91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Unijes conmemora el 25 aniversario de los asesinatos de la Universidad Centroamericana (UCA), de El Salvador, con una declaración institucional

391873 10150400109372722 747396139 nCon motivo del asesinato de Ignacio Ellacuría, SJ, Rector de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, de San Salvador, conocida como la UCA, junto a cinco compañeros jesuitas y una trabajadora del centro y su hija, cuyo 25 aniversario se cumple el 16 de noviembre, la asociación que forman las universidades y centros de educación superior de la Compañía de Jesús de España (Unijes), entre las que figura Comillas, ha hecho pública una declaración Institucional como una interpelación a reflexionar sobre la función social de las instituciones que la forman.

“Estos seis jesuitas mártires, liderados por Ignacio Ellacuría, desde su profunda experiencia del Dios de Jesús y su compromiso con el pueblo, entendieron la universidad de un modo nuevo. La función de la universidad consiste en analizar la realidad histórica ―que incluye todos los niveles de lo real― y en contribuir a su transformación, de tal manera que la realidad constituya cada vez más un espacio de libertad y justicia para todos los seres humanos. Como solía decir Ellacuría, esta aportación debe hacerse universitariamente, o sea, no cayendo en fáciles eslóganes, en planteamientos simplistas, o en derivas ideológicas; ni tampoco encerrándose en una torre de marfil supuestamente de alto nivel intelectual, sino poniendo el complejo aparato científico al servicio de verdaderos procesos de transformación histórica, una transformación que no podrá ser cosmética ni puntual, sino, por encima de todo, estructural, y que permita la construcción de sociedades más inclusivas y de mayor dignidad humana para todos”, afirma la declaración.

Añade el texto que “el ejemplo de los mártires de la UCA nos interpela a nosotros, inmersos en un sistema universitario español y europeo sumamente complejo y competitivo, en el que son muchas las universidades que tratan de hacerse sitio. La abundancia de titulaciones, de facultades, de acreditaciones de la calidad ―nacionales e internacionales―, la necesidad de obtener financiación para realizar la investigación científica y para ofrecer una docencia cuyo coste sea asumible por la sociedad; todo ello representa un exigente reto de mejora, y hace que las diferentes comunidades universitarias estén trabajando cada día con intensidad y creatividad. Sin duda, nosotros, en Unijes, nos sentimos orgullosos de la cantidad de jóvenes que cada año escogen estudiar en nuestros centros porque reconocen en ellos una indiscutible calidad en la formación académica y en la preparación para su futuro profesional. Nuestros graduados con éxito profesional son numerosos, y nos congratulamos porque hemos logrado prepararlos para ser excelentes profesionales en nuestro mundo actual, que es tan complejo”.

“Pero esto no nos basta ―continúa el manifiesto de Unijes―. Queremos más. Queremos que nuestros graduados sean capaces de analizar las raíces profundas de las injusticias estructurales que nos rodean, que tengan valor para comprometer su vida en la transformación de este mundo, que se sientan responsables del estado actual de la humanidad, que quieran ser agentes de cambio social, que contribuyan con su conocimiento a crear un sistema que sea respetuoso de la dignidad de la persona humana, de todas las personas, sin excepción, y respetuoso también de su hogar, que es la Tierra. Desde la perspectiva cristiana que nos anima institucionalmente, todo esto responde al designio de Dios, que quiere que todos sus hijos contribuyan a hacer realidad su reino de justicia y de paz”.

La declaración concluye señalando que “hoy, los profesores, investigadores, trabajadores de administración y servicios, estudiantes y jesuitas de Unijes, precisamente porque constatamos que nuestros resultados están muchas veces lejos de estos ideales, queremos reconocernos deudores de Ignacio Ellacuría y de sus cinco compañeros, y solidarios con aquel pueblo salvadoreño maltratado por la injusticia y por la guerra. Y así como la UCA hizo un trabajo extraordinario en favor de la transformación de la sociedad salvadoreña, sin duda todavía inconcluso, nosotros queremos hoy poner nuestra docencia y nuestra investigación al servicio de la sociedad, y al servicio de una humanidad que sufre de modos distintos en todos los continentes. Queremos hacerlo, y lo haremos, como decía Ellacuría, universitariamente”.

Actos conmemorativos en toda España

Las universidades y centros de educación superior de Unijes, entre las que se encuentra la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE, están organizando una serie de actos para conmemorar el 25 aniversario de los asesinatos de los jesuitas. El 16 de noviembre, a las 13:00 horas, se celebrará una Eucaristía de Acción de Gracias en la parroquia madrileña de San Francisco de Borja, y dos días después, el 18 de noviembre, a las 19:00 horas, tendrá lugar en el Aula Magna de la universidad (Alberto Aguilera, 23) una mesa redonda bajo el título “En el 25º Aniversario Mártires de El Salvador: la liberación desde la reconciliación”

Asimismo, la Compañía de Jesús también ha organizado actos en toda España para honrar la memoria de los jesuitas asesinados, como eucaristías (Zaragoza, Oviedo o Madrid), conferencias (Granada, Sevilla), proyecciones de películas (Burgos), ofrendas florales (Valladolid) o mesas redondas (Barcelona).



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.