91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

Investigadores de Comillas han desarrollado un dispositivo de destilación de agua de bajo consumo energético y un dron para repartir medicamentos en zonas aisladas. Ambos proyectos, que fueron presentados al público durante La Noche Europea de los Investigadores, son tecnologías “para hacer un mundo más justo”, como explicó Carlos Prieto, Director de Comillas Solidaria, durante el acto organizado por la universidad, al que asistieron cerca de 200 personas.

Según los datos expuestos en la presentación, el acceso al agua y la mejora de la salud son los aspectos más demandados por los países en vías de desarrollo. No en vano, el agua es la clave para solucionar cinco de los ocho Objetivos para el Desarrollo del Milenio de la ONU, ya que, gracias a ella, se logra salud e igualdad.

La primera de estas tecnologías, el dispositivo de destilación de agua de bajo consumo energético, consiste en bombear el agua sucia, hacerla subir a una altura de diez metros e introducirla en una caja a la que previamente se le ha extraído el aire. Allí, debido al vacío, el agua se vaporiza de manera natural, y ese vapor pasa a otra zona donde se condensa y desciende. “El sistema gasta un 40 por ciento menos de energía que uno tradicional y puede utilizarse con paneles fotovoltaicos”, asegura Luis Mochón, profesor del Departamento de Ingeniería Mecánica de Comillas ICAI, quien asegura que es una solución para aquellas zonas del mundo donde el agua es escasa y de mala calidad.

Noche europea de los investigadores 26-09-2014013El otro proyecto, el dron para repartir medicamentos en zonas aisladas, parte de una idea de la Fundación Ingenieros del ICAI para el Desarrollo. Basándose en ella, los departamentos de Mecánica y de Electrónica de Comillas ICAI han fabricado un robot aéreo de cuatro hélices (cuadricóptero) capaz de volar de manera autónoma gracias a un GPS y a un microprocesador, que recoge datos de diferentes sensores para cumplir automáticamente un plan de vuelo.

El dron, del que se hizo una demostración de vuelo, tiene 25 minutos de autonomía y aún está en fase de prototipo. Según sus creadores, servirá para reducir el aislamiento de algunas zonas rurales y para aumentar las posibilidades de comunicación. Uno de los primeros lugares donde podría utilizarse es en el río Napo, en el Amazonas. Allí, los repartos de medicamentos se hacen solo una vez al mes, por lo que un vehículo autónomo podría ser la solución ideal.

Los asistentes a La Noche de los Investigadores también fueron testigos de una demostración de Boom Box, un sistema de “música colaborativa” en espacios públicos degradados y conflictivos para generar convivencia. El sistema consiste en una red wifi a la que se puede acceder desde cualquier dispositivo móvil. Una vez conectado, el usuario tiene acceso a un listado de canciones que puede votar: cuantos más “me gusta” reciba una canción, más posibilidades habrá de que acabe sonando a través de unos altavoces.

Todos los proyectos de La Noche Europea de los Investigadores en Comillas se han realizado con el apoyo de los alumnos y con la participación de Comillas ICAI, la Asociación Nacional de Ingenieros del ICAI y la Fundación Ingenieros del ICAI para el Desarrollo.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.