91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Comillas-EvolucionCalculadaLa Cátedra de Ciencia Tecnología y Religión celebró durante el mes de febrero el ciclo de conferencias "La evolución calculada II: Nuestra responsabilidad en la evolución humana", que continúa la senda iniciada con "La evolución calculada", en el mes de diciembre, cuando se abordó la evolución a escala planetaria y la forma en que afectan los cambios a la forma que tiene el ser humano de entenderse. En esta nueva serie de conferencias, expertos de diferentes áreas reflexionaron sobre la identidad del ser humano, la orientación de la humanidad y nuestro papel en el proceso evolutivo. Camino Cañón, Directora de la cátedra, explicó durante la presentación que el planteamiento del ciclo era interdisciplinar: la reflexión partió de los datos de las ciencias empíricas, para avanzar hacia la filosofía, después la ética y, por último, la política. En definitiva, el objetivo de la cátedra es estudiar los ámbitos en los que se producen cambios significativos para la persona, intentando valorar su conveniencia o no para el futuro de la especie.

Abrió el ciclo Carlos Avendaño, de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma, que en su conferencia "De la neurociencia al libre albedrío. Aportaciones de la biología a un problema categorial", se adentró en las contribuciones que aporta la neurociencia para la comprensión de la libertad humana. Los planteamientos en este ámbito son de lo más heterogéneos: desde quien duda del libre albedrío, hasta quien asegura que la libertad se sitúa en la corteza parietal del cerebro. "Se puede decir cualquier cosa, el papel lo aguanta todo", matizó. Este debate se produce en un contexto en el que la neurociencia ha avanzado mucho, después de los años 90 y la denominada "década del cerebro", aunque la neuroeuforia convive hoy con el neuroescepticismo.

Avendaño inició una búsqueda en el cerebro para ver qué podemos encontrar en él que tenga que ver con la capacidad humana de ser agente, y lo hizo de la única forma posible de avanzar en este campo, con el estudio de la anatomía. Mostrando conexiones y mapas cerebrales, se introdujo en el ámbito de las representaciones cerebrales. Abordó también cuestiones como la unicidad del agente, la alteración del yo o su duplicidad y cómo afectan las anomalías, las enfermedades y lesiones cerebrales a la anatomía del cerebro y, en último término, a la personalidad humana.

El libre albedrío, la toma de decisiones, implica siempre lo emocional y la capacidad de inhibir, dijo. Mostró cómo, en un proceso ideal, para cada estímulo se genera un plan que determina una acción. El problema, concedió, es que esto nunca es así porque entre el plan y la decisión pasan cosas, como la evaluación impulsiva y la reflexiva. Además, la presencia de inhibiciones es esencial, "el cerebro es un máquina de inhibir, y cuando no inhibe tenemos problemas que generan patologías", afirmó. Avendaño concluyó su presentación reconociendo que, una vez establecidas correlaciones estrictas entre estados cerebrales, fisiológicos y de conciencia, aún quedan abiertas múltiples opciones que generan teorías, algunas de las cuales deberían revisarse.

En las siguientes sesiones, Jesús Conill, de la Facultad de Filosofía de Valencia, y Alfredo Marcos, de la Facultad de Filosofía de Valladolid, ofrecieron distintas interpretaciones de la naturaleza humana, tanto desde la perspectiva aristotélica y de la ley natural, como desde la hermenéutica. La influencia de las nuevas tecnologías en la trasformación del ser humano y las "mejoras" que producen, las abordaron Javier de la Torre, Director de la Cátedra de Bioética de Comillas, desde la teoría moral católica, y Lydia Feito, de la Facultad de Medicina de la Complutense, desde las éticas plurales. Por último, Vicente Domingo García Marzá, de la Jaume I de Castellón, se introdujo en la dimensión política y de la responsabilidad personal, aportando un marco ético para la deliberación y gestión de las políticas públicas en materia de neurociencia y nuevas tecnologías.

 



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.