91 542 28 00 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

ico intranet 

La religiosa, antigua alumna de la universidad, fue asesinada en Haití

HomenajeIsaSola1El servicio de Pastoral de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE organizó un emotivo acto en memoria de Isabel Solá, antigua alumna de la Facultad de Teología, asesinada en Haití el pasado 2 de septiembre. En el homenaje, que estuvo dividido en dos partes, la primera de ellas más divulgativa y la segunda basada en una eucaristía, estuvieron implicados varios servicios de la universidad, entre los que se encontraban el Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones (IUEM), la Consultoría Social Empresarial o la oficina Comillas Solidaria.

Alberto Núñez, director de Pastoral, fue el encargado de abrir el acto recordando que la vida y obra de Isabel encarnan, de forma muy especial, algunas de las señas de identidad de Comillas. Mercedes Fernández, directora del IUEM, presentó a Mª Teresa Mayorga, religiosa de la Congregación Jesús-María y compañera de Isa, apodo por el que la conocían los más allegados. “Para ella, el Evangelio no era una teoría. Recuerdo que estudió Enfermería porque quería estar en contacto directo con los enfermos. Tenía claro que quería vivir junto a los que nadie quiere estar”, rememoró Mayorga. “En 2008 fue destinada a Haití. El terremoto que azotó la zona en 2010 lo cambió todo para ella. Cambió su percepción y su forma de entender la vida por completo. Haití se convirtió en su casa, en su lugar de encuentro con Dios”, señaló.

HomenajeIsaSola2Cambiar el mundo

Carlos Ballesteros, responsable del programa de Consultoría Social Empresarial, recordó que lo que hacía Isa era una forma de emprendimiento social. Ballesteros dio paso a Gema López, miembro del grupo Entreculturas, ONG jesuita para la cooperación y el desarrollo, que relató la historia de una niña haitiana que había perdido una pierna y a la que Isa ayudó con una prótesis. “Hoy es una adolescente alegre a la que le gusta jugar al fútbol, que sueña con ser doctora y con hacer feliz a la gente”, apuntó.

Carlos Prieto, director de Comillas Solidaria, reconoció que Isabel Solá encarna muchos de los valores de la formación comillense. “La universidad ha hecho una apuesta por la internacionalización y, como hizo Isa, quiere que os hagáis cargo del mundo en su conjunto. Una buena forma de hacerlo es a través de los programas de voluntariado”. Prieto dio paso al testimonio de algunos alumnos de la universidad que han participado en alguno de estos programas. Todos ellos coincidieron en que la historia de Isa es un ejemplo de sacrificio que demuestra que es posible transformar el mundo.

Isabel Solá llegó a Haití tras 18 años en Guinea Ecuatorial, donde se centró en labores educativas y de apoyo a las mujeres, poco después de haber terminado sus estudios de Teología en Comillas. Cuando llegó a Haití empezó también a montar escuelas, pero al cabo de dos años se produjo el terremoto que vivió en primera persona. En el momento de su muerte, trabajaba en la construcción de una escuela en una zona donde miles de familias se encuentran instaladas en condiciones precarias, un barrio en el que Isabel trabajaba a menudo como enfermera y en el que quería instalar, además, un centro de asistencia sanitaria. 



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.