91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Aula-Abierta-CiberseguridadMiguel Rego, Director General del Instituto Nacional de Ciberseguridad, cerró el ciclo del Aula Abierta para la Sociedad de la Información dedicado a la ciberdelincuencia

“La ciberdelincuencia ha venido para quedarse”, comenzó diciendo Miguel Rego, Director General del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), en la última sesión del ciclo dedicado a la ciberdelincuencia en el Aula Abierta para la Sociedad de la Información, organizada por la Oficina de Antiguos Alumnos de Comillas y patrocinada por Deloitte. “Hoy nos encontramos con incidentes de seguridad de distinto calado y magnitud, detrás de los que se encuentran organizaciones criminales, mafias y países”, señaló.

“No hay duda de que la ciberseguridad es un tema de moda”, dijo Rafael Palacios, profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ICAI) en la presentación del ponente. Estamos ante una cuestión de gran importancia económica, pero ciertos ataques tienen también un nuevo componente político. Palacios advirtió también del riesgo de los ataques a infraestructuras críticas, como la energía, el transporte o las comunicaciones. “Entrar en esas infraestructuras tiene un impacto gigantesco en la sociedad”, advirtió.

El ciberdelito es una industria creciente, con grandes beneficios y pocos riesgos para los delincuentes que, como señaló Rego, tienen una asimetría a su favor, “poco riesgo y gran impacto”. Cuentan con las ventajas del anonimato y la deslocalización, de las que se benefician no solo los delincuentes económicos, sino el terrorismo internacional.

El importante papel del Incibe

Esta es, por tanto una máxima preocupación para los gobiernos, que trabajan para desarrollar estrategias y planes de acción. En nuestro país, el Incibe juega un papel fundamental en este ámbito. “Desde lo público se está afrontando el tema de forma ordenada”, aclaró Rego. Para ello, existen hasta 25 medidas a nivel nacional en las que participa el Incibe, para la protección de infraestructuras críticas y la lucha contra cibercrimen y ciberterrorismo. Todas ellas se encuadran en tres líneas de acción:

  • Agenda Digital. Incluye el Plan de Confianza en el Ámbito Digital
  • Convenio entre la Secretaria de Estado de Seguridad y la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, por el que se ha creado el CERT (Computer Emergency Response Team) de Seguridad e Industria.
  • Estrategia de Ciberseguridad Nacional.

“Es un objetivo estratégico tener una industria nacional fuerte en materia de ciberseguridad”, afirmó Rego, quien explicó que, para detectar puntos de colisión, trabajan tanto con empresas del sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), como con prestadores de servicio en ciberseguridad,.

Pero sobre todo, “es muy importante y estratégico trabajar con los ciudadanos. De nada sirve tener una ciberseguridad fuerte en sectores estratégicos, si los ciudadanos no están concienciados”, dijo. El propio Incibe presta servicios concretos al alcance de los ciudadanos, para avanzar en su seguridad online. “La ciberseguridad es imposible sin medidas orientadas a las personas. Cualquier modelo que no contemple los riesgos asociados a las personas, no va a ser útil”, concluyó.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.