas, Méndez de Vigo apuesta por las revisiones puntuales y “sencillas de acometer”, como la eliminación del requisito de unanimidad para la aprobación de enmiendas y la ratificación, y su sustitución por el principio de doble mayoría. “La unanimidad hace que cualquier revisión o tratado pueda ser prisionera de un Estado”, explicó. En una Europa con 28 estados miembros, la exigencia de unanimidad es inviable.

El Secretario de Estado coincidió con el Ministro portugués en afirmar que la vía para la integración puede ser la denominada Europa a dos velocidades o “integración parcial diferenciada”, en palabras del español. “La eurozona va a avanzar en la integración [los que están en ella y los que quieren estar], mientras los que no quieren el euro se quedarán a un lado”. La ventaja de este régimen, es que puede incitar a otros países a sumarse a la vía de la integración.

Congreso

El II Congreso Internacional “Desafíos del constitucionalismo ante la integración Europea”, ha estado promovido por el Seminario Italo Spagnolo, un grupo de estudio creado en 2011 por iniciativa de jóvenes investigadores españoles e italianos, dentro del ámbito de colaboración entre la Facultad de Derecho del Alma Mater Studiorum-Università di Bologna y el Real Colegio de España. Los promotores y directores del congreso fueron Antonio Pérez Miras, profesor de la Facultad de Derecho (ICADE); Edoardo C. Raffiotta, investigador del Dipartimento in Scienze Giuridiche del Alma Mater Studiorum-Università di Bologna, y Germán M. Teruel Lozano, investigador de la Universidad de Murcia.

Desde una perspectiva de “europeísmo mediterráneo”, como la definió Pérez Mirás, se estableció un espacio de reflexión sobre el futuro de la Unión Europea y las consecuencias que tiene para los textos constitucionales y, por tanto, la política de los Estados miembros. En las sesiones participaron más de 30 ponentes, entre los que destacaron Giuseppe De Vergottini, profesor emérito de Bologna y Presidente honorífico de la Asociación Internacional de Derecho Constitucional; Luis María Díez-Picazo Giménez, catedrático y Magistrado del Tribunal Supremo, o el ex Ministro Juan Fernando López Aguilar, catedrático de Derecho Constitucional de Las Palmas de Gran Canaria y Diputado del Parlamento Europeo, entre otros.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.