91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

El investigador de la Brooking Institution de Washington considera que se aproxima una época “muy divertida” en la política de Estados Unidos

Conferencia resultados del mid term y política exterior de EEUU 12-11-2014 013Si bien “el Presidente Obama tiene una alta efectividad como candidato y estratega político, es muy naif a la hora de negociar”. Este fue uno de los análisis que John Hudak, investigador de la Brookings Institution, hizo en Comillas durante la conferencia “Análisis de los resultados electorales del mid-term y su impacto en la política exterior de EE.UU.”, organizado por el Departamento de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, y el Instituto Franklin de la Universidad de Alcalá.

Hudak, que representa a uno de los organismos de investigación de referencia para comprender la política en Estados Unidos, hizo estas declaraciones aludiendo a los dos próximos años, en los que los demócratas, con Barack Obama al frente, deberán lidiar con un Senado y un Congreso de mayoría republicana tras las denominadas elecciones mid-term. Por esa razón, el analista norteamericano admitió que llega una época apasionante y muy divertida para la política en Estados Unidos, “por los juegos políticos que nos esperan, que dejarán ver la capacidad negociadora del Presidente”.

Sin embargo, Hudak considera que “no cambiarán muchas cosas los próximos 24 meses”, debido a que los demócratas tienen capacidad de filibusterismo (facultad de discutir las propuestas indefinidamente obstruyendo el funcionamiento normal del Congreso), y a la división ideológica interna del Partido Republicano. En este sentido, destacó la presencia del Tea Party, el ala más radical de los republicanos, “que bloquean los esfuerzos de su propio partido para cambiar la política”, explicó Hudak, quien predijo que, tras pasar por un necesario debate de ideas en las primarias, los candidatos republicanos “serán hombres, más jóvenes, quizá latinos…, algo que no se parezca en nada a Hillary Clinton”.

Un legado político positivo

En clave de política exterior, Hudak reveló que es un tema “casi estrictamente presidencial”, y de Obama depende tomar las decisiones en este campo, ya que cuenta con información privilegiada procedente de los servicios de inteligencia. Aun así, el entendimiento con los republicanos podría hacerse realidad con estas políticas, “ya que existen áreas en política exterior muy conservadoras y similares a sus antecesores republicanos”. “Es una oportunidad para Obama, que cuenta con la desaprobación de los republicanos en muchos aspectos, salvo en la política exterior. No se le criticará y no cambiará ninguna legislación”, aseveró Hudak, quien añadió que “si McCain se calla, será un éxito para Obama”.

El investigador norteamericano también valoró positivamente la capacidad de Barack Obama de desviar la atención de la opinión pública. El mejor ejemplo reciente ha sido el acuerdo firmado con China sobre la reducción de emisiones, que ha servido “para cambiar de manera eficaz el paso de los medios para que no hablen de su fracaso en las elecciones”. Preguntado sobre cuál será el legado de la presidencia de Obama, Hudak aseguró que todo depende de estos dos últimos años, pero que se le verá con buenos ojos a pesar de su caída de popularidad, normal en los dos últimos años de cualquier Presidente estadounidense. “Obama ha hecho muchas cosas buenas, como sacar a Estados Unidos de la recesión. Cuando inició su mandato se perdieron 1,5 millones de empleos en apenas dos meses; ahora cada 17 semanas se crea un millón de empleos”.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.