91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Ignacio Pérez Arriaga e Ignacio García Jiménez analizaron las implicaciones éticas del cambio de paradigma energético

Aspectos eticos de la transcion energetica 16-10-2014 03La universidad, a través de la Cátedra BP de Energía y Sostenibilidad, y el Jesuit European Social Centre (JESC) se han unido para abrir un debate sobre los aspectos éticos de la transición energética. Ambas instituciones comparten su inquietud por los procesos políticos importantes y son conscientes de que la respuesta a este fenómeno no puede venir solo en clave energética. El Rector, Julio L. Martínez, SJ, presentó a José Ignacio García Jiménez, SJ, del JESC, y a Ignacio Pérez Arriaga, Director de la cátedra y profesor de Comillas ICAI y del Massachusetts Institute of Technology (MIT), quienes expusieron sus puntos de vista. 

José Ignacio García recordó que la idea de transición energética empezó a tomar forma en la década de los 80, desde una perspectiva económica, pero hoy, “ante la amenaza del cambio climático, cobra más importancia que nunca”. En su exposición, identificó dos de motores de la transición: un sistema más adaptado a la demanda, y no tan sometido a la oferta, y descentralizado. Con el nuevo paradigma, el protagonismo se traslada de grandes y pocas empresas a muchos actores, algo difícil de gestionar pero, en teoría, más eficiente. “No solo es un cambio de fuentes, sino de conciencia ciudadana”, resumió.

La transición energética tiene, indudablemente, componentes sociales, entre los que destaca la cuestión de la pobreza energética, continuó García. Estas situaciones de escasez necesitan respuestas, una de las cuales es el acceso universal a la energía, aseguró. El problema, advirtió, es cómo financiar el movimiento, y citó la “experiencia decepcionante” de Francia. Desde el punto de vista ético es necesario reforzar la equidad, “descuidada últimamente”, y responder a las generaciones futuras: “¿Estamos dispuestos a asumir los sacrificios presentes?”, se preguntó.

El objetivo del modelo energético siempre ha sido minimizar costes, manteniendo la calidad, explicó Pérez Arriaga. Sin embargo, hoy se imponen la seguridad de servicio y el impacto medioambiental. De hecho, los conocidos Objetivos de Desarrollo del Milenio van a estar asociados a unos objetivos de desarrollo sostenible, que no tardaremos en conocer.

Entre los aspectos éticos de la transición, destacó aquellos que afectan a la relación entre mercados y Gobierno, y que tienen mucho que ver con la necesidad de “un debate público bien informado sobre las alternativas energéticas”. La descarbonización de la energía es, para Pérez Arriaga, otra de las claves. Todas las decisiones relacionadas con el cambio climático están asociadas con aspectos éticos, “no hay más remedio que compartir responsabilidad, si no, vamos al vacío”.

La descentralización es uno de los aspectos más novedosos. “La energía descentralizada está cambiando el mercado de forma más radical que la liberalización de los 90, porque va desde abajo”, afirmó. Lo importante es el “empoderamiento del consumidor”.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.