91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

OMD3La tercera sesión del Seminario Permanente de Relaciones Internacionales sobre Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), organizada por el Departamento de Relaciones Internacionales y el Grupo de Investigación de Relaciones Internacionales (Coulam), en colaboración con Comillas Solidaria, se centró en la consecución del ODM 3, promover la igualdad entre los sexos y el empoderamiento de la mujer. Salomé Santos, de Associated British Foods, habló desde su experiencia y abordó los desafíos a los que se enfrentan las mujeres en el ámbito empresarial, español y europeo, para llegar a puestos de responsabilidad. En Europa, las mujeres solo ocupan un 10 por ciento de los puestos de responsabilidad y, sin embargo, ya son más las tituladas universitarias que los graduados. La exclusión de las mujeres del mercado laboral, y de los puestos de responsabilidad, tiene consecuencias económicas, sociales y demográficas, expuso Santos durante su intervención.

"No podemos hablar de discriminación formal, pero sí de un unconcious bias, o sesgo inconsciente, hacia el hombre", argumentó. Para Santos, el mundo empresarial sigue patrones claramente masculinos en cuanto a horarios o dinámicas de trabajo, lo que en ocasiones dificulta la conciliación de la vida profesional y personal, "una situación claramente injusta" y, además, perjudicial para la sociedad. Citó, por ejemplo, un informe de la Comisión Europea que ha analizado el coste económico de no incluir mujeres en puestos de responsabilidad, que puede ser grande. Además, señaló que el 70 por ciento de las decisiones de consumo las toman las mujeres, por lo que su presencia en los consejos de dirección supondría un activo importante para la estrategia de ventas, de la misma manera que pueden aportar una visión más heterogénea y menos reduccionista. Tampoco se olvidó las consecuencias de esta difícil conciliación en la ya insostenible demografía de los países europeos.

En opinión de Santos, los países con cuotas obligatorias de presencia de mujeres en altos cargos, como Noruega o Francia, son un buen ejemplo de la mejora que se podría conseguir en este ámbito con legislación. Otra opción sería obligar a los hombres a coger bajas de paternidad, para equipar así el posible efecto negativo que pueda tener sobre la vida profesional de las mujeres.

El seminario finalizó con un coloquio entre los participantes, en el que se debatieron, entre otros temas, el papel de las mujeres en conflictos armados o el efecto de la crisis económica sobre los pasos positivos que se habían logrado en los años anteriores en favor de la igualdad.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.