91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

AfricaComercioJustoCon motivo del Día Mundial del Comercio Justo, que se celebra el 10 de mayo, y del Día Mundial de África, el 25 de mayo, Comillas Solidaria organizó la mesa redonda "Lo que África y el comercio justo tienen en común". Gonzalo Donaire, de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo; Néstor Nongo, Consejero Técnico de la Secretaría de Estado de Cultura; Alberto Abad, de Oxfam Intermón, y Mercedes Cascajero, de Afrikable, participaron en la sesión e intentaron responder a las preguntas del moderador, el profesor Carlos Ballesteros, con el objetivo de reflexionar sobre la realidad del comercio justo en el continente, profundizar en sus barreras y dificultades y explorar sus potencialidades. Todos coincidieron en señalar que es necesario desligar África del concepto de ayuda. 

"África nos es paraíso, pero tampoco el infierno", comenzó un provocador Néstor Nongo, que aseguró que en el continente hay tantos aspectos negativos como señales positivas. Uno de los problemas son los recursos ("¡malditos recursos!", exclamó), ya que, a su juicio, África comenzó a decaer cuando empezó a malvenderlos, y no solo los naturales. "La primera transacción mal hecha por un africano fue en el siglo XV, cuando se firmó el contrato de venta de los primeros esclavos". En la actualidad, dijo, muchos líderes tratan de perpetuarse en el poder malvendiendo para obtener beneficios económicos a corto plazo.

Gonzalo Donaire compartió algunos datos que ponen de manifiesto la importancia que tiene África para el comercio justo: el 60 por ciento de los trabajadores, 750.000, está allí y aproximadamente la mitad se dedica a la producción de café; hay al menos 400 organizaciones trabajando en el continente y el 90 por ciento de ellas son pequeños productores. Además, llamó la atención sobre una realidad incipiente, el comercio que hace África consigo misma. No obstante, señaló, que lo que realmente importa es el "otro comercio", y los acuerdos y tratados internacionales son fundamentales para su futuro.

Alberto Abad dio una imagen aún más concreta, la del papel de los productores africanos en su organización. El principal grupo que trabaja con Intermón es africano, y el 40 por ciento del total de sus compras se hace allí. Por su parte, Mercedes Cascajero habló del objetivo específico de su organización, que tiene como razón de ser el empoderamiento de la mujer. "Yo puedo hablar del corazón del comercio justo", afirmó, y explicó a grandes rasgos el trabajo de Afrikable en Lamu, una isla en la costa Norte de Kenia.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.