91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 


 

El Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones (IUEM) comenzó los actos conmemorativos de su vigésimo aniversario con la celebración de la Jornada Mundial del Migrante y el Refugiado 2014, organizada con la Comisión Episcopal de Migraciones de la Conferencia Episcopal, con la colaboración de la Asociación Europeos. Abrieron la sesión el Rector, Julio L. Martínez, SJ, y el Presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones, monseñor Ciriaco Benavente, Obispo de Albacete.
 

El IUEM es el primer centro universitario, tanto privado como público, dedicado a la investigación de este tema y, por tanto, el más antiguo de España. Como recordó el Rector, nació en 1994, con la vocación de servir a la sociedad a través del trabajo universitario, fomentando y difundiendo el conocimiento y la investigación sobre el fenómeno de las migraciones, y ayudando a transformar el contexto social, en línea con el trabajo de la Compañía de Jesús en este ámbito. En su intervención, Martínez aprovechó también para repasar los temas que centran las investigaciones del instituto, como son la legislación y las políticas de inmigración y asilo en España y la Unión Europea, los ámbitos de la integración y los procesos integradores de los colectivos específicos, y recordar su participación en proyectos europeos y redes internacionales.

 

Los flujos migratorios son, para el Rector, uno de los síntomas más potentes de la crisis del mundo y de esta nueva era, que ya no es solo una época. A su juicio, es obligado crear y pensar nuevas formas de relación dentro de las estructuras de convivencia, lo que supone un desafío para la Iglesia y, por tanto, para el instituto. Las sociedades han pasado de ser monoculturales a multiculturales y multirreligiosas, y en ellas el camino de la integración no puede pasar por la asimilación ni por un relativismo ultraliberal. "La integración es del conjunto de la sociedad, y no solo de los que llegan, que tienen que hacer el esfuerzo de adaptarse" dijo. Martínez, que también ha sido Director del IEUM, propuso pensar en el inmigrante como una persona que tiene sus vínculos, lazos y relaciones. Además, hizo un llamamiento para promover una "verdadera cultura de la acogida y la solidaridad". En este contexto, dijo, el instituto tiene que continuar haciendo lo que sabe: investigar y dar docencia de calidad. "Al servicio de la Iglesia y la sociedad queremos seguir aprendiendo de la experiencia para buscar cómo servir mejor", concluyó.

 

"Ninguna universidad puede prescindir de la reflexión y el debate sobre los grandes temas de hoy, entre los que están las migraciones", dijo monseñor Benavente, quien también se refirió a una nueva era, con sociedades multirreligiosas y multiculturales. Felicitó a los investigadores por "un trabajo memorable" y agradeció al centro "lo mucho que han aportado a la sociedad y la Iglesia". En concreto, se refirió a los documentos elaborados por el IUEM para la comisión que preside, que "sin perder competencia y altura científica, tenían el sabor del pan bien amasado y digerible". En el ámbito de las migraciones, por ser una realidad tan seria e importante, "es imprescindible que se actúe con corazón pero también con reflexión", señaló.

 

A continuación, comenzó una mesa redonda sobre los inmigrantes y refugiados en la España actual, en la que participaron Emilio Gómez Ciriano, de la Universidad de Castilla-La Mancha, y Cristina Manzanedo, de Pueblos Unidos y el Servicio Jesuita a Migrantes, moderados por José Luis Pinilla, SJ, Secretario de la Comisión Episcopal de Migraciones. Gómez reflexionó sobre la política europea y española de migraciones que, pese a los avances, no cumple con el obligado respeto a los derechos humanos. En la práctica, afirmó, "han primado los aspectos de control, de vigilancia y restrictivos". Manzanedo intentó identificar los aspectos positivos y negativos de las migraciones en España, durante estos últimos 20 años, hablando de las cuestiones que han favorecido la integración, pero también de la sombra de la inmigración irregular y la respuesta estatal. "Más que una ventanilla específica para la política de inmigración, se deben crear políticas públicas sobre la multiculturalidad", afirmó.

 

Ana Gómez Arranz, alumna colaboradora del Servicio de Pastoral, leyó el mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado 2014, "Emigrantes y refugiados: hacia un mundo mejor".

 

La última ponencia corrió a cargo de Sebastián Mora, Secretario General de Cáritas, que habló del papel de las organizaciones sociales que han dado sentido y contenido a la política migratoria en España y del cambio de una sociedad, que ha pasado de albergar colectivos vulnerables a ser enteramente vulnerable. "Las organizaciones sociales hemos perdido la base de ciudadanía que nos hacía sociedad civil y nos hemos convertido en meros prestadores de servicios", reconoció. Además, reclamó la necesidad de articular distintos escenarios que permitan transformar lo social, con estrategias de ciudadanía, de vecindad y de fraternidad.

 

La encargada de clausurar la jornada fue Mercedes Fernández, Directora del IUEM, que compartió su alegría por llevar 20 años al servicio de la misión y su agradecimiento por la misión misma, que es "el acompañamiento de los procesos migratorios, desde la universidad, con la perspectiva de la Iglesia y la Compañía". Nombró a los organismos e instituciones que colaboran con el centro y hacen posible su trabajo, e invitó a los presentes a continuar acompañando al instituto durante las celebraciones de este año, que culminarán el 28 de mayo.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.