91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

La profesora del Boston College, Sandra Waddock, impartió una conferencia sobre ética empresarial dentro del Aula Abierta en Gestión y Valores 

Aulagestion3Sandra Waddock, miembro de la Carroll School Scholar of Corporate Responsibility y profesora en la Carroll School of Management del Boston College, aseguró  ser consciente de la dificultad de ligar la ética al marketing porque la razón de ser de éste es el materialismo basado en el consumo, “algo que tenemos cada vez más interiorizado”.

Waddock, que impartió en Comillas la conferencia "Stewardship of the Future: Vision and Values for Value-Add in Responsible Enterprises”, animó a tomar conciencia del coste de los negocios sobre el medio ambiente.  “La idea del crecimiento ilimitado es insostenible. Necesitamos cambiar esa forma de pensar. Quizá no podamos seguir creciendo materialmente pero -se preguntó- ¿qué pasa con el crecimiento mental? Se pueden mejorar las relaciones con los consumidores, con los empleados…”.

Este nuevo tipo de economía implica poner en práctica un modelo circular basado en la naturaleza. “En la naturaleza nunca sobra nada.  Todo se recicla. Esta mentalidad cíclica puede ser aplicada a la gestión de la empresa”, afirmó.

Hacía un nuevo modelo

Pese a reconocer la dificultad de cambiar un paradigma heredado durante años de actividad y crecimiento desmedido, la ponente mostró cierto optimismo y apuntó a que muchas empresas están tomando conciencia de la necesidad de ser sostenibles. “La responsabilidad social no se puede plantear como una cuestión colateral o circunstancial, sino que debe estar integrada en la forma del negocio, en cómo se hace, en las bases de la actividad”, aseveró.

Waddock resaltó que frecuentemente estamos viendo un nuevo modelo de economía colaborativa que incluye negocios como los de Uber o Airbnb. “Esto va a cambiar la esencia de nuestros negocios”, aseguró. “Como se pudo ver con el movimiento Occupy Wall Street o en España con los Indignados, mucha gente se está empoderando individualmente y está tomando conciencia de su gran potencial frente a las grandes corporaciones”.

gestionyvalores2Para concluir, animó a las empresas a pensar en una economía menos de la producción y más del compartir y el reciclar, y a poner el foco de los beneficios no tanto en la producción constante de productos sino en una ampliación de los servicios. Para ello se van a necesitar nuevas capacidades y habilidades, “debemos pensar que no somos el centro del mundo, solo somos una parte dentro de un gran sistema. Necesitamos líderes que actúen con integridad. No queremos crecer pero queremos desarrollarnos, ser exitosos sin que ese éxito se mida en crecimiento”.

La  conferencia se inscribía dentro del Aula Abierta en Gestión y Valores, una iniciativa conjunta de la Cátedra de Ética Económica Empresarial y la Oficina de Antiguos Alumnos. José Luis Fernández, director de la cátedra, presentó a Waddock como una “chamana intelectual”. “Es alguien que conecta y tiene la capacidad de generar sentido. Ha escrito 11 libros e infinidad de artículos en algunas de las publicaciones más prestigiosas del mundo”, dijo. Carmen Jiménez, Directora de la Oficina de Antiguos Alumnos, evocó el compromiso de la universidad con la ética social y empresarial y recordó que, “la empresa es un agente de cambio social y el modelo de liderazgo ético en la gestión empresarial es fundamental para lograr una sociedad más justa y solidaria”.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.