91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Jornadas de Fanilia y Discapacidad 7-10-2014037“La comunidad internacional aprecia a España como un modelo interesante a seguir en el campo de la discapacidad, aunque se debería ahondar más en determinados aspectos, como la educación inclusiva y el mayor desarrollo de la inserción laboral”. Estas palabras fueron pronunciadas por Soledad Cisternas, Presidenta del Comité de Expertos de Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU, en la conferencia inaugural de la II Jornada de Familia y Discapacidad, celebrada en Comillas y organizada por la Cátedra de Familia y Discapacidad: Telefónica-Fundación Repsol-Down Madrid, donde se reflexionó sobre la participación ciudadana y los derechos humanos de las personas con discapacidad, especialmente de aquellas con discapacidad intelectual.

Cisternas, que alabó particularmente el “esfuerzo que se está haciendo en Comillas para generar una participación eficiente de las personas con discapacidad intelectual”, recogió el Premio Telefónica-Fundación Repsol-Down Madrid de Familia y Discapacidad, que otorgó la Cátedra de Familia y Discapacidad de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE al Comité de los Derechos de las Personas con Discapacidad. Tras agradecer el galardón, logrado por “unanimidad”, según Inés Álvarez, Presidenta del Patronato de la Fundación Síndrome de Down de Madrid (Down Madrid), gracias a su lucha en favor de las personas con discapacidad, Cisternas demostró que todavía queda mucho por hacer para igualar los derechos de este colectivo a la luz de los datos que maneja.

Un 15 por ciento de la población mundial tiene algún tipo de discapacidad y de ellos, más del 50 por ciento son mujeres y niñas que, en la mayoría de casos, no asisten a la escuela. A pesar de las cifras, Cisternas solicitó “más encuestas sobre la situación real que sirvan para elaborar más y mejores leyes y políticas públicas”.

Cisternas, que tiene una “elevada capacidad de trabajo, de diálogo y de liderazgo”, como enumeró Ana Peláez, Directora de Relaciones Internacionales de la ONCE, expuso su compromiso en la batalla para que se respeten los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas discapacitadas de todo el mundo. No en vano, fue una de las impulsoras de la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de 2006, que en España está vigente desde 2008.

La activista chilena explicó lo complicado que resultaron las negociaciones para sacar adelante la convención, que empezaron en 2000. “Había divergencias entre países desde el punto de vista jurídico, religioso o político, pero los estados y la sociedad civil hicieron grandes esfuerzos para que saliera adelante”, recordó. De hecho, para ella hay un antes y un después de la convención, ya que a partir de ahí “la ONU comenzó a considerar la participación activa de las demandas de la sociedad civil”.

En este sentido, Fernando Vidal, Director del Instituto Universitario de la Familia, dijo que “hay cosas que van a mejor a consecuencia de la participación y diversidad en la sociedad, que mejoran la forma de pensar”. Y también en la universidad. Angélica Rodríguez-López, Directora General de la Fundación Down Madrid, se refirió al programa Demos de Comillas, Telefónica, Fundación Repsol y Down Madrid como “una iniciativa que contribuirá al cambio social y que promueve la participación en igualdad”, algo que subrayó el Rector de la universidad, Julio L. Martínez, SJ, quien pidió compromiso para “dejar de arrebatarles algo que les pertenece desde siempre y que no hemos sabido proteger”.

Un trabajo digno

Durante la jornada también se habló de ciudadanía y derechos humanos en relación con la discapacidad intelectual, y se abordaron todas las cuestiones desde el punto de vista del derecho. Los expertos reunidos en Comillas hablaron sobre el derecho a vivir en familia, a la educación y la escolarización, a tomar decisiones propias, a participar, a la salud mental o al empleo.

Jornadas de Familia y Discapacidad - Clausura 7-10-2014016A este último tema se dedicó la última mesa redonda de la jornada, que contó con representantes de Repsol y de Telefónica. Para María Soledad Pérez Picarzo, de Repsol, la empresa “ha de apostar por la diversidad y ofrecer puestos de trabajo que se adapten a las discapacidades de los aspirantes”. No en vano, César Gallo, Vicepresidente de la Fundación Repsol, aseguró que “el mejor activo de cualquier compañía, son las personas: es rentable y justo”.

La tecnología tiene un importante papel en la inserción laboral, como explicó Belén Izquierdo de Telefónica, quien se refirió al papel del teletrabajo o a determinadas aplicaciones para el móvil que ayudan a gestionar las tareas de las personas con discapacitdad intelectual. Por su parte, Eduardo Puig de la Bellacasa y Aznar, Director de Stakeholder Engagement de Telefónica, manifestó que “Telefónica es consciente de que hay que diseñar nuevas aplicaciones que sean accesibles para todos”.

Pero, sobre todo, lo más importante en una empresa es que “las incorporaciones de personas con discapacidad deben hacerse con la ayuda de mediadores laborales y con la colaboración de la familia”, concluyó Elena Escalona, Directora de Recursos Humanos de Down Madrid.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.